La deconstrucción del héroe en Demon's Souls: Ostrava de Boletaria


Os dejo este tema de la OST de Demon's Souls para amenizaros la lectura del artículo.





Si habéis jugado a algún Souls sabéis que las historias de los NPC’s no suelen acabar bien. La narrativa darksouliana es una muy oscura, repleta de desgracias, pasados mejores y personajes destinados a volverse locos o a morir de formas nada honorables.

Para la entrada de hoy os vengo hablar de Ostrava de Boletaria, uno de los NPC’s más importantes de Demon’s Souls y cuyo análisis iba a incluir en mi vídeo del juego pero que debido a la extensión del mismo, decidí extirparlo para dedicarle una entrada completa.

Ostrava de Boletaria es el primogénito del Rey Allant XII, el último monarca conocido en regir sobre Boletaria y que se rumorea que ha sido convertido en un demonio cuyo único objetivo es recolectar almas para volverse más poderoso. Dichos rumores llegaron a oídos de Ariona Allant, donde en esos momentos se encontraba en las tierras del sur de Latria visitando a su tío Lord Rydell y es cuando decide partir en la misión de desmentirlos. Así pues, Ariona se viste una armadura estriada completa para tapar su rostro y utiliza el pseudónimo de Ostrava de Boletaria para que los habitantes del reino no sepan su identidad. Armado con la espada y escudo rúnico de un héroe pasado de Latria, Ostrava está protegido por un campo de fuerza que le fortalece frente a la magia y esto ya nos debería indicar una cosilla sobre cierto atributo de su personalidad: La cobardía.

Sí, queridos orgullosos, pese a su planta heroica y sabia, Ostrava es un cobarde de buen corazón. Es una persona que teme luchar a no ser que no le quede más remedio (como así vemos cuando queda atrapado tras el portón del Palacio de Boletaria) y que se ampara en su sabiduría para evitar el conflicto e instarnos a sacarle las castañas del fuego.

Oscar de Astora, de Dark souls, guarda muchas similitudes con Ostravia, no solo en diseño si no en construcción de su lore. Oscar también recoge muchas influencias del modelo base del jugador de Demon's Souls, tal y como podéis apreciar en la imagen.


Supongo que tomando consciencia de su sangre real, siente la imperiosa necesidad de limpiar el honor de su familia aun sin ser un luchador sagaz. Seguramente existan cantos a sus hazañas (exageradas) en los tiempos donde Boletaría era un reino próspero y en paz, ya que se nos dice que a menuda partía en busca de aventuras con los dos caballeros protectores del reino, los colmillos gemelos Vallarfax y Biorr, ambos combatientes con un alto grado de experiencia cuyos méritos son más que merecidos. Sin embargo, debido a que Boletaria está sumida en la niebla del Anciano y la población casi ha sido extinta por los esfuerzos de demonios nada piadosos, Biorr acaba encerrado en la prisión del palacio por revelarse ante los Ministros (seres poseídos por almas demoniacas y que gobiernan Boletaria en la actualidad en nombre del Rey Allant) y Vallarfax se pierde en la niebla al intentar llevar las noticias del cataclismo a los reinos vecinos. Ostrava tuvo que partir en soledad y es aquí donde vemos que su fachada heroica se destruye.

Nos lo encontramos en 4 situaciones. La primera es en lo alto de un bloque de piedra donde nos ruega que matemos a los pueblerinos dementes que le esperan debajo, si lo hacemos nos dice que se había quedado atascado y nos agradece la ayuda dándonos el catalejo que le regaló su tío para el viaje. En la segunda nos implora que le rescatemos, lo encontramos tras una verja en los túneles del puente del castillo y tendremos que acabar con la legión de ballesteros que lo acorrala, nuevamente nos agradecerá la ayuda dándonos 3 hierbas lunas oscuras que se encontró a su paso por el Valle de la corrupción. La tercera es la que os relaté con anterioridad, Ostrava se encuentra tras un portón que da acceso al palacio y tendremos que abrirlo antes de que los caballeros poseídos lo asesinen recompensándonos esta vez con una piedra de calidad pura que tenía guardada para mejorar sus armas.

El que haya mencionado las recompensas que nos otorga por salvarle no es por expandirme en daros datos, sino porque es un indicativo o un preludio de lo que nos deparará en el cuarto encuentro. Si somos un viajero con una misión tan importante y tan difícil, es lógico que nos provisionemos de recursos de vital importancia (un catalejo para explorar en la distancia y comprobar las rutas más seguras, hierbas de curación por si las moscas, materiales para reforzar nuestro equipo ante los retos venideros…) por lo que no tiene sentido que nos desprendamos de ellos por mucho que nos sintamos agradecidos de que alguien nos haya salvado la vida. Bajo mi forma de verlo, Ostrava era consciente de sus limitaciones como luchador y en el fondo de su corazón, se figuraba una realidad oscura para el cenit de su viaje.

Tras la partida de Ostrava, Latria se convirtió en una prisión custodiada por carceleros endemoniados y su tío es encarcelado. Estos hechos reflejan que Ostrava lleva mucho tiempo de viaje centrado en su misión.


Por lo tanto, en nuestro cuarto encuentro, Ostrava no estará en apuros si no que lo toparemos cabizbajo sentado en las escaleras que dan al trono de su padre. Ahí nos cuenta que ha visto a su padre y que en efecto, ha perdido la razón y se ha convertido en un demonio poderosisímo. Sin ganas de luchar y sin poder soportar la vergüenza de la realidad, Ostrava se suicida ante nuestros atónitos ojos tras pedirnos que acabemos con la vida de su padre y revelándonos el secreto de su familia, un mausoleo que alberga una espada legendaria capaz de hacer trizas las almas demoniacas.

Bajo mi forma de verlo, Ostrava sabía que se encaminaba a una misión sin vuelta atrás desde el principio. Sin embargo, al conocernos y enterarse de nuestras hazañas despachando demonios (sí, orgullosos, por algo nos llaman el Demon Slayer) se le ilumina un atisbo de esperanza y en cada encuentro que le salvamos se convence un poco más de que podremos poner fin al apocalipsis del reino y descubrir la verdad que tanto ansía. Por eso nos recompensa con sus recursos más preciados, porque confía más en nosotros y en nuestras capacidades que en sí mismo.

Pero la historia del desdichado Ariona Allant no acaba aquí ya que ha muerto antes incluso de que empezasen los hechos del videojuego. Si nos fijamos, Ostrava aparece en el Nexo cada vez que le rescatamos y si sois conscientes de las reglas del mismo, solo aquellos cuya alma haya sido apresada por el nexo tras morir pueden residir en él. Nosotros empezamos el juego así, muriendo irremediablemente en el prólogo y siendo nuestra alma apresada en el Nexo para comenzar la petición del Monumental. Así amigos, Ostrava seguramente murió nada más empezar su travesía y la dama de negro rescató su alma de ser consumida por los demonios. Esta sería otra razón de peso de que Ostrava tenga tan poca autoestima en completar su misión.

Por último, nos lo encontramos ya en forma de espectro oscuro en el pasillo que da al elevador del trono de Allan. Esta condición es alcanzada por aquellos que hayan muerto en estado alma, es decir, la muerte completa lejos de los límites del cuerpo material y pierden sus recuerdos y capacidad de razonar, algo así como ánimas errantes sin un objetivo en la tierra más que el de consumir las almas de los descuidados. Como es obvio, al estar en este estado nos atacará indiscriminadamente y podremos comprobar en primera mano que como luchador (más allá de las protecciones mágicas que le confiere su equipo) no vale dos duros.

Incluso en la pantalla de carga se nos quiere presentar como alguien heroico dado su tamaño e importancia en la imagen (derecha) frente al tamaño del jugador (izquierda).


Y aquí tenéis otra historia de un personaje desgraciado en un Souls. El como una imagen heroica, una presencia que impone por una armadura y un equipo poderoso, una forma de hablar que irradia sabiduría y experiencia y una capacidad para soltar recursos valiosos tan a la ligera no son elementos para describir a un héroe elegido y destinado a la grandeza, sino que son una máscara superficial para esconder un atributo inaceptable para la calidad de un héroe del pueblo: La inseguridad.

Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Red Dead Redemption 2 y el significado de vivir una historia

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos