#RedDeadRedemption2









La tira dedicada a Red Dead Redemption II
#RedDeadRedemptionII

2 de octubre de 2018
07:33 horas

Vamos a ir preparando la tira del Red Dead Redemption II, para ir haciendo hueco y tener listo esta especie de "diario" del juego, ya que la publicación del título es inminente y este caballero que os escribe lo tiene reservado y desde el primer día pienso darme la viciada del siglo y contaros por aquí, que me va pareciendo el juego en esta especie de diario-análisis que forma esta nueva sección, este nuevo formato aquí, en vuestro Orgullogamer. Comenzamos.

¿Qué sabemos hasta ahora del juego?

La atención al detalle.
Capítulo 1
Los cojones del caballo

No podía empezar por otra cosa. Es maravilloso e implica mucho más de lo que os pensáis. La atención al detalle. Si Rockstar se ha molestado en crear una rutina capaz de hacer inflar o desinflar los cojones al caballo en función del tiempo que haga o lo verraco que esté, ¡¡que no nos esperará en el resto del juego!!

Una rutina de programación gloriosa, una física de cojones. Es decir, si durante el juego, el lorenzo pega que da gusto y hace un calor que hasta las ranas van con cantimplora, a tu caballo se le pondrán los huevos gordos, tanto, que parecerán una carpa de circo. En cambio cuando el frió apriete, la rutina de programación hará encoger los pelendenges del jamelgo hasta hacerlos parecer dos castañas pilongas. Todo un detalle. Has de cuidar a tu caballo. Lavarlo, cepillarlo y vigilarle la escrotera. No me quiero imaginar la de imágenes que podremos gozar de los paisajes con la imagen colgandera del caballo en el margen superior de la estampa. ¡¡Ole sus cojones!! Ha llegado la verdadera nueva generación. A partir de ahora, debemos tomar esto como referente y que todos los animales que salgan en juego alguno, se le inflen los cojones. ¿¡Os imagináis un Sonic con esta rutina!?

3 de octubre de 2018
9:10 horas

La atención al detalle
Capitulo 2. 
Barbas tienes y con ellas te entretienes

Una de las cosas que más me gustó (como detalle y todo lo que sea detalle es de agradecer) en el GTA San Andreas, era la posibilidad de modificar el aspecto físico de tu personaje. No sólo en lo que respecta el fondo de armario, si no que tu cuerpo y tus pelos, podías modificarlo al gusto. Si comías demasiada comida basura veías como tu personaje se convertía en un fanegas. Si te machacabas en el gimnasio veías crecer tu musculatura hasta convertirte en un oso hasta el punto de poder participar en el Mister Olimpia. Los pelos no se quedaban atrás, repartidos por Los Ángeles encontramos peluquerías y barberías donde podíamos cambiar el peinado y las barbas. Pero se hacía de la misma forma que la ropa, elegías peinado y barberio, aceptabas y listo. Por arte de magia la barba podía crecerte hasta pasártela o tu melena crecía y encogía al antojo de tu mando.

Rockstar ha mantenido eso del barberío en Red Dead. Pero lo ha hecho de nuevo, cuidando el detalle. No se si llegará la cosa del crecimiento a ocurrir "en tiempo real", pero si quieres barba larga, deberás dejártela crecer. Los barberos solo podrán actuar en función de tu pelambrera en el mentón. Y ese detalle me ha gustado, como lo de los cojones del caballo. Parecerá una gilipollez, pero me parece que este pequeño detalle hace que te enfrentes de otra manera al juego, deja a un lado la inmediatez del todo y da paso al transcurrir de la vida, a que te acostumbres a que no todo gira en torno a tus caprichosas prisas por todo. Y de nuevo nos hace ver el grado de mimo que este juego va a tener. Si han pensado en esto que parece intrascendente para la historia del juego (y lo es, la historia transcurrirá independientemente de como quieras dejarte la barba) imagínate que no nos esperará para aquellas que sean trascendentes.

¿Hasta donde dejarás tus barbas crecer? ¿Dónde habrá puesto el límite Rockstar? Habrá que ir probando para ver como crece la barba. Me la dejaré estilo Saruman, y sin con las greñas pasa lo mismo, me las dejaré como James Hetfield en sus tiempos mozos. Entre la barba y las greñas, más que un forajido del salvaje oeste voy a parecer el vocalista de un grupo de Country.


4 de octubre de 2018
9:51 horas

Antes de seguir con este capítulo, permitirme hacer un comentario sobre algo que me enteré ayer y que me ha resultado muy curioso. Precisamente ayer estuve comentando sobre los aspectos de personalización del personaje en GTA San Andreas. Más concretamente sobre su cuerpo serrano, que según que acciones, bien correr o ir al gimnasio o comer demasiada comida basura, hacían subir o bajar tus barras de estado. Pues bien, parece ser que Rockstar ha recuperado esto en Red Dead. Al parecer, nuestro personaje dispondrá de tres barras: Resistencia, disparo y no se cual más (el vídeo que vi ayer con esta información dijo  lo mismo, de modo que la cita es 95% textual)

Según nuestras acciones insistentes para cada una de ellas, nos hará ser mejor en cada una de ellas. Cuanto más corramos, mejor correremos, cuanto más disparemos, mejores tiradores seremos.  En el vídeo se hablaba que las estadísticas que tendremos disponibles serán abrumadoras.

Comentaba en el vídeo que echó un ojo a las de resistencia, o a la que el personaje sube cuando corre, ahora mismo no se como se llama. Pues bien, en la estadística le decía que le faltaban setenta minutos para subir de nivel. De modo que se puso a correr por las montañas, como si fuera Rocky entrenándose para el combate contra Ivan Drago!!

Estas cositas, estas pinceladas de "rol" personalmente me encantan. A otros tanto no, claro, pero esto es así. Para calmar a los no gustosos de subir por subir de nivel, os diré que en el vídeo, nos dijeron que esto no empañaba la jugabilidad, que estuviéramos tranquilos, que si perdíamos el tiempo corriendo por la montaña, era sólo de forma voluntaria, por el simple placer de hacer "running" de ese. A fin de cuentas, nos enfrentamos a humanos, ellos serán nuestros enemigos. Con tener buena puntería basta, no tienes que tener un Vaquero Mago caótico neutral de nivel 50 para acabar el juego.

Más cositas que me enteré del vídeo. El compañero que probó el juego, estuvo 6 horas dándole "hamor" al juego. Sin entrar en spoilers, comentó que comenzamos en las altas montañas, viajando con nuestra caravana, sin tener aún un campamento establecido. Nómadas. Cuando llegamos a la llanura, ya más verde, placida y óptima para la vida, ya si establecemos nuestro campamento. Y volvemos a los detalles. Si estás en la nieve y no llevas la ropa adecuada, puedes ver como tu vida se resiente. Del mismo modo y al revés, si estás en una zona más cálida y vas con el abrigo hasta las cejas, el calor excesivo y la deshidratación, harán menguar tu vida también. Hay que vigilar el entorno y el clima y tener preparado y a punto tu fondo de armario. La pasarela Cibeles ha llegado al salvaje oeste.

Más cositas del vídeo. Pequeños detalles sueltos: 

-La nieve afecta la forma de movernos. Iremos más lento si la nieve es espesa y nuestro caballo no podrá galopar.
-Cuando estás en una pelea y le estás ahostiando al pobre diablo que se encuentra debajo de tus puños, la atención al detalle, vuelve a aparecer. Veras como con cada hostia, la cara de tu adversario va tornándose en un Ecce homo.
-Algunas trastiendas de los comercios, tendrán misiones y negocios...digamos, rarunos.
-Los compañeros de tu campamento te contarán sus andanzas de lo que han visto en otras ciudades y es posible encontrarse con ellos y comprobar que no mentían los pájaros!!
-El mapa va a ser inmenso. Según contaban en el vídeo, aquel que lo jugó fue del punto A al B en caballo. Dice que se tiró un buen rato, un buen trecho. Cuando llego a B quedó impresionado de la larga distancia. El empleado de Rockstar que estaba allí le dijo que abriera el mapa y alejara la imagen. El largo camino marcado apenas se quedó en una pulgada, el camino recorrido en comparación con todo lo que podía recorrer era ínfimo. Un mapeado enorme. No puedo especificar cuanto más, porque hasta aquí llego.
-No vendrá doblado, pero eso ya lo sabíamos. Los subtitulos serán en tamaño, como de costumbre en esta generación, con un detalle que a mi no me ha hecho mucha gracia, pero en fin: Vienen con fondo negro, es decir, los subtitulos aparecen dentro de un recuadro negro, esto no me gusta mucho, ensucia un poco la imagen de la escena. Por suerte, podemos desactivarlo por grados, desde que te subtitulen hasta los pedos que te tires, a desactivarlos completamente.
-La cámara en primera persona para este juego, sigue sin convencerme.
-Y por último (Ojo spoiler): Al principio de la aventura aparece Marston y charlaremos con él, por lo visto, nuestro nuevo protagonista lo vacila un poco y se mofa de él, como una declaración por parte de Rockstar, que aquello, el primer Red Dead, pasado está y que esto es lo nuevo y mejor y lo vamos a flipar muy mucho : (Fin del Spoiler)



Y hasta aquí, aquello que he ido descubriendo nuevo sobre el juego. Hasta nueva información, seguiré con la tira tal y como la he ido planeando, cuando vuelva a enterarme de algo, haré como hoy, inciso y os cuento.

¿Por donde iba? Ah si...


La atención al detalle
Capítulo 3
El mercadona del salvaje oeste

5 de octubre de 2018
12:59 horas

La atención al detalle
Capítulo 3
El mercadona del salvaje oeste

Los objetos que veremos en la tienda, los que están por la estantería, podemos cogerlos, llevarlos al mostrador y pagar. Como la vida misma. Lo que no se si también podrás irte haciendo un "simpa"…como algunos hacen en mi barrio. Un ejemplo más, de la atención al detalle ¿Cuantas veces lo he dicho ya en esta tira? cuando llegue a diez me avisáis y os invito a una ronda...luego me marco un "simpa" y "arreglao"

No está mal el detalle. Trabajo extra para animadores y programadores. Habrá que coger el carrito de la compra y probarlo unas cuantas veces, pero me da a mi que cuando sea la vigésima vez que vayamos a la compra, nos cansaremos de ir producto por producto y tiraremos de la "compra habitual" de todos los juegos: ir al dueño de la tienda y que prepare él el pedido. El juego también dará esa opción conservadora. Tiraremos de catálogo y a correr. Ojo que esto nos dará pistas para GTA VI, seguro que podremos pillar la compra por internet al Mercadona.

8 de octubre de 2018
16:20 horas

Capítulo 4
Hogar ¿dulce hogar?

Prestar atención y cuidado a tu campamento. No se que grado de implicación pedirán de mi a la hora de enfrentarme al juego, no se en que grado implicará a la historia y desarrollo del juego. Por lo tanto estos párrafos siguientes son conjeturas y opiniones basadas en ideas aún no confirmadas del todo.

Cuidar del campamento y de las gentes del mismo. No se tu, pero yo estoy un poco harto de esto...

¿Está rockstar acercándose a cosas del rpg? Si traigo ahora el recuerdo de los Rpgs es porque eso de cuidar el campamento me ha recordado a uno. Al Fallout 4 para ser más exactos. El juego me encantó pero pase muy mucho de lo de vigilar el campamento. Al que le guste que arree, pero yo ya tengo bastante con cuidar mi casa de la "bida real" como para andar pendiente de estar cuidando a una panda de mataos. El tiempo que tengo para dedicarle al juego es escaso, no me gusta eso de andar cuidado de nadie al otro lado de los mandos. Quiero ser un bandido (corazón corazón malherido...) no el mayordomo de Batman.

Pero como digo al principio del capítulo...aun está todo por ver.


Capítulo 5
Si no cuidas la sobaquera, el depredador te espera.

Efectivamente, uno de los detalles que se ha cuidado es la higiene personal del protagonista. Dependiendo de cómo y cuándo sea la frecuencia en hacernos un checo, el entorno reaccionará a nuestros efluvios corporales "Ô de Chotô". Si descuidas los baños, la gente en las ciudades se apartará de ti y los depredadores que campen por los campos y montañas podrán olerte de lejos el sobaco y el ojete, el olor a ensalada de cebolla los alertará y te seguirán el rastro hasta darte caza y degustar su manjar cremoso.

Por mucho que pienses que el hombre debe oler a tabaco, a sobaco y a culo, no será aconsejable descuidar tus baños, báñate, aunque sólo sea de vez en cuando. Además, que habrá varios tipos de baños que harán más variado el momento de perder tu antigüedad con la roña. Desde el típico baño rápido de entrepierna y orejas  para cubrir expediente, hasta el baño "Pro", con enjabonamientos y restregaduras. Pero no descuides tu higiene hasta darse el punto de necesitar agua hirviendo con un poquito de tomillo y laurel. Esto es el lejano oeste, no el gimnasio de un Instituto.


15 de octubre de 2018
12:35 horas

Capítulo 6
De caza voy, de caza vengo, si se me pudre, no te lo vendo.

La caza como sustento para nuestro campamento y como fuente de ingresos. ¡Toca salir de caza! Y una vez más, el cuidado y mimo en los detalles, en este caso, alegran un poco la jugabilidad en este "minijuego".

La caza se convierte en algo más entretenido y con dos componentes a tener en cuenta: el arma utilizado y el transcurso del tiempo sobre la pieza cazada. Dependiendo de estos factores, sacaremos más o menos viruta en las tiendas o mas o menos provecho nutritivo en nuestro campamento.

Dependiendo del arma usada para cazar, causaremos más o menos destrozo. No es lo mismo un tiro limpio a la testa del animal con arco y flecha, que usar un misil aire-tierra con un Harrier AV8. El animal quedará más o menos perjudicado y eso los comerciantes lo tendrán en cuenta. También tendrán en cuenta el estado de la carne por su paso del tiempo.

Si dejamos el animal demasiado tiempo sobre la grupa del caballo, la naturaleza obrará su milagro temporal y se te llenará la pieza de moscas asquerosas, la carne poco a poco se irá pudriendo y si te descuidas demasiado, hasta los buitres potarán al oler el mondongo que cuelga de tu caballo. Puntazo extra, el detalle de la sangre, tu camisa y el animal.

Cuando cojamos la pieza y nos la echemos al hombro, las heridas y la sangre del animal dejaran su impronta en tu camiseta de Emidio Tucci e incluso los aldeanos que te encuentres te señalarán alarmados los rastros de sangre y pondrán el grito en el cielo por lo descuidado de tu aspecto. Tocará lavarlo con Perlán.


16 de octubre de 2018
9:58 horas

Capítulo 7
La distracción en los derechos laborales.

Mal asunto lo de las 100 horas laborales a la semana en la recta final del desarrollo de Red Dead 2. He estado leyendo sobre el asunto, y ¡¡madre mía!! Con qué facilidad se arreglan los asuntos o se complican. Yo veo complicado emitir una opinión concreta. Creo que en este asunto, como en la mayoría de ellos, existe una amalgama de problemas, varios puntos que me resultan imposible unificarlos en una sola respuesta. Vengo lleno de dudas, solo quiero plantearlas, vosotros diréis.

No hay que pertenecer a un "bando" laboral para darse cuenta de lo que es correcto e incorrecto, ni tampoco para adquirir ciertos ideales o modos de pensar. Dicen que el hábito no hace al monje, pues lo mismo para mis ideales, independientemente de donde me encuentre en el contexto laboral, mis ideales son los que son. Afortunadamente me encuentro en el lado del obrero "Orgulloso de estar, entre el proletariado" como cantaba Ska-p, pero aunque no fuera así, ese hecho no cambiaría mi forma de pensar.
Algunos amigos cuando hemos tenido esta conversación, siempre atacan con el mismo mal ejemplo, me dicen: "Claro, piensas así porque eres un obrero, pero que pasaría si fueras tú el empresario, ¿pensarías igual?" Naturalmente que si, respondo, y casi siempre suelen ponerme en duda porque ellos sí venden sus ideales al mejor postor. Le dan más credibilidad a sus supuestos que a mis convicciones.
Mi educación está versada en las letras y humanidades y no en un convenio laboral. Esa educación me sirve para saber que es justo y que no lo es (al menos lo intento cada día), en dicho convenio. Los contextos laborales pueden ser infinitos, por eso es fundamental tener una buena guía, una buena base, a fin de cuentas, una buena educación por encima de todo. Siempre estaré en contra de los abusos, de cualquier abuso, y por ende, del abuso y explotación laboral. Eso es algo en lo que podemos estar de acuerdo.

No me parece bien tener a tu gente trabajando 100 horas a la semana. Por muy recompensado que esté con dinero, ¡¡nos ha jodido!! ¡¡Como para que encima no te lo paguen!!

¿Culpables?

Aquí ya no lo tengo tan claro. He leído que todos somos culpables. ¡¡Aquí no se libra ni Dios!! Desde los trabajadores, pasando por los que ponen la pasta, productores, accionistas, empleados y como no, tu y yo. Al final, siempre tenemos parte de culpa los consumidores por exigir productos de calidad. ¡¡Tócate los cojones Manolo!! ¿Cuantas culpas llevo a mis espaldas sin saberlo o a sabiendas?. Soy un puto. ¡¡Soy un participante activo de la explotación laboral!! ¡¡Tócate los cojones Manolo!!

Como debate filosófico está bien y hasta cierto punto, en el plano teórico y de acción pasiva, es verdad: los consumidores somos culpables de abusos y crímenes contra la humanidad (¿qué no está manchado de sangre en este mundo? un ejemplo radical y cuñado: detrás de la gasolina que consumes, en tu coche o transporte público, hay guerras y muerte. Piénsalo cada vez que descuelgues la manguera). Muy buena conversación para estar horas debatiendo en la cafetería. Pero en la práctica, no puedo estar de acuerdo con esa afirmación. No soy ni cómplice ni culpable por comprar nada, como tampoco seré el salvador de las almas perdidas por no comprarlo. Mi madre no va a comprar el Red dead 2, la diré que apoya a la causa trabajadora y ondearemos las banderas.

Me cansa un poco el argumento que me carga siempre de culpabilidad. Si consumes CocaCola apoyas la explotación laboral. Si compras unas Nike, apoyas la explotación infantil, si compras un Iphone, apoyas la explotación laboral y eres culpable de los suicidios en masa de los chinos, si tienes Amazon Prime, eres un explotador, si compras Red Dead, apoyas la explotación....¡¡cojones!! ¡¡soy un auténtico hijo de puta sin querer!! Y estoy perdido con esto, porque en la teoría soy así, ¡¡un votante de la esclavitud!!

Aquí hay alguien que se oculta, que nos señala y que se forra a manos llenas. Y puede ser una amalgama de factores, estoy convencido, como indicaba al principio, pero lo desconozco, estoy perdido. Yo sólo tengo clara una cosa desde el principio: No se puede consentir la explotación ni esclavizar al trabajador. También tengo claro que esa situación se puede y se debe regularizar para tener unas condiciones laborables óptimas. Desde la parte del consumidor que me toca, a mi me da lo mismo comprar el juego el 26 de octubre que el 5 de mayo del 2019. Desconozco lo que hay detrás, en este caso lo hemos sabido, pero el hecho de conocerlo no me hace culpable como tampoco me hace inocente el no saber los trapos sucios. Amalgama de asuntos turbios, pero no mezclemos churras con merinas. 

Y esta es mi opinión sobre el tema. Si no te gusta, tengo otras.

Volveré...

Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Analisis/Reflexión de #BehindEveryGreatOne

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos