5 razones que hacen que Marvel's Spiderman se meriende a los Batman Arkham





Aquí el tito Kosack se ha pasado el Marvel's Spiderman y tiene su nueva partida + con el 98% de los trofeos. Supongo que ya es bagaje suficiente para entrar en materia con uno de los exclusivos de la Sony Station Cuatro que más ha dado de que hablar, en el buen sentido, en este manido 2018.


¿Y qué mejor forma de hacerlo que comparándolo con su competidor más directo?


Sí, queridos orgullosos, Batman Arkham Asylum apareció mucho antes, 10 años para ser justos, e instauró la fórmula para hacer juegos de superhéroes como dios manda. Buen diseño de niveles, respeto enfermizo por el universo del personaje, situaciones variadas, gameplay sencillo pero inmersivo para que te creas que realmente eres el Señor Murciélago y un roster de jefazos para enmarcar.

Este párrafo anterior ha salido de mis dedos pero no de mi opinión más pura. Si tengo que quitarme le filtro diría que fue una oportunidad perdida en la que se gastó muchos millonetis para satisfacer un público casual y estropeando uno de mis cómics favoritos: El Asilo de Arkham. Un cómic muy instropectivo con un dibujo que explora las pesadillas más arraigadas en la psique de Batman. Transformar una lectura tan profunda y experimental en un capítulo más de lo que sería un Batman The Animated Series modernizado me enfureció a niveles estratosféricos. Sus secuelas mejoraban la cosa, sobre todo a nivel mecánico, ofreciendo combates más tácitos y no tan automatizados, escenarios más abiertos donde decidir que curso de acción tomar y fortaleciéndose en tramas originales en vez de perturbar otras ya escritas en los tebeos. 

Un servidor se quedaría con Arkham Origins. La recreación de Gotham de una forma tan brillante y lo bien que Warner Montreal trasladó el concepto de un Batman novel en esto de ser un justiciero me flipó de sobremanera. Sé que es una opinión impopular, porque como no lo hizo los endiosados de Rocksteady y en lo jugable es copy&paste directo de Arkham City, los fans suelen tacharlo como la oveja negra de la franquicia. En el tintero me quedaría disfrutar de su última participación en el medio videolúdico: Batman Arkham Knight. Ahí lo tengo en mi cuenta de Steam cogiendo mugre pero tranquilos, que ya lo tomaré con ganas cuando un día de estos me vuelva el hype por emular al señor murciélago.

Bueno, ya os conté por encima mis experiencias batmariles, es hora de entrar en materia.

Spiderman copia con descaro las mecánicas y elementos que han entronado a Batman Arkham todos estos años. Eso es un hecho indiscutible. No obstante, creo con firmeza que supo entenderlos mejor que el propio Batman, aunque fuese quien las creó.

Así pues, paso a dejaros una lista de 5 cosas que Spiderman supo darle un giro de tuerca eficiente y que hacen de la experiencia de ser un super-héroe mucho más satisfactoria de la que un Batman ha logrado jamás.

Patada columpio, la mejor forma de jubilar a cualquier fulano que se pase de listo.


Combates - Pulsa cuadrado para hacer una contienda perfecta sin esfuerzo

Push-Reaction Combat Style, así denominan los estudiosos al combate que instauró en 2007 Assasin´s Creed con su primera obra. Esta basura (sí, ya me dejo de rodeos) consistía en esperar a que el fulano de turno te ataque para realizar una contra pulsando SOLO un botón y así acabar con él. Un sistema que, a priori, parece útil e inteligente para que un jugador abarque hordas grandes de enemigos sin que estos parezcan dianas con la baba colgando al estilo de Dinasty Warriors. Lo malo, es que si nos centramos en la propia experiencia de juego, es una gilipollez porque no dista de ser un Quick Time Event camuflado.

A pesar de que Ubisoft se emperró en destrozar todavía más el sistema, convirtiéndolo en algo cada vez más automatizado a favor de la espectacularidad, la fórmula se fue mejorando con la involucración de otros estudios que decidían experimentar con ella en otras licencias. Rocksteady fue una de ellas.

Batman Arkham Asylum aplica el sistema metiendo un sistema de combos, nutriéndose con fatalities, mecánicas irrisorias de defensa y evasión y con la idea brillante de que los enemigos no caigan de un golpe a no ser que tengas una racha larga de combo y el equipo muy mejorado.

¿Lo malo? Que en esta obra los combates se suceden con mucha asiudad y acabas hasta los cojones de hacer siempre lo mismo. La falta de variedad en el punchplay sumado a que una vez dominado la cosa se vuelve tan fácil que eres capaz de llegar a los x100 combo sin mirar a la pantalla acababa por hacerte perder el interés en la propuesta.

¿Y qué hace Spiderman para que esto no sea así?

Bueno, pues aun partiendo de una misma base, poco o nada tiene que ver lo que se siente a los mandos. Aquí, la variedad se viste de gala y la dificultad no es algo que notes como una imposición si no como un auto-reto. Para el jugador que no quiera romperse la cabeza, puedes limitarte a jugar como en un Batman o Assassin's Creed, es decir, machacando el cuadrado y recuperando vida con el medidor de combos cuando estés pasándolas canutas. Pero, ojo, que no existen las contras como tal y por tanto la única forma de batir de un golpe a un tocahuevos es con fatalities cuando el medidor de concentración esté lleno. Además, si quieres profundizar y así no notar el hastío, la paleta de combos, esquives, gadgets con telarañas y sobre todo, la movilidad del personaje en los microescenarios que se forman al combatir, hace que el abrazo de la monotonía tarde en aparecer aunque lleves un porrón de horas partiendo caras.

Incluso si en el combate estamos de paso y no queremos perder el tiempo, podemos tirar de mecánicas tan jugosas como el lanza-telarañas, pudiendo pegar a los enemigos contra las superficies dejándolos fuera de combate en el acto. No os equivoqués, esto no implica meterse a danzar con ellos como en batman, el sistema es de un shooter con el cual apuntamos con L2 y disparamos con R1, así podemos limpiar a los que nos molesten y dejar, si queremos, al resto pululando por ahí.

Para terminar voy a ser justo y decir que los útlimos Arkham ya se nutren de una variedad lo suficientemente interesante como para no aburrirte dejando KO a indeseables. Pero aun así, que siga existiendo el dichoso botón de atacar con una contra apoyado por un indicador avisándote del peligro (que Batman, a diferencia de Spiderman, no tiene un sexto sentido) sigue pareciéndome una jodienda.

Peter, en el instituto, andaba con la edad del pavo a todo trapo y se olvidó tropecientas mochilas por la ciudad. 

Coleccionables - Rómpete la cabeza para sumar un porcentaje que no le interesa a nadie

Ayyy ¿quién no recuerda esas tardes perdidas en cualquier Batman para recolectar los trofeos de Enigma? Seamos sinceros, eran un puto coñazo.

Y aun por encima, aparte de ser muchos y tener retos que hacían perder la paciencia a un santo, no es que diesen una recompensa que valiesen la pena, solo un chiste estúpido de Edward Nygma o una misión "final" donde dejar fuera de juego al villano verdulero que solo sumaba % de completismo. Lo mismo podíamos decir de sus acertijos. Otros coleccionables que había por los escenarios añadían algo de trasfondo a la trama, sobre todo las lápidas del Doctor Arkham, pero para encontrarlas, o teníamos una intuición de Detective Conan o había que tirar guías, algo que ya por el coñazo que suponía te quitaba las ganas.

Spiderman repite fórmula pero no sin conocimiento de causa. Si vas a meter coleccionables, sabes que es por relleno, no por dar una mecánica atractiva al jugador ya que por norma (y por estadística) suelen dejarlos sin hacer porque lo que es diversión, no deparan mucha. Imsoniac Games hace lo suyo trayendo varios tipos de coleccionables:

- Las mochilas de Peter: Te aparecen en todo momento en el mapa. Una vez cerca, con pulsar R3, nos indican exactamente la posición donde están para recogerlas, sin minijuegos ni nada engorroso por el medio. Cada vez que recuperamos una conseguimos un objeto que trae recuerdos de la época del instituto de Peter. Además, una vez reunidas todas, desbloquearemos un traje para el hombre-araña. ¿Veis? Microrrecompensas con un poquillo de lore interesante a la par que un premio gordo y tangible por completarlo todo. Mucho tiene que aprender Rocksteady.

- Las fotos: También te aparecen en el mapa para que no tengas que rebanarte los sesos buscando las localizaciones. Lo molón de este asunto es que puedes hacerlas en movimiento, pulsando L2 y R1 en Modo Foto sacábamos las instantáneas sin necesidad de pararnos a localizar el encuadre ni nada. Rápido, sencillo, puedes hacerlo de camino a un objetivo más importante y por tanto, nada molesto. Un coleccionable chorra bien enfocado y cuya recompensa depara fichas para mejorar distintos aspectos del personaje, todo a pedir de boca.

- Fotos de Black Cat: Este sí que es una puta mierda. Vas a una localización, fotografías el sitio por donde escapó Black Cat en su último atraco y adiós, compadre. Considero que son una pérdida de tiempo pero dada su facilidad en localizar el sitio a fotografiar (la vibración del mando, un gato característico y el auto-encuadre ya te dan pistas más que suficientes) y que la recompensa, una vez tienes todas, es muy interesante (un traje inédito y exclusivo para el universo del propio juego), pues oye, aun motiva a hacerlos.

- Desafíos: Esto no es nada del otro mundo. Diferentes mini-juegos a bátir en un tiempo récord a cambio de fichas que sirven para comprar nuevos trajes y mejorar gadgets (aliciente que pica mucho a hacerlos). Aqui nada que comparar para hundir a Batman, basicamente es lo mismo que vimos con Anarquía en Origins o Azrael en City/Knight. Una vez completados nos enfrentamos a Taskmaster en un combate insulso (como el de Azrael, vaya).

- Palomas: Otro coleccionable mierder como el de Black Cat. Nos toca perseguir palomas por todo New York para darles caza. Cada vez que pillamos una obtenemos un poco del lore de su dueño, un mendigto cuya vida no nos tiene ni el más mínimo interés. ¿Y cuando tenemos todas? Pues nada, eso es, nada xD. Así que sí, este ya sería un coleccionable que no desentonaría en Batman y que sobra en Spiderman más que un cura en una rave-party.

Como veis, aportan más variedad que los vistos en Batman. Son menos complicados, otorgan recompensas los suficientemente interesantes como para que te piquen a hacerlos y te lo señalizan en todo momento en el mapa para que no comas la cabeza buscándolos (algo que a título personal lo valoro muchísimo ya que mi orientación es peor que la de Zoro Roronoa).

Colgar a los chumachos es de las experiencias más gratificantes que nos da las secciones de ir a escondidas

Infiltración - IA irreal con mecánicas estrafalarias

El hombre murciélago contaba en la serie Arkham con ciertos niveles de infiltración de interés variable. Había algunas zonas que, bien por su contexto o posibilidades, tenían su gracia, pero en tónicas generales eran una porquería por culpa de una IA robótica que funcionaba desafiando la realidad o porque las herramientas de las que dispone el murciélago no eran lo suficientemente efectivas como para que la experiencia fuese satisfactoria.

Coger a un menda por detrás e incapacitarlo con un botón es bien, osea, no vamos a pedir peras al olmo cuando ni Metal Gear va más allá en sus juegos. Pero cosas como que los enemigos sepan donde estás en todo momento por ciencia infusa, que no puedas abatir a varios enemigos siguiendo la misma táctica porque se supone que "aprenden" (cuando después viene otra fase igual y ya olvidaron de lo que es capaz de hacer Batman) o que tengas que hacer una y otra vez los mismos recorridos por conductos o gárgolas para despistarlos acaba por encrisparte los nervios.

Spiderman es lo que es y no intenta de dárselas de Splinter Cell. Te da la posibilida de moverte 360º por los escenarios, sacando partido de la oscuridad o de los puntos ciegos para esconderte, puedes acabar con todo un regimiento atrayéndolos a un mismo punto y dejándolos colgados en el techo, colarte por conductos es opcional y sacar partidos a gadgets como la bomba teleraña no es una mecánica script como si lo es la pistola explosiva de Batman para reventar paredes. En general, todo es más liviano, la IA estúpida (demasiado, a veces) no da tanto el coñazo cuando te descubren y el regusto final que deja completar uno de estos niveles se asemeja más a los rangos S que sacábamos en Metal Gear Solid V cuando dejamos el objetivo limpito de enemigos.




Musicote - Hello, Darkness, my old friend

Aquí creo que seré menos severo con Bruce Wayne. No soy forofo ni mucho menos de ninguna OST de los Arkham pero sí que considero que tienen pistas que hacen mucha justicia al murciélago. No es para menos, Nick Arundel no es ningun novato en estos de hacer composiciones épicas, no obstante, sí que hay cosillas que le voy a criticar.

Lo primero. El cine de Batman, sobre todo lo que atañe a DCU, goza de unas composiciones que son para enmarcar en los libros de historia. Temazos con premisas originales, con estribillos estudiados para que se nos queden en el cerebro e identifiquemos la marca al momento, uso inteligente de ritmos y samples para enfatizar sentimientos en X momentos... Vamos, seguramente no os diga nada nuevo porque el MCU también hace lo propio y a un nivel de tú a tú.

Sin embargo, Arundel y siguientes jamás han llegado a ese punto en sus juegos de Batman. Es que ni de lejos, vamos. Sus bases son simples y ya utilizadas en infinidad de juegos, como el tema "Invisible Predator" donde Cocodrilo nos da caza. Aquí partimos de una base copiada o cedida por Harry Gregsom Williams de su majestuosa OST de Metal Gear Solid 3 así como ciertos tonos inspirados en la obra de Araujo en Castlevania Lord Of Shadows, por ejemplo. Pero, repito, la OST de toda la saga sigue siendo muy buena (sobre todo la de Origins) y quizás esa falta de indentidad sea un mal menor sin importancia.

En cambio, la premisa es diferente en Spiderman. Jonh Paesano, artífice de la misma, decidió fijarse en aquellos elementos que más relacionan los fans de la araña en la actualidad ¿Y dónde están esos elementos? Pues en el UCM, ni más ni menos.

El italoaméricano se inspira en Homecoming, Iron Man y Avengers (sobre todo) para regalarnos unas tracks que parece que nos meten de lleno en las películas. Y ojo, orgullosos, que aquí el menda no le gusta las bandas sonoras de este estilo. Pero aun así, reconozco que tirar por esta vía es más inteligente. Jugar a Spiderman y evocar Infinity War te congratula más que jugar a Batman y que evoque un juego que no tenga nada que ver como es un Castlevania.

Mientras nos balanceamos por doquier, el majo de JJ Jameson nos deleitará con sus conspiraciones sobre Spiderman.

Desplazamiento - Gancheo y planeo, pero tardo más que Matusalén en llegar a mis objetivos

Asylum no era un sandbox al uso. Sí, tenia escenarios más o menos abiertos como el patio del asilo pero sin nada reseñable al nivel de necesitar un sistema motorizado para desplazarte. Ah, pero la cosa cambia si hablamos de las secuelas.

Batman hace bien una cosa y son las plataformas en interiores. Los escenarios están jodidamente bien diseñados para dejarte los sesos subiendo por aquí, corriendo por allá, colándote por allí... No obstante, la caga de una forma alucinante en City y posteriores cuando la premisa salta al mundo abierto.

Una ciudad enorme a explorar debería traer consigo mecánicas que hagan de su exploración algo agradable. Pues ojo, que lo de planear está de puta madre pero eso de tirar del gancho hasta para ir a cagar, teniendo en cuenta que no es que sea una mecánica super rápida, te da la mala. Suerte que en Origins tienes le Batwing para los viajes rápidos y creo (digo creo porque, como os dije, todavía no lo he jugado) que el batmóvil en Knight suple este problema en gran medida. 

Es que de verdad, lo del gancho, planeo, gancho, planeo llega un momento que hasta notas que es ineficaz para llegar con celeridad a tus objetivos. Cuantas veces me ha pasado, sobre todo en los retos, de tener que llegar a un punto X en una cantidad de tiempo determinada y failear porque el gancho me impulsó a Cuenca en vez de a la dirección que necesitaba.

Como no, el movimiento de Peter es harina de otro costal. Desplazarse con R2 para disparar telarañas y jugando con el balanceo es simple pero eficaz. Podemos recorrer grandes distancias en pocos segundos y cosillas como los turbos con la X, los impulsos en las paredes o suelo si somos raudos, hacer piruetas en el aire para ganar experiencia y demás hacen que llegar a un punto deseado sea una experiencia agradable, pero sobre todo, rápida.

Porque la tontería de que no se nos corte la travesía hace mucho. En Batman podemos tener super impulsos con el gancho pero siempre llegará el momento que tocaremos tierra, frenándonos en seco, teniendo que volver a disparar el puto garfio a velocidad de tortuga. Además, eso hace que huir de contiendas sea más farragoso que el simple hecho de pulsar X y R2 como hace el bueno de Spidey.


Soy un monstruo, podéis pasar ya a lapidarme.


Que conste en acta kosackiana. Esto no es más que mi humilde opinión sin tapujos. Llevo con el  resquemor a la saga del murciélago mucho tiempo y tenía que soltarlo. Pero no nos olvidemos, esto es por enfocar de una forma QUE A MÍ NO ME GUSTA el universo de unos mis personajes favoritos del mundo del cómic.
¿Qué parándonos a analizar con mesura estos fallos son reales? También, pero eso no quita que Batman vino primero y hace ya 10 años, siendo un jodido pionero en el asunto y que sin él, los fans de la araña seguirían comiéndose esperpentos como el infame Spiderman 2 de PC.


Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. Al final lo que me queda claro es que :

    a - La música está mejor.
    b - El juego es mucho más facilillo porque te ayuda mucho más en las peleas y siempre te enseña donde esta los coleccionables, no sea cosa que te rompas la cabeza por pensar. A algunos nos gustan los juegos algo complicados por la sensación de superación. Veo que no es el caso de Spider-Man.

    Está claro que no vale la pena comprar este juego, según tu punto de vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, si buscas un juego complicado, Spiderman no es para ti. Ahora, lo de buscar la sensación de superación en los combates y los coleccionables, Batman tampoco es el mejor exponente.

      Basicamente, si te gustan los Batman, Spiderman te va gustar mucho más porque es la misma fórmula pero más pulida y mejor solventada.

      Eliminar

Entrada destacada

Análisis/Reflexión de FRAN BOW

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos

La Taberna del Grog