Neo cab Análisis



"Este trayecto corre a cuenta de la casa" 

Resultado de imagen de Neocab

Este 2019 ha estado plagado de bombazos para los amantes del mundo del videojuego; desde historias trágicas de vaqueros hasta historias trágicas de camareras en un bar de mala muerte en una ciudad futurista y también historias de repartidores de glov... ¡de TAXISTAS! O bueno, lo máximo de taxista que se puede ser en una ciudad futurista que está cada vez más lejos de abandonar sus últimos resquicios de humanidad y en la que tu mera existencia carnal como conductora ya es fruto de debate y a veces deshonra y, personalmente y por triste que suene decirlo así a la ligera, no podría estar más satisfecho por ello. Esta más que interesante Opera Prima del estudio Chance Agency llamada "Neo Cab" ha sido estrenada este mismo 3 de octubre en las plataformas de Nintendo Switch, PC y Mac y sinceramente, apunta a maneras desde los primeros compases del juego de la experiencia pero... ¿Habrá estado a la altura?

En Marzo de este año se anunciaba Neo Cab y sería una experiencia narrativa y calmada en la que nos pondríamos en los zapatos de una taxista de un futuro cercano (aunque incierto) llamada Lina quién, recién llegada a la ciudad por cuentas pendientes con una vieja "amiga" suya, deberá buscarse la vida como taxista al tiempo que trata de resolver un suceso que le ha ocurrido a su propia amiga y del que cualquier persona de la ciudad podría saber algo o... ¡Podrían ser los propios culpables! El asunto es que ya casi no quedan taxistas humanos y lo exótico de tu existencia atraerá a clientes cada cual más extraños que podrán ayudarte en tu misión (o todo lo contrario).

Neo cab está completamente volcado en el ámbito narrativo al decir que todo el juego se desarrolla mediante diálogos de Lina con sus pasajeros y en el que debemos tomar decisiones conversacionales que pueden alterar (o no) el devenir de la propia historia y su final aunque con una pequeña vuelta de tuerca: Una pulsera que ilustra nuestro estado de ánimo. Ya que Lina es un personaje con una personalidad sentimental muy fuerte (cosa que no tardan en destacar al principio de la historia) su estado de ánimo cambiará constantemente en funcioón de las palabras dichas y escuchadas en el taxi y a raíz de eso pueden salir a colador ciertos secretos, resentimientos, miedos... ¡Toda una amalgama de situaciones inesperadas y estrambóticas pueden sucederse durante la partida!

Habla chucho que no te escucho...
El videojuego se desarrolla durante casi una semana entera en la que se van mezclando una sucesión de momentos lineales (esenciales para la trama) junto a los momentos opcionales a elección del jugador que consiste en los pasajeros que recogeremos y que a grandes rasgos no afectan a la trama que cubre todo el juego sino que se consolidan pequeñas historias de cada pasajero que vamos conociendo a medida que se suben al taxi y funciona bastante bien La trama arranca de manera inmejorable, con una llegada nostálgica a la ciudad del futuro y en la que iremos dictando el propio pasado de la protagonista (y su futuro) a través de los diálogos. Así que no esperéis vertiginosos cambios de cámara o variedad jugable ya que ni siquiera conducimos el cab en el que estaremos durante la aventura sino que el el foco son sus personajes, lo que nos bien claro la propia cámara del propio juego en todo momento.

En Neo Cab hay dos mecánicas de juego principales y no hay ninguna variación añadida hasta el momento, la primera (y la que compone el grueso del juego, principalmente porque es lo que haremos un 80-85% del tiempo) es leer y elegir entre dos o más frases que cambiarán la conversación teniendo en cuenta que el pasajero nos debe puntuar al final del trayecto y que sin la puntuación suficiente podríamos dejar de conducir (Game Over) para siempre AUNQUE hay que decir que muchas veces uno o más de los diálogos opcionales estarán bloqueados a causa del estado de ánimo de la conductora (cosa en la que entraré a detallar más adelante) y ya sea cosa forzada de la narrativa o por una serie de decisiones, ensucian notablemente la sensación final que da el juego.

 La otra mitad de la experiencia jugable es elegir a los pasajeros per se y cuidar de que no se nos agote la gasolina ni el dinero para recargarla, eligiendo bien los trayectos a recorrer (que obviamente se llevarán parte de la energía de nuestro coche) lo que funciona sin problemas y ciertamente da una sensación de moderada libertad a la hora de escoger el siguiente segmento de la historia porque puede que tengas ganas de ver a una niña de bien aunque bastante anarquista embutida en un traje de robot, o quizá prefieras saber qué misterios entraña un simpático monje sectario que solo busca sentir "algo que le lleve a sobrellevar su existencia"... En ese sentido el juego funciona muy bien, sin penalizaciones ni presiones, y depende de si estamos muy enfocados en estas historias o si conseguimos avanzar en la investigación (que es en teoría sobre la que gira el juego) pues tendremos acceso a un final u a otro de los tres que hay disponible en el juego.

Desde este menú podremos observar nuestro dinero, notas realizadas por Lina
o planear el siguiente trayecto.
En cuanto al guión, si bien tiene segmentos que son realmente brillantes y escritos de una manera que resulta admirable el cómo reflejan problemas cotidianos o como rompen la cuarta pared con la misma (amén de una señora de la que no diré mucho que se lleva varios de los mejores diálogos de calle) la trama desgraciadamente toma el foco hacia la lucha contra una corporación malvada y acaba dejando lo aprendido de los pasajeros en un segundo plano, lo que da bastante lástima en realidad y es lo que consigue que el juego no alcance la excelencia en este sentido. Para el colmo, es altamente probable de que no nos enteremos como se ve el pastel completo hasta que le demos una o dos vueltas más y esa falta de fuerza de conclusión en un recorrido inevitablemente le pasa factura.

Antes mencionaba que el propio estado de ánimo podía ser un impedimento a la hora de realizar acciones porque nuestra protagonista no quiere o no puede hacerlas internamente y por un lado aplaudo que se nos deje claro que la protagonista Lina es un personaje propio, con su propia vida y manera de encajar las cosas pero que quizá no casen con la del propio jugador y esto sea una manera de recordarnos que no somos más que espectadores en la función pero... ¿Entonces por qué dar tantas elecciones falsas? ¿Por qué no dejas que el proceso de elección lo haga ella? ¿Tan mal quedaría? A priori parece el típico intento de aparentar tener muchas ramificaciones pero siendo realmente lineal y ojo, la linealidad no es mala en absoluto pero hay mejores maneras de presentarla. Sin embargo estas falsas decisiones son un constante que llega hasta a agobiar debido a que nos saca de nuestro papel constantemente llegando a ser todo muy contradictorio ya que si somos suficiente Lina para escoger los pasajeros y la gasolina ¿Por qué no somos también suficiente Lina para saber afrontar ciertos diálogos o segmentos de la trama? Un servidor apuesta por la limitación económica pero sigue abierto a debate y opinión.
Vais a acabar odiando esto, casi con total seguridad.
La duración de Neo Cab es bastante corta si solo se va a por una ruta (unas 2-4 horas de duración aproximadamente en un solo recorrido y dependiendo de la velocidad de lectura o ritmo de disfrute del juego en general) aunque se puede duplicar o triplicar si se va a por todos los finales o se quieren experimentar todas las conversaciones. No es una duración que ilusiones pero realmente son horas que se sienten como aprovechadas luego de haber acabado el juego y, además, sabiendo que el precio de salida del juego es realmente asequible: 12 euros por el juego completo aunque un poco más elevado en la consola de Nintendo Switch 

En el apartado sonoro no escucharemos mucho más que las pistas de música que hay disponibles durante el juego que realmente no son muy variadas ni abundantes pero generan una sensación agradable para continuar jugando y que consiguen que algunos momentos del juego se guarden en la retina del jugador de manera entrañable aunque se puede hacer algo pesado haberlas escuchado tanto durante toda la partida que pronto generan sensación de monotonía. Pese a que el juego no cuenta con doblaje de ningún tipo (ni siquiera los típicos gruñidos típicos de videojuegos cuya diálogo es basado en texto) hay que destacar que su traducción al español está completa y que se ha realizado un más que loable trabajo con los textos e incluso en su versión coloquial o de jerga electrónica como cuando los personajes hablan por mensajería de móvil que muestran auténtico mimo y trabajo en su localización.


Este servidor ha pasado ratos muy agradables con la propuesta que Neo Cab pone sobre la mesa aunque siempre con la sensación de que pudo haber sido mucho más si realmente hubiese tenido mayor ambición. La experiencia se hubiese sentido realmente impactante de haber propuesto mayores baches durante el camino, giros de guión más arriesgados u objetivos con sus correspondientes desafíos a superar sin salirse de su esquema reflexivo y contemplativo aunque honestamente tampoco hay mucho de eso durante el juego. No hay riesgo de que pasen mayores cosas que perder la puntuación de los clientes o quedarte sin dinero, y narrativamente sigue teniendo sus luces y sombras bien contrastadas pero todo acaba sintiéndose como que nada de lo experimentado ha sido como para tirar cohetes. Al final, más que como conductor del Neo Cab, te acabas sintiendo como un pasajero más que disfruta su trayecto por una oscura ciudad del futuro, pero llegado el momento de bajarse del taxi le pagas al chófer y te alejas con la misma, sin mirar atrás ni un solo instante.

Resultado de imagen de Neo cab

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos

La Taberna del Grog