Sueños de un fan de Sonic: Aquel “15 de Agosto de 1997”.

Quiero hablar de un videojuego muy especial para mi. Una entrada especial, para un título que guarda muchas tardes de vicio en sus cartuchos. Un punto de partida desde el ayer al hoy. 

"Sueños de un fan de Sonic"


Corría un mes bastante caluroso y bochornoso.

Un mes el cual lo mejor que podías hacer era ir a la piscina o si los padres te dejaban, ir a la playa para refrescarte y apaciguar el sofocante calor que azotaba al pueblo donde vivía. Pero la fecha más esperada estaba cerca y yo no podía parar de pensar en que ese día llegara, pero no sin antes pasar mi cumpleaños (6 de agosto).

Un niño que cumplía ese mismo día los 14 años y con un sueño que llevaba tiempo esperando, tener una consola de Sega en su casa, en este caso una Sega Saturn.

Aunque mi primera consola fue una Super Nintendo y le tengo un muy especial cariño a lo que ha sido esa consola para mí, siempre he tenido la debilidad por un personaje. Y ese es ni más ni menos que Sonic.

Nunca tuve una MegaDrive y mis ganas por tener un Sega Saturn se multiplicaban por mil y todo por culpa de esa fecha tan entrañable (15 de agosto de 1997).


"Sega Saturn, la apuesta de Sega para la batalla de las 32Bits"

Así que el día de mi cumpleaños llegó y como regalo obtuve la famosa Sega Saturn con “ClockWork Knight”. Un juego de plataformas muy chulo con gráficos pre-renderizados al estilo Donkey Kong Country de Snes. Pero yo ansiaba otro juego en esta consola. Un juego con el personaje más querido hasta día de hoy, de color azul y zapatillas rojas. Sonic. Pasaron los días y mi espera a la fecha señalada se hizo más amena gracias a “ClockWork Knight” y a esas tardes de piscina, playa y fútbol.

Así que el 15 de Agosto llegó y desperté muy temprano con el nerviosismo de poder adquirir ese título que tanto ansiaba pero no sin antes hacer de recadero en mi casa. Desayuné bien fuerte y después de ello me dispuse a bajar a comprar el periódico a mi padre (115 pesetas). Ir a la panadería para comprar el pan (35 pesetas) y algún que otro recado más para cumplir en casa antes de que mi padre me llevará a la tienda de videojuegos que mi hermana poseía en otro pueblo. 

Así que después de todas las “misiones” (en un niño como yo de 14 años me lo tomaba como misiones), nos pusimos en marcha a por el regalo más grande de todos, tener mi propio Sonic.

Cuando llegamos, mi hermana nos recibió con esa sonrisa de saber la ilusión que me hacía tener el juego de mi personaje favorito.

Entré y vi como unas 20 copias en la estantería de Sega Saturn del famoso erizo, que después de las grandes entregas que obtuvo su hermana mayor (MegaDrive), este era el juego que seguía la misma senda, pero aprovechando el potencial de Saturn.

Y no era ni más ni menos que “SONIC MANIA”.



Cuando me dispuse a coger el juego con mis propias manos, empecé a oír un sonido muy a lo lejos pero que cada vez se iba acercando y escuchando más fuerte. A la par que se la imagen de mis manos tocando este gran videojuego se desvanecía poco a poco como si de un sueño se tratara.

Y sí, era un sueño.

Un sueño muy bonito del que no quería despertar pero que ese sonido acabó siendo tan fuerte que me hizo abrir los ojos. No era ni más ni menos que el despertador del móvil.

Al mirar la pantalla lo primero que miré fue la fecha y al ver que era “15 de agosto”, volví a sonreír. Pero 20 años más tarde de la fecha del gran sueño.

Así que me dispuse a levantarme y a desayunar pero sin tener que hacer recados a mis padres, sólo las tareas de la casa y comprar alguna cosa que falta en la despensa con euros y no pesetas. Una vez todas las misiones diarias hechas, sólo quedaba esperar a que viniera el repartidor para traerme esta gran joya que nos ha dejado este 2017. “SONIC MANIA”.

Un Sonic que hace un gran homenaje a toda la época dorada de este famoso personaje (porque la palabra más acertada es “HOMENAJE”).

Muchos años hemos tenido que esperar para que llegara un título como se merece a todos los que vivimos esa gran época del mejor Sonic 2D, pero la espera a llegado a su fin y ese es “Sonic Mania”.

Como he narrado en el sueño, este juego me ha trasladado a esa década en el que, a mi parecer, era la entrega que tendría que haber tenido la difunta pero querida Sega Saturn.

Una época en el que la persecución por los gráficos 3D era muy obsesiva y con el éxito de la consola de Sony hizo que gran parte del trabajo para asentar las bases de lo que conocemos a día de hoy en videojuegos de nueva generación.

Aunque, puede que tampoco fuera el momento para traer este Sonic a esa consola por la novedad de las 3D, el cual el adversario número 1 sí aprovechaba este cambio y con sobresaliente (Mario 64), este título hubiera sido una digna continuación cambiando la palabra “Mania” por el número “4” en Sega Saturn.



Porque este título le hubiera venido como un guante a la potencia de esta consola, gráficos 2D pero con chispas 3D en los escenarios o en el modo 7 en los bonus para conseguir las “esmeraldas del caos”.

Un título que insisto, homenajea a toda una generación que vivimos aquella década de los 90 con los grandes cambios que obtuvo en el paso a las 3D. Pero que, 2 décadas después aun vemos con buenos ojos estos títulos que hacen sacar más de una sonrisa a lo que un día fuimos. Niños con una cosa en mente, disfrutar de los videojuegos y los personajes que más queríamos.

Ese “15 de agosto de 1997” nunca llegará y quedará como un sueño, pero 20 años después esos sueños se han podido hacer realidad con este Sonic Mania.

Así que solo podemos decir una cosa. “GRACIAS SEGA”.

Gracias por escuchar al fan de Sonic 2D. Gracias por traer un Sonic hecho por fans y para fans.

A partir de ahora, recordaré este “15 de agosto de 2017” como un gran día para el fan de Sonic. Sin tener que soñar. Sólo con recordar.


-Por MahonyVK para Orgullogamer-
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias compañero! El sentimiento hacia esta mascota había que sacarla de alguna manera :) Un abrazo!

      Eliminar

Entrada destacada

Semana de oro del Mega CD: Sonic CD