Cheaters - La deshonra de nuestra comunidad

Ganas la partida; pierdes la honradez


   ¿Os acordáis de que hace tiempo subía artículos cagándome en todo lo cagable sobre temas polémicos de la industria? Como por ejemplo los DLCs, micropagos, remasters, retrasos, juegos mal hechos, precios abusivos y abusos semejantes. Bueno, todo eso que a algunos nos toca la fibra.

   Bien, pues hoy he vuelto. El John malo está aquí. El John cabreado que solo quiere ver arder el maldito mundo ha despertado otra vez y ha sido por sucesos recientes (aunque este artículo llevaba en el horno más de 6 o 7 meses). Este es un tema que lleva mosqueándome desde siempre, pero no ha sido hasta hoy que he decidido sacarlo a relucir. No porque hoy me haya pasado algo relacionado con esto, sino porque me he acordado de todo lo que me pasó en su momento y pues me he dicho que ya era hora de escribir al respecto.

   De escribir al respecto de cual es la endiablada razón por la que utilizas malditas trampas en un videojuego, señor o señora amargada detrás de una pantalla.

"Es hora de darle al coco, de ponerse en la piel de un "cheater"
   Se que aquí venimos a hablar de videojuegos, pero hoy os hablaré de moral, de principios, en el contexto de los videojuegos, pero de eso al fin y al cabo. Esto no es una guía de los hacks que utiliza el chino de turno para jodernos la partida, sino una reflexión del por qué lo hacen. ¿Qué es lo que lleva a una persona a querer amargarle un rato de diversión a otra? Pues a ello vamos.

   Como psicólogo en formación que soy, he de saber ya que hay gente para todo y que es imposible pensar que una persona no puede hacer algo porque a ti no se te ha pasado nunca por la cabeza hacerlo. Para esa persona es probable que lo que a ti te parece mal (y que seguramente está mal visto por gran parte de la sociedad en general), a ella le parezca algo de lo más común. Sí, aunque te preguntes "¿como es posible que haya gente así?", la realidad es que la hay y que tienes que enfrentarte a este tipo de gente más veces de las que querrías.

   En nuestro pequeño gran mundo de los videojuegos, a una variedad de estas personas con el sentido de "lo correcto" alterado, se las conoce como "hackers" o "cheaters" y posiblemente sea gente con poco conocimiento del significado de la palabra "honradez", que según el diccionario, dice así: 

"Un golpe de diccionario en la cara para arreglar el mundo"
"[persona] Que actúa rectamente, cumpliendo su deber y de acuerdo con la moral, especialmente en lo referente al respeto por la propiedad ajena, la transparencia en los negocios, etc."

   Cuando alguien hace trampas en un videojuego (generalmente online, en el que se pueda perjudicar a otros jugadores reales), es o porque no tiene conocimiento de este concepto, porque se la trae floja el concepto en sí o porque, como he dicho antes, su mente está programada para pensar que no ser honrado es algo correcto.

   Sea como sea, estás utilizando herramientas externas a un juego, que te proporcionan ventajas ilegales en los enfrentamientos contra otros jugadores. Eso, de por sí, debería anular por completo el sentimiento positivo de la consecución de un objetivo que se forma en el cerebro de alguien al ganar una partida o derrotar a alguien. Quiero decir, ¿el utilizar "hacks" contra alguien te hace sentir que REALMENTE le has ganado a esa persona? ¿Le has ganado tú, con tus propias habilidades, o le ha ganado el programa informático que estás utilizando? ¿Hay una sensación de victoria al conseguir un objetivo por medio de unas ventajas que los demás no tienen? Yo no se contestar con certeza a esas preguntas, ya que nunca jamás he utilizado ni utilizaré estas herramientas... pero me atrevería a afirmar, no estando del todo seguro, que sí existe esa sensación en los usuarios que utilizan "hacks".

   Simplemente, su cerebro no funciona igual que el nuestro. Me da por pensar que se engañan a sí mismos, que llegan a creerse que obtienen la victoria por méritos propios, aunque sin dejar de tener en cuenta esos "cheats" que utilizan. Simplemente, ellos lo ven como un pequeño empujoncito, como una pequeña ayuda extra, cuando realmente el "hack" es en un 99% el causante de esa victoria, y no un 1%, como piensan ellos.

"¿Os acordáis del meme ese del cerebro? Pues este sería el que
diría:"hackear para ganar la partida""
   En definitiva, la sensación de "victoria" en los hackers, según mi opinión, existe, aunque sea lamentable pensarlo. No en todos, claro está, pero sí en un pequeño porcentaje. Estoy seguro de que la gran mayoría de los "cheaters" saben que lo son y saben que no están logrando sus objetivos de forma justa. Son conscientes de que no ganan ellos; saben que el programa que tienen instalado en su PC les hace todo el trabajo, pero simplemente, pasan del tema. No buscan la satisfacción de trabajar en algo para lograr una meta y así sentirse realizados; lo único que buscan es quedar por encima de los demás a cualquier precio, aunque al ganar una partida no tengan esa sensación de "victoria" que tienen los que he mencionado anteriormente. Da igual. Obtienen la sensación de quedar por encima de alguien o de haberlo humillado... y eso también les gusta.

   Sin duda, son mentes retorcidas se mire por donde se mire. Da igual si son más o menos conscientes de lo que están haciendo. Todos coincidimos en que es algo que está mal (aunque ellos crean que está bien). En el momento en el que jodes a alguien ajeno (siendo o no consciente de ello) y ello te provoca satisfacción, estás haciendo algo malo. Incluso si no te provoca satisfacción usar "hacks" y simplemente lo haces para conseguir más moneditas en el dichoso PUBG, da lo mismo: estás beneficiándote a costa de joder a otros jugadores, da igual si te sientes bien al hacerlo o luego te sabe mal. Incluso si lo haces por "ver qué pasa", por "ver cómo es hacerlo una vez", ya está mal; ya has entrado en el lado oscuro.

   Esto, chicos y chicas, es lo que lleva a alguien a hackear. Divertirse, conseguir más premios, joder a los demás porque sí, probarlo para ver qué es, creerse superior u obtener la sensación de "victoria" que no conseguiría sin usar los "cheats". No hay más. Si lo pensáis detenidamente, es algo mucho más ruin y miserable de lo que pensabais en un principio, pues aunque lo hagas de forma inconsciente, estás disfrutando con el sufrimiento ajeno. Y es que no hay nada que (a mí, personalmente) joda más que ser derrotado por alguien que tiene ventajas sobre ti en lo que debería ser una batalla en igualdad de condiciones.

"No podía faltar la aparición de PUBG en uno de mis artículos. Sería
herejía, chavales"
   Mirando ahora en otra dirección, aunque obviamente, dentro del mismo tema, lo que me ha llevado a escribir esto ya mismo, ha sido la noticia de que Playerunknowns Battlegrounds, es ya posiblemente, junto a CS:GO y algunos otros, el juego con más cantidad de "cheaters" por metro cuadrado del mundo y la mayoría, por no decir casi todos ellos, son chinos; gente que (según el medio en el que he leído la noticia) no ve con tan malos ojos el tema del "hackeo". Vamos, que allí en su país es algo normal ir jodiendo al personal para echarte unas risas, cosa que me da a entender que no tienen ni repajolera idea de moralidad, de principios ni de honradez a lo hora de competir contra otros jugadores. Hablando en primera persona, me parece algo repulsivo. Vomitivo, hablando claramente. Pero ellos sabrán. Cada cultura es un mundo y aún más cada individuo dentro de esa cultura. Habrá cosas que para ellos serán normales y a nosotros nos parecerán inmorales y viceversa, pero si de algo estoy seguro es de que debe haber unas mínimas leyes morales universales que deberían ser iguales para todos, que deberían juzgar si algo está bien o mal independientemente de la cultura o el individuo... y este tema es una de esas leyes, según mi humilde opinión.

   Sin más, señoras y señores, hasta aquí llego hoy. Es posible que me haya quedado un artículo más espeso de lo normal. Es posible que no haya hablado de videojuegos tanto como querríais y que haya soltado una chapa psicológica más aburrida que tragarse 20 temporadas de "Cuéntame", pero es lo que hay.

   Al final, el John cabreado que iba a sacar a relucir al principio del artículo ha terminado siendo un "John reflexivo" y es algo que me ha gustado. Sustituir un poco de ira por conocimiento, si se le puede llamar así. No se, dejadme con mis historias, quiero irme a dormir. Nos vemos. Besos, abrazos y todo eso que se dice normalmente.

   Os dejo mi Twitter para memes, artículos y consultas psicológicas:

   El Twitter de nuestro blog, para estar al tanto del multiverso OG:

   Nuestro canal de Youtube, para ver muchos vídeos todos los días:

   Y nuestro podcast, para escuchar a 5 o 6 sabidos de la vida hablar de cosas durante 2 horas o más:

   John - Orgullogamer - Vienes a mi casa el día de la boda de mi hija... a pedirme que hackee un juego...

Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Arnold y los videojuegos: Terminator 2

No te vayas, aún hay más

No te vayas, aún hay más
Visita nuestros mejores artículos