We are the Dwarves (Analisis)

"Lo que podía ser una secuela espiritual de aquel The Lost Vikings se queda en algo a medio gas y con poca chispa"



"Mezclamos en una turbomix, el the lost vikings, ciencia ficción y mitología y lore de Enanos y tenemos este juego con un regustillo a mediocre, que no te lo quitas ni para atrás".


We are the dwarves es un juego que presentándote la premisa y la estética te debe atraer si o si. En sus trailers te lo vendían como bien he mencionado, una secuela espiritual de aquel mítico juego de Blizzard (Si, en efecto, Blizzard hizo cosas mas allá de Wow y Overwatch). Donde un 3 vikingos con distintas habilidades, colaboraban mutuamente nivel tras nivel para superarlos. Y este juego...pues ni llega, ni da lo que promete.



La trama consiste en una expedición de 3 enanos, Forcer, Smashfist y Shadow, para alcanzar el centro del planeta y adquirir un nuevo recurso que salve a su raza. Cada enano tiene unas habilidades que le diferencian de los otros, Forcer equipado con una escopeta, se especializa en ataque a distancia y armas explosivas, Smashfist es mas de meleé y Shadow es un enano especialista en sigilo y matar en la sombra, deberán combinar sus habilidades en un territorio hostil lleno de enemigos y llegar su meta.

Como podéis leer, la idea es asombrosamente fantástica y la premisa tiene un potencial brutal, pero no es así...primero de todo, quisiera mencionar lo positivo. Visualmente es bastante bonito, el rollo ciencia ficción con Enanos, queda bastante bien y esta bien combinado.Las mecánicas de usar el entorno en contra de los enemigos es algo curioso y cuando funciona, ayuda bastante en el avance del juego. Además mencionar la IA de los enemigos que poseen un original sistema de detección, ya que pueden detectarte por un campo visión que ellos tienen o de forma auditiva, es decir que si por ejemplo pasas por una zona ruidosa o disparas con Forcer con enemigos alejados, se acercaran a indagar.


Ahora, tras los halagos, vienen los palos. Lo grave y que se lo carga completamente, la jugabilidad. Es tosca, torpe y reacciona tardíamente. Hay momentos que mandas a un enano a atacar y no reacciona y mientras recibes golpes por doquier, es impensable que un juego así, un rpg con toques de estrategia, que debería tener un control pulido y bien diseñado. Nos encontramos estar jugando a algo que se podría equivaler a manejar un coche con unos guantes hechos de cemento. Otra cosa es el inicio del juego...es un aburrimiento y muy repetitivo, es siempre lo mismo, coger las piezas o matar a todo bicho viviente y salir del nivel, solamente cambia un poco, cuando ya manejas a los 3 enanos, que bueno te da un giro un poco mas "estratégico", pero el control pésimo y lo mismo una y otra vez, produce hastío y aburrimiento .



En conclusión, es una pena, algo TAN interesante, tan bien planteado, se quede  en algo tan sumamente mediocre que podía haber sido la secuela espiritual mas esperada, pero nos presentaron un juego que ni cumple las expectativas, ni tampoco fascina ni entretiene. Aún debemos seguir esperando un juego que lo homenajee como debe ser, o que hagan un remake de The lost Vikings.




    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Pilgrims

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos

La Taberna del Grog