ION FURY (Análisis)

"Voidpoint y 3D Realms nos hacen viajar a los años dorados de los FPS con su nueva IP"


" El estudio que vió nacer a Duke Nukem (y por tácticas marraneras por parte de Gearbox, lo perdió) nos intentó vender su nueva IP, que fue Bombshell y no cuajó,debido a que era un juego tosco, aburrido y muy olvidable. Pero no se rindieron, y confiaron, y dieron con el genero correcto para vendernosla"


Ion Fury , es una precuela de Bombshell, nos cuenta el origen de la protagonista del primer juego Shelly "Bombshell" Harrison, una agente  del GDF (Global Defense Force) que debe lidiar con un ataque masivo terrorista de ciborgs dirigido por el científico demente de Jadus Heskel,que solamente podemos detenerle al estilo de los 80/90...a tiros y hostias.



Entrando ya en el juego en si, podemos decir que Ion Fury, es una carta de amor a aquella época en que los shooters no tenían dlcs, ni salud regenerativa, ni mapas pasilleros o una campaña corta, sino un old school en toda regla que se echan en falta en los tiempos que corren.



Ademas este juego usa fantasticamente el build engine, el motor del mismo Duke Nukem,, Shadow Warrior o Blood, entre otros, añadiendo algunas pequeñas mejoras  como una nueva iluminación. Que sigue sorprendiendo lo fantástico y divertido que sigue siendo, como ya sabéis una de las características de este motor, era la interactividad del entorno, que este juego por supuesto tiene.

La jugabilidad, es la de cualquier FPS noventero,es decir, un camapaña separada por episodios, donde hay aproximadamente unos 20-30 niveles en total. Que son mapas bien diseñados, grandes laberínticos y que deberemos encontrar llaves o resolver puzzles para salir de ellos mientras nos dedicamos a reducir la población enemiga a 0, con nuestro arsenal y disfrutamos de los chascarrillos y los easter eggs que los desarrolladores han creado para nuestro disfrute.



A estas alturas estaréis pensando que si este juego puede pecar de ser una versión de economato o de los chinos de Duke Nukem 3d o Shadow Warrior. Si, el personaje puede lanzar chascarrillos muy del rollo de Duke , que suelta frases de tío duro, pero la duda es...¿ Eso es malo?. En absoluto, la jugabilidad es exquisita, el arsenal es satisfactorio y a la par que destructivo , que incluso tenemos disparos secundarios devastadores como por ejemplo munición explosiva o disparos a la cabeza marcados por ejemplo. Y por supuesto unas boss fights donde tendremos que dar el 100% para acabar con ellos.



Recalcar también su dificultad, ajustada y con una curva de aprendizaje justa, todo por obra y gracia del buen hacer de los chicos de Voidpoint. Y lo mejor de todo, es que podéis conseguir este juegazo por menos de 20 euros en vuestra tienda virtual de confianza y podreis tener en vuestras manos, la secuela espiritual de Duke Nukem 3d que nunca tuvisteis ( si obviamos el decepcionante Duke Nukem Forever).



    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Pilgrims

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos

La Taberna del Grog