Nombres olvidados, juegos perdidos.

El nombre es el principio de identidad, lo mismo pasa con los títulos en las películas o en los videojuegos. Cuando no recordamos su nombre, todo queda difuminado en el limbo del recuerdo. 

 "Los nombres perdidos"


¿De qué va a ir esto? ¿De videojuegos raros, de joyas ocultas, de juegos "tapados", de rarezas? no creo que lleguen a tanto, no valgo para esos menesteres o niveles de conocimiento y búsqueda, es más sencillo que todo eso, déjadme un segundo para presentaros y deciros de que va a ir este artículo. Voy a traeros un buen puñado de juegos viejunos que poseen una característica común que sirve como guía, un elemento que los une: Son mis "nombres perdidos". Y recuperados, claro está, Y que en su mayoría rondaban en los bares de mi pueblo o en recreativos de mala muerte que aparecían por esos barrios de Madrid más parecidos a los barrios o Double Dragon, por la fauna que los habitaba, que a un jardín de las delicias. 

Porque estoy seguro que alguna vez te ha pasado a ti también y te sientas identificado. Aquellos videojuegos de los que sólo recuerdas imágenes que se dibujan en tu cabeza así como aquellas tardes que pasaste gastando monedas de cinco pavos con él a escombros... pero no recuerdas su nombre. 

Pantallas, mecánicas, personajes vuelan en tu recuerdo, en un limbo, perdidos sin un nombre, sabes que es la clave, es la llave para recuperarlo, con un nombre puedes buscarlo, volverlo a jugar y hacerlo tuyo de una vez por todas y para siempre (benditos emuladores). Pero te falta el maldito nombre. 

¿Y por qué nos pasaba esto? ¿Por qué tenemos tantos juegos en el limbo de "los sin nombre"? 

Cada nueva máquina que traían al bar, la devorábamos. Nos daba igual el género, matamarcianos, carreras o aventuras, ¿era un nuevo videojuego, no? Pues eso era más que suficiente para que nos interesara y le diéramos al vicio hasta completar el título, a ser posible, cada vez con menos intentos hasta llegar al ansiado final con 25 pavos. El amor y la pasión por los videojuegos en estado puro, en su esencia, el juego por el juego, la curiosidad de poder jugar a aquello tan electrónicamente moderno. Estábamos más pendientes de la mecánica del juego, de lo que había que hacer para pasar pantalla, que de los créditos del arcade. ¿Nombre, compañía o programador? nos la soplaba bastante.

Hoy no, claro. A día de hoy todos somos muy sabios en esto de los videojuegos. Somos enciclopedias andantes. Sabemos de la vida y milagros de creativos y empresas. Se ha creado una capa ilusoria dentro del círculo más exigente del comité de sabios, en los que se le da mucho valor a este conocimiento, más si cabe que la propia experiencia con los videojuegos. No han tocado un Spectrum en su vida, pero saben de memoria lo que desayuna kojima...la imagen que proyecta en este círculo privilegiado es la de ser un máquina de los videojuegos.

Antes nos la soplaba mas el tema wiki. Y ojo que me encanta, no hay que polarizar esto que digo, me encanta adquirir conocimientos sobre la afición que más me gusta. Y si puedo contaros esos conocimientos, pues también es de mi gusto, a las pruebas me remito con mis artículos en esta casa.

Jugábamos a los arcades que nos "tocaba", aquí no había posibilidad de elegir, era el que ponía el dueño de la máquina y bar. Estos son los que me toco a mi. De alguna forma esto explica un poco la vagancia de memorizar nombres. Jugabas, te los pasabas y al cabo de unos meses cambiaban la máquina y no la volvías a ver. Podían pasar meses antes de producirse ese cambio, cada nuevo estreno lo esperábamos con ansia viva y devorábamos cualquier propuesta. Te los pasabas y a otra cosa mariposa. Quien nos iba a decir por aquel entonces que esa recreativa algún día ibas a rescatarla para llevarla en tu pc o en tu móvil. Era impensable. Juego pasado, pues pasado quedaba. De saber como iba a ser el futuro hubiera llevado una lista en perfecto orden de revista.

Volviendo al tema, antes memorizábamos el juego, pero pasábamos por alto ese "pequeño" detalle de recordar el nombre. Los títulos que manejábamos en mi corro de jugadores eran del tipo:

-El mono que escupe (Toki)
-El de los dragoncitos (Bubble bobble)
-El del enano, el conan y la piva (Golden Axe)
-El del ferrari (Out Run)
-El de las moscas (Space Invaders)
-El Karateca (Kung fu Master)

Etc etc etc...

Podría seguir así todo el día. El 90% de los videojuegos que consumía, tanto en arcade como en casa, tenían estas curiosas denominaciones. Y voy a continuar comentando sus nombres "no oficiales" a la hora de abordar la lista de juegos encontrados. Algunos de los nombres eran del todo rocambolescos, no se como a día de hoy he podido dar con su nombre original.

Sin más, voy a empezar a traer los míos. Mis juegos perdidos. Alguno de ellos he tardado años en encontrar su nombre, pero creo que tengo todos aquellos que una vez jugué, olvidé y encontré, por fin.

Estos son los míos. Los recupero para mi y para ti también, nunca se sabe. A lo mejor coincidimos en aquellos tiempos y con aquellos juegos y este artículo te refresque la memoria y puedas recuperar aquellos títulos junto con un trocito de tu pasado. Y si no coincidimos, se me ocurre una cosa, si tienes algún juego que eches de menos, pero que no tienes manera de recordar cómo se titulaba, deja en los comentarios la "descripción lo más detallada posible" del juego y quizás entre todos podamos encontrarlo. Quiero que esta entrada sea dinámica. Es posible que adopte el formato de "tira" de otros artículos mios anteriores y vaya actualizando con nuevos títulos. Los tuyos y los míos. ¿Te parece?

Y aquí van:

Nota de yo mismo: No voy a perderme mucho en las descripciones de los juegos o en sus compañías o desarrolladores, ni tampoco en fechas. Nos centraremos en sus títulos, que es a lo que hemos venido, y contaré alguna que otra cosa que se me ocurra. Improvisando mil, tirando de memoria y dejando google a un lado.

1 - Rally X. "El comecocos pero con coches"




Quiero comenzar con un videojuego que lleva consigo un fuerte componente personal y nostálgico. No he dudado ni un segundo quien iba a abrir este pequeño paseo por los laberintos de mi recuerdo. ¿Qué tendría yo? ¿4? ¿5 años? Tenía que usar un taburete para llegar a los mandos de la recreativa. Rally X fue mi primer videojuego y llevaba mucho tiempo buscándolo.



Casi 28 años después apareció juego y título como por arte de magia, como maniobra del destino. Yo tenía grabado a fuego aquellos laberintos verdes, aquellos coches que te perseguían mientras intentabas hacerte con todas las banderas, aquellos escapes de humo que interrumpían la marcha a los coches rivales...pero me faltaba el nombre. Fue en el 2008 cuando apareció en forma de arcade para Xbox 360 y jamás olvidaré su nombre.

Mi primer videojuego, mi primera recreativa. Pero no creáis que es a lo más viejuner que he jugado "en tiempo real". Llegué a probar auténticas piezas del cretácico de los videojuegos. Los recreativos en mi pueblo tenían una ventaja del inconveniente, digamos que prestaban nula atención al orden cronológico a la hora de traernos las máquinas, por eso a veces me bailan las fechas.


2 -Rygar, " El que lanzaba el escudo" o "El del yoyo gigante" o como lo conocemos solamente mi hermana y yo: el "Fofo- shasha"*

¡¿Rygar?! Rygar.

 Si si, ya lo se, ahora todo dios conoce el título de este juego, que le voy a hacer, llego un poco tarde al artículo. Pero durante algunos años perdí su pista. Y gracias a que se ha recordado bastante, que lo han reivindicado los viejos jugadores, que aparece en innumerables tops y en innumerables canales de youtube y que encima, se hizo una especie de remake para la PS2, fue sencillo dar con él. Pero durante años, permaneció en mi limbo como "el guerrero que lanza el escudo".

Ese escudo era lo primero que marcaba con troquel nuevo tus neuronas para no olvidar nunca jamás ese detalle, ese signo de identidad. Luego su ambientación, creo que era la primera vez que me sobrecogía ese mundo creado, esos seres que habitaban, esos mundos, esos dioses...ese héroe...
y por último pero no menos importante, la dificultad. Me cagondios con la dificultad de este juego. Un come-monedas en toda regla. Y encima, no podías dormirte en los laureles porque si se te acababa el tiempo, aparecía una especie de máscara del diablo que barría toda la pantalla incluido tú y la vida que acabarías perdiendo. La primera vez que contemplas a este demonio, algo hace click en tu cabeza, en esa zona donde habitan las pesadillas.

"Ahora lo ves y no parece gran cosa, pero acabarás soñandolo si juegas al Rygar"

Muy chungo el juego. Un reto que viene del pasado. ¿Te las das de que controlas de esto de los videojuegos? muestra tu valía con Rygar. Te reto.

 nota*Fofo-Shasha es como llamábamos al juego exclusivamente mi hermana y yo. ¿la razón? bueno...no os lo voy a contar todo ¿no? Os dejo con la duda.


3 - KiKi KaiKai "El de las cartas y el palo"




Normal que no se me quedara este nombre tan random. A lo mejor en japones significa algo en plan "Mola mazo" pero lo de kikirikiki suena a gallo y su posible poso en el recuerdo de los nombres queda comprometido. 

No sé como definir el género de este juego, quizás por eso me llevó tanto tiempo encontrarlo. Es como una especie de matamarcianos pero en tierra y en vez de nave llevamos un jodido chino (y una vez "encontrado", resulta que era china). Para acabar con los enemigos tenemos a nuestra disposición una especie de cartas infinitas, como si fuera una versión oriental de Gambito, y como forma de defensa tenemos una vara de almendro que agitaremos como descosidos.

Seguro que alguno de estos gurús del lejano japón encuentran mil y una leyendas a esto de las cartas y los palos que formarán parte de las más famosas leyendas de la cultura japonesa, del palo del mono borracho a la sombra del tigre o del monje de las nubes voladoras, yo por desgracia, no llego a tanto.



Durante años busqué y busqué este videojuego de mi "infansia". Las referencias o las pistas de las que disponía no eran muy esperanzadoras. Por foros soltaba "va de un jambo que dispara cartas y tiene una vara" pero las respuestas devueltas no eran aquel videojuego que se llevaba mi paga dominical en aquel viejo Pub del pueblo. Hasta que un dia, viendo un recopilatorio de juegos de Super Nintendo apareció el jambo de las cartas. ¡Había una conversión a Super Nes y yo sin enterarme! el resto, fue sencillo. 


4 - Kid Niki - Radical Ninja "Doctor Cabeza, acuda a recepción"




De esta pieza me siento especialmente orgulloso de haberla encontrado de nuevo. Un arcade sencillo, pero de esos que se comen tus monedas. Yo quería volver a jugarlo ahora con Mame en ristre, pero se perdió por siempre jamás…

Se hacía especialmente difícil hacerse entender por las referencias de su gameplay  porque resultaba del todo genérico. Por los gráficos tan particulares si se podría haber sacado algo, pero cómo describirlos años después…en su momento me llamaban mucho la atención el trato a lo "dibujo animado" que tenía. Una vez más y gracias a los recopilatorios de Mame en youtube, que se están convirtiendo en mi particular rueda de reconocimiento, pude identificarlo a través de su conversión para Nes.





5 - Legend of kage "El del abanico"

Parece que no salimos de la temática, de las leyendas o de las óperas chinas o japonesas. Un nuevo juego rescatado de mi olvido con historia y ambientación de pura cepa oriental.
Chinos volando de acá para allá, porque eso no son saltos, son mini vuelos, encaramándose a las copas de los árboles mientras esquivas estrellas ninja por medio de tu palo (otra vez el palo) y aniquilas enemigos a golpe de estrellas ninja.



Eran una gozada los saltos en este arcade, la verticalidad de las pantallas, era la primera vez que sentía el vértigo en un videojuego. Un total de tres localizaciones, el bosque, los muros y la finca del malo. Luego todo vuelve al principio en bucle, como mandaban los cánones de las primeras recres de este tipo.

Las motivaciones del personaje para lanzarse a la aventura te sonarán más que de sobra: el rapto de la princesa de turno. El resto, estrellas, saltos y acción sin límite.

Una vez más hubo una versión de Nes que se me escapó. Yo lo jugué en recreativa y curiosamente no me gasté mucho dinero...¿cómo? pues permitirme la anécdota:

Cuando no tienes ningún crédito echado en la máquina, normalmente la máquina muestra una "demo" con las pantallas para ver lo que te espera y seducirte para que te acerques y le dejes tus dineros.
Pues la "demo" de esta máquina, al menos la versión que estaba en el bar del pueblo, desconozco si luego arreglaron este "bug", si agarrabas los mandos y manejabas, es decir, jugabas en si, sin echar moneda, el personaje reaccionaba a tu control. En otras palabras, durante el breve periodo que la maquina mostraba la demo de las pantallas, podías jugar de gratis.



Esto unido a la paciencia de un pequeño aficionado con apenas 10 años se traducía en horas frente a la máquina y demo por la patilla. Hasta que el dueño del bar se mosqueaba y nos echaba de una patada en el culo.


6 - BreakThru "El de tiros con un DeLorean"

Cuando está todo por explorar, se da rienda suelta a la imaginación ¿que te apetece hacer un matamarcianos con un DeLorean repartiendo plomo? ¡¡sujétame el cubata!!
Doble bautizo tuvo este juego para mi. Primero, "el matamarcianos con el coche de regreso al futuro" Y no, he de admitir que no. Pese a ver la pelí no me quedé con la marca del mítico automóvil, además, os confieso que de mis intocables películas de los años 80 digamos que regreso al futuro si, me gustaba pero no llegó a apasionarme tanto como por ejemplo Cazafantasmas o Indiana Jones. Un par de vistazos en su "tiempo real" es decir, cuando pude alquilarla en vhs y a otra cosa mariposa.



Luego ya si, cuando uno es viejuno y se le cae la lagrimilla y el moco recordando y recopilando material ochentero, la trilogía de regreso al futuro estaba en mi lista de imprescindibles y doy fe que en este tiempo la he visto un centenar de veces. Por eso posteriormente rebauticé este arcade como "El que llevas un DeLorean"
No era el coche de Doc, pero no me negaréis cierto parecido razonable.


7 - Gun smoke "El de los vaqueros"

Así, sin anestesia. "El de los vaqueros" y nos quedábamos más anchos que largos. Gun Smoke, de la todopoderosa Capcom, aunque en el momento de enfundarnos las pistolas de este arcade, no tan poderosa. 

El de los vaqueros o también conocido con otro pseudonombre que completa la carambola (este juego va a ir de carambolas) "Como el Commando pero del oeste" y a tomar por culo, si señor. Estábamos hechos unos hachas de los videojuegos. 

Como en tantas otras ocasiones, este arcade llegó, lo exprimimos y se fue. Ahora parece un instante y puede que lo fuera. ¿Uno o dos meses como mucho? Más o menos; lo que duró aquel verano del ochenta y poco. Y de nuevo, nada más supe de él hasta la carambola que os comentaba.

Esta mal que yo lo diga, pero lo digo porque estas prácticas forman parte de mi pasado y así fue como pasó, que le vamos a hacer, ya expliqué un poco el panorama en este artículo >> Load N Run <<. Una tarde cayó en mis manos una cinta de tdk con lo que parecía ser aquel juego de "Commando pero de vaqueros".

"¿Toposoft? ¿Desperado? Pues se llamará así el juego, digo yo" (me dije). Asi quedó este primer nombre en "los demonios de la memoria". Era tan jodidamente bueno y el "homenaje" era tan claro, que cuando distribuyeron el juego en Gran Bretaña, la compañía encargada de ponerlo en las islas se hizo con el nombre de la licencia de Capcom y allí Desperado acabaría llamándose Gun Smoke. Es curioso que a través de esta carambola, diera por fin con el nombre de la dichosa máquina. Gun Smoke.



Para profundizar más en este y otros casos curiosos del software patrio, os derivo al libro "Génesis: guía esencial de los videojuegos españoles de 8 bits". Una lectura imprescindible a poco que te guste o interese las edades de oro de los videojuegos en España.


8- Tiger Road "El calvo del hacha"


Cuanto tengo que agradecer las conversiones a consolas. Me han ayudado mucho en mi particular búsqueda arqueológica otorgando nombres que estaban perdidos. De nuevo, benditos recopilatorios de juegos de Nes. Allí estaba con hacha en ristre mi calvo chino cudeiro repartiendo estopa por infinidad de plataformas con infinidad de utensilios para hacerlos pasar al otro barrio. Tiger Road. 




Con este juego experimenté la sensación de infinito. Echaba la partida y jugaba y jugaba, las pantallas pasaban los escenarios se sucedían, los bichos acechaban y no parecía tener final. De hecho es de las pocas recreativas que no me pasé en su momento con cinco duros. Era deliciosamente largo, abrumadoramente extenso y difícil, eso lo hacía especial, ese puntito a destacar que hace que lo archives y no lo olvides nunca. ¡Salvo su nombre claro!



9 -Haunted Castle. El Castelvania en recreativa 


Este no era muy difícil de localizar pero lo incluyo porque al menos a mi, me contó años reencontrarme con él

Hay videojuegos y sagas de videojuegos que visten de etiqueta si los has jugado. Yo con Castlevania voy en chándal y zapatillas. Antes de que Nintendo Nes aterrizara en mi barrio, que no en mi salón de casa, y antes de saber de las aventuras del tío del látigo, un arcade que me encandiló se deposito en el bar de la esquina de mi casa. Me atrapó su ambientación, sus excelentes gráficos, lo grotescamente grande que era el personaje, lo bien que se movía, la cantidad de enemigos que aparecían y que parecían salir directamente de mis películas favoritas de la Hammer o Rko, la medusa, el Frankenstein, Drácula...¡¡Pero qué maravilla era aquello!!! Ahora se que en aquel entonces aparte de bajarme con cuatro monedas de cinco duros debería haber añadido una libreta para apuntar los títulos.



No muchos lo saben, pero Castlevania tuvo su versión en recreativa. No soy muy ducho en esta saga, no se si fue antes el huevo o la gallina, solo sé que esta versión de recreativa del Castlevania es la que más me ha gustado de todos (y pocos) de los que he jugado, léase el IV de Super Nes y un poquito al de Megadrive. 

"¿Y de este nombre no te acordabas? No me lo creo". Dirás y con razón. Ahora vivimos una época de inmediatez. La única frontera es aquello que no puedes recordar. Con una búsqueda por la red se abren millones de posibilidades, pero en aquel momento, lo más inmediato que había era una carta  a Yen en la sección del "Teléfono Rojo" de Hobby Consolas.



Cuando empezaron a llegar los Castlevanias a las consolas, más concretamente ese IV a mi Super Nes, vi a ese tío del látigo que años atrás me dejó tan buen sabor de boca pero que, aunque parecida la aventura, no era lo que yo recordaba. Buscando por "Castlevania Arcade" en Google di con él. El jodío no se llamaba "Castlevania" si no Haunted Castle.


10 - Action Max

Para ¿despedir? digamos mejor, para decir hasta pronto voy a terminar con algo raruno. Cuando piensas ahora en videojuegos, te viene a la cabeza un aparato con el que jugar, generalmente una consola o un Pc (y es curioso que dentro de poco, este concepto vaya a cambiar o a evolucionar), bueno pues, ¿cómo se os queda el body si os digo que llegué a jugar con una cinta de VHS?



Action Max. No se si era este el nombre de la consola-vhs que tuve la oportunidad de jugar o se trataba de un clónico. Da igual, la experiencia fue la misma y una vez encontré su nombre, me agarré a él como un clavo ardiendo para tener su pista y traerlo algún día a la página. Hoy es el día. 

Recuerdo entrar en el Pub una de esas tantas tardes de verano. El tiempo de siesta lo empleábamos mi primo y yo en fructíferas jornadas de vicio en los recreativos haciendo la ronda por los bares del pueblo en procesión diaria. Nada más entrar, el chico detrás de la barra nos dijo "Ey, tengo nueva máquina". Tanto mi primo como yo miramos al rincón donde se encontraban las recreativas, nos sabíamos muy bien el sitio porque era a lo que habíamos venido. Pero allí seguía el Out Run, nada de máquina nueva. "No es nueva" dijimos. "Es que no está ahí, si no allí" y señaló la titánica televisión de tubo de doscientas mil pulgadas, donde cada tarde otros peregrinos de distinto credo veían día si día también a ver los partidos de fútbol. 

Por la cara que pusimos, a camino entre lo bobo y la duda, el chico del bar sacó una pistola para dar más pistas que ayudaran en nuestra deducción final. Mi primo tomó la pistola y el chico le dijo que mirara a la tele, que iba a empezar el juego. 

Pilotábamos una nave que surcaba el espacio. Los enemigos también. Iban y venían a embestirnos con sus láseres y mi primo se defendía como buenamente podía. Nos adentrábamos en una nave nodriza, recorríamos sus galerías, salíamos de nuevo a espacio abierto, combate combate y más combate...¡¡Era lo más maravilloso que había visto, sin duda, el mejor videojuego al que iba a jugar en mi vida!! Alguna vez había fantaseado pensando en cómo serían los videojuegos del futuro. El futuro era ese día. La primera impresión fue excelente...pero se quedó ahí. La ilusión duró hasta que comencé yo mi partida.




Poco a poco me empezaba a percatar que, joder, mi primo y yo jugábamos bien, pero estaba calcando su partida…esto empezaba a oler mal. Seguía con la partida y todo era como un reciente déjà vu…todo era igual que hace cinco minutos…¿qué carajos estaba pasando? Nos arriesgamos con una tercera partida. Todo igual. Lo único que cambiaba era la puntuación de la pequeña pantalla de la pistola. El resto, lo mismo. ¡¡Y tanto!! Resolvimos el timo al hablar con el chico del Pub.

Todo lo que veíamos en la pantalla no salía de ningún sistema que recreara ese entorno, si no de un vídeo reproductor VHS. La pistola, de esas de fogonazos como la de Nintendo, era la que registraba los destellos de luz en los impactos de las naves y registraba su puntuación en la pantalla del arma. "Emosido engañado"

Si tuvisteis la oportunidad de jugar a videojuegos en Laserdisc, recordaréis lo que supuso experimentar esa explosión audiovisual para vuestros sentidos. Luego la cosa se desinflaba un poco al ver lo parco que resultaba en su jugabilidad, pero al menos había algo de jugabilidad. Esto del VHS es directamente como cuando tu hermano mayor te dejaba el segundo mando sin enchufar a la consola y tú ahí, haciendo el gamba. Pues lo mismo. 

11- Terra Force "el que ibas vertical y horizontal"

Nunca he sido demasiado tiquismiquis con el tema de los géneros en los videojuegos. Jugaba a lo que me echaban. ¿Que tocaba fútbol? , pues a viciarse al fútbol, ¿Qué tocaba conducción o puzzles? Pues vamos a darle un leñazo bueno. A medida que ha pasado el tiempo, me he ido acercando más a aquellos géneros afines a mis gustos, pero por aquel entonces, lo que os digo, eramos unos todoterrenos de los géneros. 




Hay uno de ellos que nunca ha sido santo de mi devoción y si bien he jugado a unos cuantos títulos, me temo que ahora es un genero que tengo completamente abandonado: los matamarcianos. 

Aún con esas jugué a un buen puñado de ellos y mis carnes morenas lo disfrutaron y mucho: Space Invaders, Galaga, R-Type, Xevious, Galaxian, auténticos clasicos y pesos pesados dentro del género y como no, el que nos ocupa, el matamarcianos de nombre olvidado: Terra Force. 

Hubo dos cosas de este juego que me marcaron, que me resultaban curiosas, por eso me gustaba mucho jugarlo.

Los matamarcianos, y hablo de hasta donde yo los jugué, generalmente adoptaban un scroll y con él tiraban hasta el final del juego. Es decir, que si la vista era en vertical, vertical se quedaba y lo mismo para los de scroll horizontal. Bien, pues Terra Force se pasaba eso por el forro y nos ofrecía ambas vistas, vertical y horizontal. ¿Y como hacía la transición de scrolles entre una y otra? pues eso nos lleva a la segunda curiosidad que me gustaba de este juego: Los pepinos. 


Ya sabes que en los matamarcianos está el disparo primario, que luego se va potenciando con los power ups, y el disparo secundario que suele ser una bomba. 
Bien, pues en Terra force podemos coger "powers ups" para el primario y secundario y es en el secundario donde está la chicha. 
Si mal no recuerdo había tres niveles de bombas que afectaban a su potencia y poder de destrucción. Con el primer nivel, el que venía por defecto, no hacíamos mucho daño, los enemigos se descojonaban de tu onda expansiva y capacidad destructiva. 

Con el nivel dos, la cosa cambiaba, la cosa se ponía seria, a los enemigos se le daban la vuelta los párpados y la onda expansiva abría un cráter hacia el interior de la tierra. Un cartel luminoso nos indicaba y nos invitaba a que nos metiéramos en el crater y ¡¡vualá!! ahí tenías la transición a lo horizontal. En ese momento la acción seguía pero cambiando la perspectiva y ofreciéndonos alternativas jugables para acabar nuestra aventura por varios caminos. 
Bastaba con la bomba media para ir y venir arriba y abajo, pero es muy recomendable hacerse con el auténtico pepinazo del nivel 3. Con él directamente abrías bocas de metro.




Despedida y cierre

De momento os dejo con estos juegos. Tengo otros más que iré actualizando a medida que tenga tiempo para escribir. No tanto porque me preocupe la extensión del artículo, ya que me voy a extender un huevo, si no para no extenderlo demasiado en el tiempo.
Hasta terminar por completo adopto el formato de "tira". Las actualizaciones las iré soltando por Twitter.


Bonus Track. Dedicatorias. 


Doble dedicatoria para esta ocasión. Por un lado: Dedico esta entrada a mi compañero Corthes, que lleva nuestro canal de youtube y que tiene un canal que no podéis perderos....Juegos Perdidos, es posible que en su contenido, pueda daros nombres a esos juegos que vuelan en tu limbo.






 Y por otro a Tiavioli Gaming. Le dije que en la próxima entrega de cine de los 80 iba a ser para él, pero sabe dios cuando podré ponerme con ella, como no quiero que la dedicatoria se vaya al 2045, pues le brindo esta entrada recomendando su estupendo canal donde encontraréis, en su sección Retro Powa!, nombres a títulos perdidos.








- Hasta pronto - 

-Mario Landfyer - Orgullogamer-
Buscando en el baúl de la memoria...u u..







Todas las imágenes que aparecen en este artículo has sido tomadas de Google imágenes. Los derechos pertenecen a sus correspondientes autores. 
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Excelente artículo! He conocido la mayoría de recreativas pero tengo que reconocer que algunas eran completamente nuevas para mi!
    Debo reconocer que en general solía recordar con bastante precisión el nombre de las recreativas y juegos, aunque me da risa ver de qué manera lo pronuciabamos cuando eramos pequeñitos! ^^

    MUCHÍSIMAS GRACIAS POR LA DEDICATORIA! Me parece que en alguno de mis RETRO POWAS va a caer una dedicatoria a Mario y a orgullo gamer!

    Fuerte abrazo a todo el staff! <3

    TIAVIOLÍ GAMING

    ResponderEliminar

Entrada destacada

RAGE 2 (Análisis)

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos

La Taberna del Grog