Top 9 mejores fases de bonus...¿FASES DE QUÉ?

Si sois jugones de la vieja escuela, la expresión “Fase de Bonus” puede que os arranque una pequeña sonrisa de la cara. Si sois de la nueva hornada, eso de “fasedebonus” igual os suena más a personaje de Astérix y Obelix. Eso claro, si es que tenéis algo de tiempo para leer entre partida y partida del Call of Duty del mes. Recordemos un poco esa añorada época (por algunos), en la que ganarse una vida extra no se hacía eligiendo Extra-Easy desde el menú.


"Se puede decir más alto, pero no más claro"



Las fases de Bonus, ese “descanso del guerrero”, que los programadores nos regalaban cada cierto tiempo (muchas veces entre la fase dos y tres) para aumentar la puntuación y, si eran generosos, conseguir unas valiosísimas vidas extra. Quizá soy generoso con lo de “descanso”, ya que algunas eran más puñeteras y extenuantes que el juego en sí, pero eso ya lo veremos más adelante.
            A continuación os voy a desmenuzar un pequeño Top-9 con las Fases de Bonus que más me han marcado en mi historia “videojueguil”. Sí, sé que los Tops suelen ser con diez puestos, y que van a faltar muchas de vuestras fases favoritas…pero si no os gusta, y citando al gran Bender Doblador Rodríguez, os podéis hacer vuestro propio Top, con casinos…y furcias. Es más, paso del Top.


9.- Battletoads in Battlemaniacs
            ¿Recordáis  lo que dije antes de puñeteras? He aquí la razón. Un juego tan duro y exigente como el Battletoads de Super-Nintendo (1993) no iba a permitirnos descansar ni aquí. Empieza “suavesito”, como la canción de Luis Fonsi, pero aaamigo, la velocidad empieza a aumentar, y donde antes estaba lleno de bolos que te regalaban puntos, empiezan a aparecer enemigos y bolos de acero que hacían pupita. Y así, hasta el final, intentando SOBREVIVIR a la fase, en lugar de disfrutarla. Rare, cómo te queremos. Eso sí, la música es CO-JO-NU-DA. Recuerdo en su momento grabarla conectando la consola a un equipo stereo. Y por detras la música, se escuchaba como tropezaba con los bolos de acero. Una vez, y otra, y otra…

"Dios, cuándo se acabará este regalo…"



8.- Gálaga’88
       Hubo un tiempo en que uno demostraba su maestría en un Arcade, enfrentándose al matamarcianos de turno. Yo no era uno de ellos, pero el Gálaga’88 tenía, no sé, un toque especial que me empujaba a reventar esos marcianitos sólo por oír como lo hacían. El sonido era simple pero encantador. La Fase de Bonus también era una delicia. Unas formaciones de marcianitos revoloteaban entrando y saliendo de la pantalla tras la frase “That is galactic dancing”, y nuestra labor…no dejar ni uno, sin preocuparnos de que nos alcancen ya que no éramos atacados. Pero no está en el Top sólo por eso, sino porque Namco tuvo a bien ponerla como guiño en la pantalla de carga del Ridge Racer Revolution para Playstation (la 4 no nenes, la original. Una gris y pequeña, con mandos con cable). Y siendo éste mi primer juego de la Play, creo que la rejugué cientos de veces. Por cierto, si lo recuperáis (algo que os recomiendo) si pulsáis y mantenéis L1+R1+Triángulo+Select+Abajo, un rayo destructor os hará el trabajo sucio, y tendréis todos los coches en formato buggie. De nada majos.

"A ver, yo pretendía echar unas carreras, ¿y esto ahora?"


7.- Monty Pyhton’s Flying Circus

            “Y ahora, algo totalmente diferente”
Si conocéis la obra de los geniales humoristas británicos, no deberíais perderos el recuperar el juego que realizó Core para los ordenadores de 8 y 16 bits allá por 1990. Una locura absoluta, como no podía ser menos, en la que os convertís en pescados con cabeza humana o saltáis entre huesos y muelas esquivando caries y señores con bombín. La Fase de Bonus no iba a desentonar con el espíritu de la serie. Bueno, honestamente no es una Fase de Bonus como tal, eran pantallas secretas, en las que el protagonista se convertía en una cabeza metida en una bota rebotante, que conseguía puntos extra botando sobre huevos fritos, quesos y latas de mortadela. Si eso no os basta para incluirla en el Top, os remito a la intro donde cito a Bender. ¿Está todo claro? Ya me parecía. Ah por cierto, el marcador iba hacia atrás, aquí ganaba el que menos puntos tuviera. Geniales.

"Que sí papá, que usaré el ordenador para estudiar, lo juro"

  

6.- Robocop
       Imagino que hasta el más jovenzuelo que lea esto habrá visto la OBRA MAESTRA que Paul Verhoeven realizó en 1987 para que todos los que íbamos al cole por aquella época flipáramos en colores. El juego de Arcade fue una auténtica maravilla de la época realizada por Data East. Ver las 3 directivas en la secuencia de inicio y oír al ED-209 amenazándote al final de la primera fase…sublime. La Fase de Bonus, se situaba entre las fases segunda y tercera (oh sorpresa), y recreaba el momento en que Murphy (su mamá le llamaba Murphy, y yo le llamo Murphy) deja alucinado al personal en la galería de tiro de la policía. Y era dura. O al menos así la recuerdo, porque conseguir el 100% de acierto apuntando con la palanquita del mueble arcade…buff. ¿Os Imagináis el Operation Wolf sin la uzi, y moviendo la mira por la pantalla a pulso?. Pues eso. Ah, hay un relato en Orgullogamers sobre Operation Wolf que está chulo. Yo que vosotros, le echaba un vistazo.


"Pues el Robocop no fallaba una. Hoy lo consigo por mis…"
  


5.- Warriors of Fate
       Beat’n’up. No sabíamos lo que significaba, pero en los 90 la probabilidad de que jugáramos a una máquina de este tipo era digamos…TODA. Desde el primigenio Double Dragon hasta el adorado Final Fight, el avanzar por el barrio eliminando a todo incauto que se interpusiera en nuestro camino, hacía que nuestras rebosantes hormonas brincaran de felicidad. Música cañera, ruido y hostias a mansalva (¿se puede decir hostias?, demasiado tarde…). Y antes de que os empecéis a preguntar por la fase del coche del Final Fight, o por el muro de piedra de Street Fighter, os digo que NO, que no las voy a incluir aquí por saturación. Terminé harto de esas fases donde el gran mérito era aporrear los botones cual Track´n´field. En su lugar, incluyo la del menos conocido (pero históricamente más rico) Warriors o Fate de 1992 y también de Capcom, para que no os quejéis. Su objetivo era comernos un plato lleno de viandas a toda mecha cual Chicho Terremoto. Para ello había que aporrear botones sí, pero también mover la palanca, lo cuál daba la apariencia de que estábamos teniendo un ataque epiléptico frente a la máquina. Algo digno de verse.


"Que empiecen los auténticos juegos del hambre"



4.- Samurai Shodown
            Decíamos antes que en los 90 se estilaba mucho lo del “yo contra el barrio”. Pues bien, gracias a la revolución del Street Fighter II, la otra apuesta ganadora de los salones fueron los juegos de lucha 1 vs 1. Y vale, era divertido lo de pelearte contra el flipado de turno, pero cuando el rival era la máquina, también teníamos nuestros premios en forma de Fase de…bueno ya sabéis.
Como ya comenté, no voy a hablar del dichoso coche aparcado en el puerto para que vengan unos vándalos a aporrearlo. Ni de los bidones ardientes (¿qué coño hacían esos bidones apilados ahí soltando fuego?). He estado tentado de elegir el “Test your Might” del Mortal Kombat, más que nada porque soy FAN ABSOLUTO de Contacto Sangriento, homenaje evidente del juego a una de las mejores películas del belga que mejor se abría de piernas (ehm…). Pero me he decantado de nuevo por un juego más ambientado en el Japón medieval, el espectacular Samurai Shodown de SNK. Producido en el 93, nuestro objetivo era destruir de un tajo los maniquíes de paja que surgían por doquier, con lo cuál no se trataba sólo de aporrear cual mono en celo, sino de tener reflejos para acertar por donde salía nuestro enemigo pajero (no sé si es el adjetivo adecuado, pero si hay un coche que se llama así, no creo que haya problema).
Fase satisfactoria, y si los alcanzabas todos te sentías un jodido maestro del acero.


"Mi nombre es Íñigo Montoya, tu mataste a mi…Vaya, quizá no"




3.- Super Mario World
       El considerado para muchos (yo incluido) mejor juego de plataformas de la historia, estaba lleno de secretos, pantallas ocultas, atajos y más genialidades “made in Nintendo” y las FB (es que ya repetirlo cansa) no podían faltar. Había de varios tipos, dependiendo de que consiguieras ciertos requisitos o encontraras ciertas habitaciones. En este caso voy a recordar la más típica, cuando sobrepasabas las 100 estrellas por tocar el listón lo más alto posible al final de cada fase. Entonces, con una fanfarria inconfundible, aparecíamos en un cuarto en el que teníamos que alinear unos cuadros que iban rotando, con la imagen del centro. Sencillo, agradable, y con un premio que podía llegar a ser de varias vidas. Lo que viene a ser un final boss de un juego de hoy en día.


"Daba MUCHA rabia fallar el último cuadrito. Y fallabas…"



2.- Sonic the Edgehog
       Jamás lo reconocí en público, pero si hubo un juego que envidié a los que tenían Megadrive, era este. Mi Super-Nintendo era más nueva, tenía los mejores RPG, los mejores plataformas, las conversiones arcade más parecidas (el que tenga los coj… de decirme que el SF2 de Megadrive era mejor que el de Snes, la lleva clara conmigo), pero ese puñetero erizo…
            Era la música, era la velocidad, era todo el conjunto, que encajaba cual pieza de lego recién sacada de la caja. Y esas Fases de Bonus para conseguir las esmeraldas…BUAAAH. Gallina de piel, que diría Toshack (un entrenador de fútbol, para los más imberbes). Esa música hipnotizante, el fondo que cambiaba de peces a pájaros y hacía que perdiera de vista lo que estaba haciendo, el vértigo, el…bueno vale. Que uno tiene todavía restos de las guerras pasadas de Sega vs Nintendo en el corazoncito. Que no estaba mal del todo y pasamos al siguiente.


"Y gira, y gira, y gira, y…elegí mal día para hincharme a pizza"



1.- Shinobi
       Fiebre Ninja. Dícese de una enfermedad que azotó el mundo y concretamente nuestra querida Ejpaña a finales de los 80, y que tenía como síntomas que todo lo que tuviese la palabra NINJA en el título, era éxito seguro. Vale, Shinobi (1988) no era el caso, pero para nosotros era “la máquina del Ninja”, así que tanto monta… Imagino que TODOS habréis echado al menos una partida a este clásico absoluto de Sega, si no en la máquina original, al menos en alguna de las decenas de ports (muy buenas la mayoría) que se llevaron a cabo. Pero si la visteis en el salón recreativo, dudo que resistierais la tentación. Sobre todo si veías a alguien jugar LA FASE DE BONUS, así con mayúsculas. Entre la fase segunda y tercera (¿lo dudaba alguien?) y con un sonoro “Welcome to Bonus Stage” que hacía que todo el que pasara cerca girase la cabeza, empezaba esta maravilla que aún hoy sigue siendo de lo más satisfactorio de jugar en un port Arcade. Tus manos cargadas de estrellas ninja como las que veías en las pelis de la Canon, y decenas de ninjas de colores empezaban a recorrer la pantalla, pidiendo a gritos que los alcanzaras con precisión. Que no nos engañemos, de precisión nada, empezabais a disparar como descosidos (como yo) mientras barríais la pantalla disfrutando como enanos y oyendo el mejor sonido jamás creado en máquina alguna para un arma: SNIKT, SNIKT, SNIKT. Muérete de envidia Lobezno. Quizá los eliminases a todos, quizá te alcanzara el último ninja (típico), pero siempre te quedaba la misma sensación: Jo, tengo que jugar a esto de nuevo COMO SEA.



"¿Te la paso? ¿te la paso? Niño ¡¡ PIÉRDETE YA JODER !!"




00.- Vosotros mismos
         Pues esta ha sido mi lista. Sé, como ya os anticipé, que quedan fuera maravillas como las FB de Donkey Kong Country, la de Sonic CD, alguna que otra de Mario… Pero dedicado a los que deseaban ver el coche de Street Fighter/Final Fight, acompañado del murito de piedra, o los globos de Los Simpsons; ahí os dejo la foto del que podía haber sido campeón del mundo de cualquiera de estas fases, sabiendo que el gran mérito era aporrear sin tino.
Y ya si usas el truco del mechero pues…


"Y el que lo quiera entender, que lo entienda…"




-Carlos Falcón - Orgullogamer-

Subcriaturas, Gozer el Gozeriano, Gozer el Destructor,
Volgus Zildrohar. El viajante ha venido. Elegid, y pereced…
Share on Google Plus

About Redacción Orgullogamer

    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Yep, aquí PacoBlog64, muy buen artículo. Ya te dije por tuister que me molan las de Sunset Riders y Psycho Pigs UXB. Y añado Nebulus y sus camarones :-)

    ResponderEliminar

Entrada destacada

Sueños de un fan de Sonic: Aquel “15 de Agosto de 1997”.