The Red Strings Club. Una historia que todo el mundo debería de conocer.

Un club donde todos nuestros sentimientos más profundos salen a la luz 


Muy buenas personillas de orgulloland.
https://1.bp.blogspot.com/-njGlw4XU4Ws/XgCKDofAKUI/AAAAAAAAMRQ/1X7m9pwIhgYh__QRJsuGEVivr-YfOmOEACPcBGAYYCw/s1600/Jazzvier.jpg
Hoy vuelvo aquí para hablar de una de las grandes obras españoles del panorama independiente. Un juego que consiguió cautivar a miles de jugadores de todo el mundo grácias a una gran historia cyberpunk contada de la mejor manera posible. Espero que disfrutéis del texto y, si teneis la oportunidad y aún no lo habéis hecho, que juguéis a The Red Strings Club.



He pensado mucho después de jugar a esta maravilla del panorama indie español. Está claro que la sociedad que refleja tiene mucho que ver con la nuestra de hoy en día aunque en el juego esté unos años por delante, en un futuro lejano donde los implantes cibernéticos estarán en la vida cotidiana de todas las personas que se los puedan permitir, donde los coches que flotan colmarán los cielos de las abarrotadas ciudades y los robots especializados tendrán trabajos con los que facilitarán las vidas de los seres humanos.

The Red Strings Club es una gran obra narrativa que te hace pensar con cada una de las frases que tiene escrita en su código. Te hará plantearte muchas preguntas pero lo que es mejor, te hará responderlas para descubrir como encajas tu en todo su fascinante mundo lleno de neones y códigos binarios. No estamos ante un juego con grandes mecánicas jugables ya que el 70% de las horas que estaremos jugando (unas 10 me ha durado a mi) las pasaremos conversando con los distintos personajes que aparecen en esta historia futurista y cyberpunk llena de conspiraciones.


{Donovan, el gran desconocido y el más conocido de todos}





The Red Strings Club tiene una fusión de mecánicas que le da al juego su "todo", toda esa esencia pura que nace de Deconstructeam. Como bien dijo Jordi de Paco en una entrevista y en alguna charla muy interesante que podréis ver por internet, The Red Strings club es la búsqueda de una gran idea formada por otras muchas que aparentemente no tenían ninguna conexión. Este juego es el resultado de mezclar las mecánicas de un juego de alfarería, otro de crear cócteles y otro de hacer llamadas por teléfono. Visto así suena incluso a algo menor, algo que no puede llegar a tanto con tan poco pero es que aquí es donde llega la magia de Deconstructeam. Con tan solo 3 personas en sus filas (han sido más pero el núcleo son estos tres artistas) han conseguido crear una aventura narrativa unificando tres mecánicas jugables que adquieren una entidad brutal dentro de la vida en The Red Strings Club.

El Red Strings Club, ese lugar donde toda información tiene un precio.


No quisiera desvelar mucho de su trama porque se que sorprenderá a todos aunque se vaya a las ya manidas luchas contra mega-corporaciones, pero lo hace a su manera. El Red Strings es un lugar de evasión, un lugar tranquilo donde ir a tomar una copa después de un duro día de trabajo donde, como por arte de mágica, sus mezclas líquidas hacen que afloren nuestros sentimientos más profundos y aquí es donde entran Donovan y su “arte”. ¿Cómo es posible que un broker de la información pueda saber tanto sin moverse absolutamente nada?. Pues gracias al Red Strings Club, ni más ni menos. Lo interesante de Donovan es lo muy poco que se conoce de su vida y su personaje pero también es algo que al final se acaba echando de menos porque es una lástima que no se profundice más en los personajes. 

La alfarería es otro de esos puntos claves dentro de la historia que se nos cuenta en The Red Strings Clubs y es tan importante por el hecho de influir en las personas de manera directa y visceral. Los implantes que comentábamos anteriormente aquí es donde llegan a modo de “accesorios vitales” con los que cambiar las “características humanas implícitas en su pensamiento”. ¿Como podemos ayudar a un ejecutivo con aires de grandeza y un ego absoluto?. Y aquí hay varias respuestas con forma de implantes donde, por cada una que pruebes, te dejará un rato pensando en lo que acabas de hacer. Quizás lo mejor que le podía pasar a esta persona es que pensase más en la sociedad como tal y no tanto en los beneficios propios o de su empresa, convirtiéndolo en alguien altruista y cambiando su forma de ver el mundo. Es fascinante como podría cambiar todo gracias a estos implantes tanto para bien como para mal.

El pixel-art es toda una delicia


Es ahí cuando se desata una lucha de una gran mega-corporación con el resto de la humanidad donde todos se ven ya atrapados en una tela de araña que no les dejará escapar. Pero como dije antes, no quiero hablar de su trama porque sería reventar su mensaje a todos los lectores. Quería también mencionar su apartado artístico ya que The Red Strings Club no solo destaca por una historia bien narrada, por unos personajes con carisma y por una trama apasionante sino que también destaca por un pixel-art lleno de detalles y color, un pixel-art perfecto y único que hace de The Red Strings Club algo realmente único en lo visual. Y claro, no podemos dejar de lado la excelente banda sonora original de la que soy fan absoluto. Una banda sonora que crea el ambiente perfecto a cada minuto que pasa haciéndote sentir siempre dentro de ese mundo cyberpunk lleno de neónes y cócteles. Auténticas obras de arte que consiguen sumar mucho al conjunto y crear una ambientación prácticamente perfecta. 

En definitiva The Red Strings Club es una gran historia contada de la mejor de las maneras, usando tres mecánicas sencillas pero bien elaboradas para darle forma a toda esa narrativa pura y maravillosa que envuelve la aventura. Personajes memorables y un gran trasfondo que te dejará con ganas de conocer más porque sin duda alguna lo único que llego a echar de menos es conocer más el lore del propio Red Strings Club. Da para precuelas y secuelas. Espero que Deconstructeam algún día vuelvan a retomar este maravilloso mundo cyberpunk pixel-art.


    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. Yo por lo visto en vídeos y con tu reflexión opino exactamente lo mismo , se podria decir que menos es mas y en este videojuego lo consiguen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que lo consiguen. Es una gran experiencia narrativa que, cuando la terminas, realmente te das cuenta de que podrías haber pasado 100 años en ella perfectamente. Gracias por tu comentario!

      Eliminar

Entrada destacada

Kharon´s Crypt -A poseer cuerpos

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos

La Taberna del Grog