Pilgrims

No somos dueños de nuestro destino, los naipes son los dueños. 

Pilgrims, cuando las cartas mandan

¡Muy buenas Orgullogamers! Hoy os traigo un jueguico especial de esos de "una partideta rápida y a otra cosa" 

Y así se resume perfectamente Pilgrims, un juego de cartas y aventuras pero con mil posibilidades en cada partida. 

Una caja de naipes y un mapa son todos los ingredientes de este videojuego. Con esos dos ingredientes deberemos hacer "las historias" o cuentos que nos apetezcan hasta llegar al final.

Amanita Design nos brinda una historia muy simple (hacer amigos en nuestro camino por el mapa) para que nosotros la hagamos muy grande y a nuestro gusto.(Matar a un pollo-dragón y llegar a ser el Rey, por ejemplo.) Cientos de objetos que combinar y personajes con los que interactuar. 

La historia comienza en una noche en un bar, entre cervezas, apuestas demasiado elevadas y una baraja de cartas. Nuestros protagonistas, se van quedando sin dinero y las apuestan pasan a ser a cosas más queridas, como el alma, su casa, la cena...


A la mañana siguiente uno de esos jugadores de la timba, se despierta con resaca en medio del bosque con un mapa y un par de cartas: la suya propia como personaje y la de una moneda. 




Una vez en el mapa, las posibilidades son infinitas, tanto en exploración como en la utilización de las cartas-objetos. Cada personaje los utilizará de una manera distinta, cambiando así el transcurso de nuestra historia, que aunque tenga muchos finales, todos son buenos. 

El juego nos invita desde el primer momento a la exploración y a la experimentación, ver qué hace cada carta y qué pasa si se combinan varias o si la utiliza el demonio, en vez de la viejecita...
¿Puedo meter en ese cráter una seta? ¿qué pasa si le doy un escobazo al cura? ¿los osos beben Whisky? Cientos de  hipótesis, que podremos resolver en cada partida, ya que si alguna de esas hipótesis o dudas se nos quedan en el aire, en la próxima partida, podremos probarlo por si da resultado.

No habrá soluciones incorrectas, o que den resultado malo. O la solución nos dará paso a continuar 
nuestra historia, o simplemente veremos a nuestro personaje hacer el tontico un rato con esa carta-objeto. Cada personaje tiene un objetivo, pero para llegar a él tenemos varios caminos.



La finalidad del juego es completar la baraja de Naipes, y para ello deberemos probar muchas cosas en todo el escenario/mapa y jugar varias veces. 

La banda sonora cambia en cada carta y parte del mapa y es de lo más pegadiza. (Yo misma me he visto tarareándola mientras trabajaba)  

Lo recomiendo especialmente para jugar con niños, crear cuentos diferentes y narrar las historias que salgan con ellos, como plan de tarde, es de 10. Y sobre todo para jugar en esos días de no tener mucho tiempo y buscar una partidilla rápida. 

@IstharVegaLuna ¿Echamos un tute o un cinquillo? 



    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Amor "indie" a primera vista - AER: Memories Of Old

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos

La Taberna del Grog