Feliz Año 2018


...

Que miedo da, la primera entrada del año. Todo en silencio en "el escenario" desde el pasado 28 de diciembre. Un gran foco ilumina todo tu ser y te encuentras parado con micrófono en mano sin saber bien qué decir. 

No ves a nadie por una irónica razón, aquello que te ilumina te deslumbra al mismo tiempo, te deja a ciegas al pie del escenario. Supones que hay alguien al otro lado...pero habiéndolo o no, eso no calma tus nervios...¿qué esperan de ti? se supone que la primera entrada del año abre nueva temporada y la gente espera de la primera entrada que sea semejante al mejor espectáculo de fuegos artificiales...Que miedo da, la primera entrada del año...

¿De qué hablar para romper el hielo? Porque hay que romperlo, de nada sirven los casi siete años de experiencia con el blog, la primera entrada es puro nervio, blanco y vacío...Podría hablar de cómo ha ido la página este año, pero no quiero repetirme cada año con lo mismo de siempre. Resumiendo podría decir que no ha ido mal si lo veo desde el patio de butacas, pero entre bastidores ha sido un año algo complicado.

Tampoco quiero hacer propósitos con la página para este 2018 para no tener que dar justificaciones de por qué no se han cumplido...como pasa con casi todos los propósitos de año nuevo. Mejor es dejarse llevar por la corriente del rió. No se puede planificar todo un año, en escasos dos días antes del cierre. La vida transcurre y con ella las ideas que se aplican en un futuro, por lo que eso de decir ahora, lo que va a venir en un año...cada vez lo veo más imposible, casi no se lo que va a ser de mi la semana que viene, como para hacer propósitos de año. ¡Ni hablar!.

Todo lo que venga a la página será como siempre, por sorpresa e improvisado. ¿Volvemos al escenario? Nunca nos hemos bajado, por lo que las secciones ya consolidadas, se reforzarán con nuevo contenido. 

Qué miedo da, la primera entrada del año...pero ya está hecho. Vuelvo a mi camerino a coger lápiz y papel para trabajar. Me apetece más que nunca escribir. No es un propósito...es la verdad. Pero lo haré a mi manera, a mi aire, como siempre: ¡¡Por sorpresa e improvisado!!

Feliz Año a todos, mis queridos Orgullos@s!!

... 

Mario Landfyer
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

El mejor juego de la historia