10 situaciones irritantes en los videojuegos (P2)

Os van a entrar ganas de incendiar vuestra consola o PC. Mantened la calma...





   Quizás todos penséis que lo más irritante de todo esto es que la primera parte de este dichoso artículo la publiqué hace un año y medio, en Marzo de 2017, y aún no había escrito la segunda. Es para darme con una viga de hierro en la cara, así bien fuerte. En mi favor diré que más vale tarde que nunca y más que eso: yo nunca, jamás, en mi vida, never, olvido mis cuentas pendientes. Pueden pasar días, semanas, meses o años, como en este caso, pero si dije que "10 situaciones irritantes en los videojuegos" tendría segunda parte (más que nada porque la primera parte solo contenía 5 de esas situaciones) lo cumplo. Y aquí estamos con las 5 que faltaban y me callo ya. Vamos al meollo.

   Como dije en la primera parte, somos jugadores de cabreo fácil. Cualquier cosa o situación que se salga de la norma establecida nos hace saltar de la silla. Puede ser un jefe endiabladamente difícil de derrotar, un bug que nos impida avanzar o que nos borre la partida guardada, los niños rata en los juegos multijugador o que algún familiar, amigo o criatura viviente nos interrumpa en el momento más emotivo de la cinemática final de un videojuego (es que me pongo a partir cabezas...)

   Hoy hablaremos de otras 5 situaciones que por lo general nos suelen sacar de nuestras malditas casillas mientras viciamos. A todos, sin excepción, no lo neguéis:

EL CAMPER DE TURNO



   Si no sois mucho de multijugadores online dad gracias al cielo porque este problema os lo ahorráis. Al menos, jugando en pantalla dividida se podía hacer trampa mirando la media pantalla de tu colega (que quedaba feo, para qué mentir) o si se ponía a campear como un desgraciado en una esquina esperando a que pasases por delante para acribillarte, pues te levantabas y le metías un sopapo en la cara con toda la mano abierta. Vamos, que había solución al problema, de una forma u otra, más o menos agresiva.

   El problema viene cuando juegas con personas que están al otro lado del mundo y no puedes averiguar donde viven para ir a estrangularlas, al más puro estilo en el que "El Jefe" de Mortadelo y Filemón hacía lo propio con sus dos "mejores agentes" cuando la liaban muy fuerte.

   Y es que, vamos a ver, amigo camper, si quieres quedarte toda la partida en una esquina mientras te fumas un cigarrito tranquilamente, puedes hacerlo en la vida real, en tu casa. Te encierras en el trastero y te quedas ahí esperando a que suba tu abuela para darle un susto, infartarla y quedarte con su herencia, pero no lo hagas en un videojuego. Al igual que en un partido de fútbol está mal darle una patada en el pecho al del equipo contrario o estirarle de la camiseta, aquí está mal hacer el "guarro" en una esquinita. Todos sabemos matar de esa forma. Cúrratelo un poco más y no toques los... mira ya, que me enciendo.

   PD: este punto ha sido posible gracias a Playerunknowns Battlegrounds. Maravillosos juego para aprender lo que es un camper. Verificado al 100%.

LOS COMPAÑEROS DE EQUIPO Y SUS LOCURAS



   Aquí hay que detenernos a mencionar las variantes de estas sub-clases de seres humanos, de estas criaturas mitológicas que se creían extintas pero que ahí están, en tu equipo, en el momento menos esperado. De DOS de ellos ya hablamos en la primera parte de "10 situaciones irritantes en los videojuegos": el artista y chikilandia. Osease, el que se deja el micrófono abierto toda la partida mientras escucha música, canta, habla con sus padres, va a cagar y asiste a una traca valenciana y, en segundo lugar, los niños menores de 6 meses que aún no saben lo que es hacerse unas pajillas y aporrean el mando sin entender lo que están haciendo. Como digo, de esos ya hablamos. Vamos con los siguientes:


"¡¡SUKA VLYAT PROSTNOCH KATIUSKA STALININSKY!! ¡DA!
   -El ruso: un hombre de acción en toda regla que se lanzará a la muerte a la mínima de cambio. No conoce lo que es el trabajo en equipo y evidentemente morirá agonizante mientras habla por el micro así en plan enfadado sin que nadie entienda lo que dice. En realidad en ningún momento de la partida lo habíais entendido.

   -Nadie: bueno, es un tío que está ahí, pero ya. O sea, está en tu equipo, ves a su monigote físicamente pero no hace nada más que caminar y disparar al aire. No mata a nadie, no toma objetivos, no colabora, no habla por el micro... pero lo ves moverse. Y no entiendes nada. Ni tú, ni nadie. Efectivamente, ni él lo comprende.

   -El rager: este es el típico que se enfada cuando las cosas no salen como había planeado. Es el que habla por el micro dirigiendo al equipo y dando instrucciones y que cree que siempre va a salir todo bien. Evidentemente, cuando sale mal, culpa a los demás. Y si no tiene a quien culpar, se desconecta. Lo gracioso es cuando luego le vuelve a tocar en el mismo equipo en la siguiente partida. El karma es sabio.

   Hay muchos, muchísimos más subgeneros en este apartado, pero no me extenderé. En vez de eso, dedicaré un artículo aparte, más adelante, hablando sobre este tema, que le veo futuro. Seguimos.

MAL DISEÑO DE NIVELES O MAL DISEÑO DE JUGABILIDAD



   Una cosa es que un juego sea difícil, que los niveles estén diseñados para tocarnos las narices o que la jugabilidad esté hecha para que muramos 500 veces durante la partida. Ejemplos de esto pueden ser la saga Souls, en la que la jugabilidad está creada adrede para la muerte irremediable. O Super Meat Boy, en el que prima un diseño de niveles muy agresivo con el jugador para esa misma finalidad: morir o fracasar una y otra vez.

   Otra muy distinta es cuando el juego o el nivel está mal planteado. Cuando los controles, la forma de afrontar cada situación o el mapeado son tan caóticos que fracasamos ya no porque los desarrolladores quieran que fracasemos o porque seamos unos mancos de campeonato jugando a videojuegos, sino porque el propio juego está mal. Y digan lo que digan, cuando esto ocurre, se nota. Y cabrea.


"Sí, mira como te cuento, Juan, que me la dejé aparcada aquí
hará unos 5 años y me ha crecido una palmera en el motor"
   Ocurría sobretodo en juegos antiguos, en los que las mecánicas, controles y mapas aún no estaban tan estudiados como para facilitarle una partida divertida a los jugadores. Divertida a la par que desafiante. Así, nos encontramos con juegos como Max Payne, los primeros GTA (3, Liberty City, Vice City), Metro 2033 o DOOM 3, por citar algunos. En Max Payne y GTA, juegos de Rockstar, lo que fallaba y muy a menudo, era la jugabilidad. Las misiones estaban descompensadas, rotas, mal diseñadas. Lo comprobaba una y otra vez cuando en Max Payne te mataban a través de las paredes, el tiempo bala no funcionaba correctamente o encontraba picos de dificultad desproporcionados; o en GTA cuando la misión fracasaba 20 veces por motivos absurdos. No eran juegos pensados para ser difíciles, pero terminaron siéndolo por decisiones erróneas.

   Al igual ocurre en Metro 2033 (el original), cuando las balas de los enemigos van teledirigidas, ya sea de noche, de día o haya condiciones adversas, cuando ciertos bugs o fallos de la IA mandan las misiones al traste cada dos por tres. Y en DOOM 3, ya pasamos a hablar del diseño de niveles: clónico hasta la saciedad, oscuro y repetitivo. No hace que mueras, pero terminas aburriéndote a las 3 horas de juego.

   Decisiones en el diseño de un videojuego, que hacen que muramos, fracasemos o nos aburramos por fallos que cometen los propios desarrolladores. Menos mal que Rockstar empezó a redimirse a partir de San Andreas y ya no tenemos que repetir cada misión 20 veces para que salga como queremos. Si no, que se lo digan a los muchocientos millones de copias de GTA V y Red Dead Redemption 2. Esos billetes si que están bien diseñados, sí.

LA MALA OPTIMIZACIÓN EN PC



   Casi todos los juegos actuales están bien optimizados para todas las plataformas (y remarco el "casi"), pero ¿qué ocurre cuando nos enfrentamos a un port de un juego antiguo? Eso se hace llamar "The Nightmare" o traducido al español: La Pesadillita, chavales. It's called "El Horror", "Le Horribill", en definitva, "Una puta mierda como la cordillera del Himalaya". El gran 99% de los juegos antiguos para PC funcionan como mi cu** cuando voy a hacer de vientre y voy estreñido, o sea, mal.


"La cara de Murfy (la rana que vuela) es la del CEO de
Ubisoft cuando ve que pagas por un juego que no funciona"
   Preguntadme a mí y a todas mis malas experiencias con juegos de hace más de 15 años en PC: Rayman 2, Rayman 3, Max Payne, Manhunt, Splinter Cell, FEAR, GTA 3, GTA Vice City, Medal Of Honor y una larga lista más de despropósitos jugables titánicos. Lo peor, es que todos ellos fueron comprados en tiendas oficiales, no piratas. Y sí, son los de las tiendas oficiales los que no funcionan, a los que le falta doblaje o los que se abren en ventanas de 640x420 porque son simples ports sin apenas retoques de las versiones originales de dichos juegos.

   Rayman 2, Rayman 3 y Splinter Cell, todo juegos de Ubisoft comprados en la tienda oficial, directamente no se abren, o se abren y se cierran a los 2 segundos porque su compatibilidad con Windows es cero. La parte graciosa de todo esto es que las versiones pirata sí que funcionan, así que si queréis jugarlos, ni un duro les deis a esos cabrones. Bajarlos gratis de cualquier sitio.

   Con Max Payne y con FEAR, preparaos, porque los juegos vienen en ingles sin doblaje y sin subtítulos, así que aún comprando las versiones oficiales, deberéis descargar parches piratas para traducirlos. Oye, todo muy correcto. De versiones oficiales de Steam estamos hablando.


"Por no optimizarme bien el juego en PC, te voy a optimizar
yo la puta cara un poquito"
   Y con los juegos de Rockstar agarraos los machos, porque sí, viene todo correcto excepto los controles y las configuraciones dentro de la partida, que son una completa ida de olla. En los GTA, deberemos capar los juegos a 30 FPS para que todo funcione bien. De lo contrario, nuestro personaje o el vehículo que conduzca se moverá ralentizado mientras que el resto del mundo se mueve a velocidad normal, todo porque el juego no capta los 60 frames correctamente. Y ni hablar de los controles, porque si jugamos con teclado y ratón, las configuraciones son un infierno y si jugamos con mando, directamente es mejor ni jugar. Terminando y hablando de Manhunt, hay que decir que la versión oficial de Steam es injugable literalmente, porque un bug te bloquea la partida a los 5 minutos de juego y se necesita de un parche pirata para avanzar. Y ni así lo conseguí yo, por lo que terminó desinstalado.

   En definitiva, juegos antiguos y PC no se llevan bien por el simple hecho de que a los desarrolladores no les da la gana currarse un buen port y lo único que hacen es un copia-pega del juego original a una plataforma que no está lista para soportarlo. Queridos amigos, idos a tomar viento fresco.

CUANDO NOS INTERRUMPEN LA PARTIDA EN EL MEJOR MOMENTO



   "Inserte cinemática épica o emotiva a más no poder" o "Inserte conversación super importante para el desarrollo de la trama" o "Inserte partida online que estás a punto de ganar de forma humillante para el rival" o "Inserte jefe jodidamente difícil al que le queda un arañazo para irse a criar malvas"... y de repente... se abre la puerta de tu habitación y unos ojos luminosos de color rojo se encienden tras de ti... una malvada sonrisa diabólica asoma en ese rostro deformado por el mal más absoluto.

   Y entonces ocurre: -¡¡¡Hijooooooo!!! ¡¡Ya están las lentejitaaaaaas!!- seguida la frase de una risa de ultratumba y un aproximamiento por detrás para sacudirte el hombre si no reaccionas a la primera. El profundo aliento de esa boca cargada de odio estrellándose contra tu oreja para repetirte la frase otra jodida vez.


"Se dice que siempre que esta señora entra
en una partida, todos los jugadores
abandonan el juego. Es el poder de la
chancla"
   Es entonces cuando te giras y ahí está, impasible como si no te acabase de destrozar la puta vida entera, con sus ojos rojos, su sonrisa diabólica, un cucharón de madera en la mano y un delantal de flores: -¿Qué no me escuchas? Va a la mesa y deja eso, que se enfría la comida-

   Asumiendo que ya nada volverá a ser lo mismo en tu vida a partir de ese punto, tu respuesta se limita a dos frases por defecto: -Espera a que termine esto y luego me cuentas. Es solo un minuto (aunque realmente te quede media hora)- o -Es un juego online, no se puede parar (eso de que no se puede parar no lo pillan o sea que no insistas)-. Cualquiera de las dos frases entrará por una oreja y saldrá por la otra sin haber sido procesada lo más mínimo.

   Y es que da igual que estés en cinemática, en momento cumbre, en conversación interesante o en partida online, porque ¿sabes que? Que a tu madre lo puto único que le interesa en este momento es que te puto comas las putas lentejas antes de que se puto enfríen, ¿está claro? Pues eso, que te jodes y a la mesa.

   Y hasta aquí hemos llegado, amigos, amigas, lectores y lectoras. Otras 5 situaciones irritantes en los videojuegos o mientras jugamos a ellos, que nos joden la vida, que nos hacen lanzar mandos por la ventana, romper televisores o pegarnos un tiro en el fémur del cabreo. Os han ocurrido a todos; es algo que nadie que se considere buen jugador puede negar y forman parte de nuestra experiencia en este mundillo.



   Porque sí, es cierto que aquí venimos para divertirnos, para pasárnoslo bien con una buena historia, una buena partida o unas buenas risas entre amigos y amigas... pero ¿qué sería de todo eso sin los momentos de angustia, sin las anécdotas "negativas" que nos aportan los videojuegos? No todo puede ser diversión. Hay veces que enfadarse también forma parte de la experiencia y luego lo recordamos con una sonrisa en la cara.

   Una sonrisa como la de tu madre cuando entra en tu habitación y sabe que te va a joder vivo pero aún así le importa un mojón. Y quienes ya no viváis con vuestra madre, como yo, tranquilos porque siguen existiendo criaturas malignas como los compañeros de piso, las mascotas, los amigos o los vecinos, que actuarán de igual forma para joderte la experiencia.

   Hay que matarlos... a todos...

   Espero que hayáis disfrutado de la lectura y nos vemos más pronto que tarde con más artículos especiales, análisis u otras vivencias que se me vayan pasando por la mente. ¡Gracias y un abrazote fuerte!

   John - Orgullogamer - Dadme dinero para un mando nuevo. Por favor.

Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Análisis/Reflexión de FRAN BOW

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos

La Taberna del Grog