Analizando V.O.I.D.


Hoy os queremos traer el análisis de  V.O.I.D. de mano del compañero Gendou Kun como redactor invitado y autor del blog y podcast Retro-o-Rama. Os dejo con él para que os cuente acerca de esta versión del juego para Switch. 

"Analizando V.O.I.D." 


Sin lugar a dudas los juegos neoretro (vamos son títulos nuevos, pero inspirados claramente en juegos viejunos) son mis favoritos y es por eso qué cuando me enteré que los muchachos de NAPE Games se encontraban desarrollando uno que mezcla las mecánicas de Megaman con las Metroid y Super Mario Bros, me di cuenta de que era un juego que tenía que probar sí o sí y aprovechando este espacio que muy amablemente me ha cedido el equipo de Orgullogames, pues aquí va mi primera reseña colaborativa en este excelente medio.

En efecto, V.O.I.D. junta muchas cosas que hemos visto en los tres títulos que mencioné más arriba, pero también incluye guiños y una que otra referencia de las cuales no hace falta ser todo un experto en videojuegos para poder captar al instante. Sin embargo, no estamos ante una copia como podría parecer, sino ante un juego que nos brinda una experiencia bastante fresca dentro de un género tan explotado como lo es el de plataformas.


Entonces ¿de qué va? Pues en un futuro muy muy distante una raza alienígena para variar decide destruir la Tierra, pero  en vez de lanzar una invasión en toda regla han optado por un plan mucho más elaborado que involucra crear una compresión en el tiempo y el espacio. Pero afortunadamente no todo está perdido, ya que un par de Ploids (según la historia, son el siguiente paso de la evolución humana) estarán aquí para evitar que esto suceda gracias al uso de unas piedras sagradas que se encuentran esparcidas en distintas épocas que les permitirán recolectar la energía necesaria para erradicar a estos invasores.


Aquí es donde viene lo interesante, ya que los Ploids cuyos nombres son Alpha y Omega modifican ligeramente nuestra experiencia de juego: con Alpha la experiencia será la de un juego de plataformas tradicional, mientras que con Omega tenemos la posibilidad de disfrutar de un run n’ gun en donde podremos fulminar a tiros a nuestros enemigos.

El avance de nuestra aventura es lineal, por lo que tenemos que ir avanzando de nivel en nivel para luego entrar a la fase final conformada por las zonas más difíciles de los niveles anteriores, por lo que es un título excelente para realizar speedruns. Aunque los muchachos de NAPE Games se han tomado la amabilidad de rescatar el sistema de passwords para poder continuar nuestras partidas en otro momento.


Una de las cosas que sin duda alguna lograron captar toda mi atención es el atractivo apartado gráfico que posee, ya que vemos un bonito pixel art que imita en cierta medida la estética de los juegos de Super Nintendo junto a unos efectos especiales realmente sorprendentes (mención especial como se ven los reflejos en el agua) que hacen que este juego no parezca una imitación de algo que ya hemos visto antes.

Otro punto a su favor es el apartado sonoro, ya que los efectos de sonido nuevamente evocan la época de los 16 bits de Nintendo con una aproximación a los sonidos empleados por Capcom en Megaman X mientras que la banda sonora se encuentra conformada por música en chiptune y composiciones vocales en algunos momentos de la historia.

En conclusión, V.O.I.D. es sin lugar a dudas una carta de amor para todos los que crecimos completando niveles pixelados mientras derrotábamos bichos provenientes del espacio exterior ya que no nos veremos decepcionados en ningún momento. Prueba de ello es que ha alzado como ganador absoluto como juego del año en la primera edición de la #IndieDevDay celebrada en Barcelona el año pasado.

Por Gendou Kun para Orgullogamer.
Mi página de videojuegos, te invito a visitarme:
 >> Retro-O-Rama <<

    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por la reseña y por esta primera colaboración en Orgullogamers, espero leerte por aqui más veces.
    s3firot1

    ResponderEliminar

Entrada destacada

Pilgrims

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos

La Taberna del Grog