[Análisis / Opinión] Afro Samurái - Sangre y Venganza


  La sangre, fluido vital que recorre nuestro cuerpo, ¿Puede ser un co-protagonista? ¿Puede tomar parte de una historia y trascender de forma que tenga un especial participe de un guion? Takashi Okazaki nos brinda esa respuesta tiñendo de rojo unas viñetas que con estilo americano también podremos llamar manga. 



 
  ¡Oh sí! Afro Samurái una obra con muchos matices de la cual hablaremos hoy. Tomaremos un poco del arte secuencial ilustrado y nos centraremos en el titulo interactivo basado en el mismo. Un título lanzado en enero del 2009 para las plataformas Playstation 3 y Xbox 360, desarrollado por Namco Bandai, es un Hack & Slash de acción que nos transporta a una historia de venganza y obsesión. 

  Pero basta de datos técnicos, ¡Vamos allá! 


  Takashi Okazaki nos presenta una historia directa y fría, un manga con toques americanos, ya que se estructura de izquierda a derecha, pero sigue conservando el tradicional tramado que caracteriza las creaciones orientales. 


  Un personaje destaca visualmente más allá de nuestro protagonista, la sangre roja despunta en las viñetas, un agudo color inunda nuestra vista creando un contraste que personifica el líquido vital e intensifica el mensaje que el autor quiere transmitir. El recado es simple pero a la vez penetrante, un apagado sentimiento por los semejantes y un odio tan destilado que identifica a un asesino que no se detendrá hasta componer sus metas. 






















  Pero demos paso al movimiento, a lo interactivo, al videojuego.


  Se despoja a un ser querido de vida, la mente se perturba y se siembra el resarcimiento en el raciocinio. Una historia de venganza, esto es lo que nos ofrece el título, la muerte de un padre, un mentor, y el camino de un primogénito para expugnar su conciencia. 


  También nos acompaña el pretexto que utiliza el personaje para seguir adelante, excusando sus actos en él y divulgando la leyenda. La fábula de las “cintas del guerrero más poderoso”, la del segundo puesto destinada de forma perpetúa a alcanzar la gloria y la del primer lugar designada a mantener el orden sobre el caos, lidiando con los adversarios que quieren ostentarla. Esta es nuestra historia, Afro buscará saldar la cuenta pendiente ni más ni menos que contra el número uno y usurpador de la cinta que su padre lucia en su frente. No hay más, el camino delante de los pies y la muerte fluyendo por la espada, es así como conocemos las crónicas de nuestro personaje y de los sentimientos que deberá refrenar. 

Último combate del padre de Afro.

  Nos encontramos en un mundo feudal nipón compuesto por el honor y tecnología futurista, una mezcla de tiempos, que en este caso se fusionan de forma sublime. Desde arquitectura tradicional japonesa hasta móviles, aires acondicionados y robots, nos lo muestran todo con suma naturalidad, logrando que nos lo creamos sin lugar a dudas. Podremos regocijarnos con entornos variados y personajes pintorescos, acompañados por texturas cel shading, está claro, homenajeando al manga homónimo. Lo más destacable del diseño de personajes es el sombreado adicional estilo trazado con tinta, que le otorga personalidad digna del arte secuencial utilizado en el mismo. Otra particularidad que extrae del papel, es el uso de la sangre, antes comentado, para teñir las los combates de realismo. Cortar hace pupita. 

De arquitectura nipón hasta robots.

  Tendremos la compañía de música tradicional nipona e instrumental en nuestro viaje como en los combates, pero también resonará en nuestros oídos los versos de RZA, y aquí sí que yo tengo un problema. Cuando empieza el Rap, los efectos sonoros de los golpes son mermados por las rimas, claro está genera una pérdida de inmersión, asemejándose a un vídeo musical. Una decisión que arruina la experiencia de acción y de cinestesia que podríamos notar al disfrutar de los impactos producidos por nuestros golpes. Pero... ¡Para gustos los colores!


Este tío no se levanta mañana...

  No hay doblaje, escucharemos el juego en versión original, y traducido al castellano gracias a los siempre confiables subtítulos. Hallaremos un humor gamberro, tanto verbal como gestual, y la mayor parte del primero lo interpreta Samuel L. Jackson, el famoso actor que le dará vida a Ninja Ninja del cual hablaremos más adelante. 

  ¡Va! ¿Por qué no? Hablemos ahora un poco del desarrollo de personajes. 

  Afro, como su nombre indica, es un tío con el pelo con estilo afro, obvio, con muy mala leche y con unas prioridades muy precisas, eliminar al poseedor de la cinta número uno, que a su vez es el asesino de su progenitor, ¡Que coincidencia!, el pretexto de antes... El personaje está inspirado en la vida de Yasuke, un samurái verídico de origen africano que participo en el periodo Sengoku. 


Fumar mata, la espada también...

  Ninja Ninja, compañero lenguaraz de nuestro protagonista, no se calla y sus comentarios integran lenguaje soez y coloquial lo que nos aporta el toque humorístico rodeado de tanta masacre. Su voz, como antes os he comentado, es interpretada por Samuel el ya comentado Jackson, que además es el productor del anime homónimo y la voz de los monólogos de Afro. 

El parecido es inconfundible.
  Justice, justicia, es irónico ya que es nuestro antagonista y el asesino del padre de Afro (Cuantas veces he repetido esto), que tiene en su poder la cinta ganada en combate honorable. Algo desquiciado pero nada fuera de lo normal. 


El sheriff a llegado...

  Los Siete Vacíos, unos encantadores y letales ancianitos (Hay uno grande y joven, el hermano pequeño, ¡je! que oxímoron) que intentan apoderarse de las cintas utilizando artimañas tecnológicas y asesinos a sueldo. 

  Conocemos a Jinno y a Okiku, compañeros de escuela de Afro, que poseen la misma relevancia que en el manga, así que me voy a ahorrar el trabajo de describirlos ¡Así que leer el manga! 


Corre viejo corre...

  Afro Samurái es un hack and slash de acción, significa que daremos tortas aquí y allá, con golpes rápidos como contundentes, patadas voladoras muy curradas y combos muy elaborados.

  Hablando de estos últimos si presionamos select, se nos desplegará un menú que nos mostrará todos los combos posibles y desbloqueables, algunos con subir de nivel a nuestro personaje, cosa que se logra dando muchas ostias, y otros coleccionando los recuerdos representados como cuervos y distribuidos por los recovecos de los escenarios. 

  Dos mecánicas desembocan en dos estilos de juegos muy diferentes, la primera ya mencionada, golpear hasta eliminar a nuestros enemigos utilizando los combos y cubriendo los impactos de los mismos. Y la segunda es la concentración lo que permite que Afro pueda realizar cortes precisos para separar la carne de un solo golpe y de varios contendientes a la vez. 


  Con las dos mecánicas dichas comentemos los dos estilos, podrás jugar de forma rápida acumulando concentración, hasta generar la suficiente como para realizar instakills instantáneos y masivos, OooooH! Golpear hasta tener la concentración básica y cortar a unos cuantos tíos al mismo tiempo, eligiendo las zonas de impacto y el ángulo del mismo. Elige la que más te guste, depende de ti. 

Corte por allí y por aquí...

  El juego abusa de las cinemáticas, algunas tan innecesarias que arruinan nuestra inmersión y nos molestan en medio de la acción. Pero lo mas interesante de ellas es la forma como nos las presenta, Zasca!!!, corte en la pantalla y cinemática...


  El juego lleva al límite la potencia de la maquina en la que corre, mostrándonos escenas en las cuales la cantidad de enemigos y efectos produce una baja de frames considerables. 


  Veremos sangre a montones y desmembramiento, pero esto es un pegi 18 así que ya es responsabilidad de cada uno. Notaremos humor negro y desenfadado que nos deja una gran experiencia entre la acción e incivil. 


Para 18 años, estáis avisados.

En conclusión: 

  Lo pasareis genial entre la aventura y las gamberradas, con paisajes al estilo manga, gracias al cel shading, y muy coloridos como ambientados. Sangre a borbotones y cortes de los más minuciosos, conste que estamos hablando de personas. Personajes mejor elaborados en el manga y fallos de poca importancia. Música ambiental extradiegetica que estimula y otra que peca por arruinar la misma sensación, la ironía... 


Os recomiendo probarlo y me comentáis que os parecido.

Hemos llegado al final del análisis, recordad dejar vuestro comentario aquí abajo, y visitarnos en Youtube para ver más de vuestros vídeos favoritos. Por aquí debajo también os dejaré el enlace para visionar esta aventura.




Yo me despido y os deseo buenas partidas!!!!


Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Sam & Max: Hit the Road

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos