Reconstruir la mecánica


Te voy a dar unos segundos para que pienses sobre una cuestión que te voy a plantear. Puedes contestarla en los comentarios antes de continuar. ¿Por qué el botón de aceptar en un mando es (o suele ser) el inferior de la parte derecha? ¿Por qué acelerar en los juegos de coches está en el gatillo derecho?



Si conoces suficiente del mundo de los videojuegos tienes la respuesta a las dos preguntas, pero supongamos que no. Si no tienes la respuesta clara, quizá hayas respondido que es así porque los primeros en enfrentarse a este tipo de elecciones lo hicieron de esta forma y el resto lo hicieron igual para no incomodar a jugadores acostumbrados a este sistema.

No es así, y quizá lo sabías. El botón para aceptar en mandos de consola de cuatro botones habitualmente era el de la derecha en la parte derecha del mando (A en la SNES). De hecho el mando de PlayStation se hizo con esto en mente y pensaban en el círculo como afirmación y la equis como negación. Y en su momento los juegos de coches contaban con uno de los botones del pad para acelerar, y ni se vislumbraba la idea de cambiarlo a la parte trasera del mando.

Es más fácil explicar esto último, pues con la aparición de gatillos en la parte trasera del mando, estos tomaron el paradigma con mayor parecido posible con los pedales de un coche. Y en estos, el derecho es el acelerador.  Si cambiamos al botón de afirmativo, es una decisión tomada por simple comodidad. Los diseñadores pensaron lógicamente que el botón aceptar sería el más utilizado y por lo tanto debe ser el más cercano al jugador.  Sin embargo, dependiendo de la posición de la mano del jugador será uno de los dos botones mencionados antes. Esto hace que para los occidentales resulte más cómoda o habitual la posición del botón inferior.

Habitualmente el diseño de control en cada videojuego se realiza con estas dos premisas, o es una metáfora que enlaza el mando con el mundo del juego o es elegida por comodidad. Pues, normalmente, estas dos son las que mejor funcionan en el diseño de videojuegos. Y ahora empieza lo divertido, vamos a jugar a cambiar las cosas para hacer de los juegos algo totalmente distinto. Y empezaré con mi ejemplo, con el que me decidí a escribir esto. Abrochaos el cinturón, vienen curvas:
F-Zero GX, velocidad pura, emoción y adrenalina de mano de las carreras al estilo Nintendo. Juego originario de GameCube, pero aquí un presente no tiene la consola y necesité probarlo en emulador. Parece no ser importante, pero ahí radica todo. Cuando cogí el mando de Xbox que uso en mi PC, pensé en ajustarlo con la posición en la que suelen estar los mandos de Nintendo (A->B, B->A, X->Y, Y->X). Todo normal hasta que vemos el mando de GameCube.

El curioso posicionamiento de botones del mando de GameCube


Y es que en este mando, todos los botones se unen alrededor del botón principal o A, la peculiaridad del mismo se hace presente desde el inicio. Eso hacía que yo tuviera separados botones que en el mando original estaban juntos, y por lo tanto se podían tocar al mismo tiempo. Esto en un principio no era un problema, hasta que descubres que (En F-zero GX) el botón del acelerador y el turbo están en posiciones opuestas conforme lo había configurado.

Ahora piensa, en cómo puedes hacer para pulsarlo sin dejar de acelerar. ¿Cómo se pulsa en el mando de Xbox el botón B y X a la vez? Pues usando la otra mano, que lo normal es que esté posicionada en el joystick para girar. Por favor, coge un mando y haz este movimiento. No sé a ti, pero a mí me viene algo muy claro a la cabeza.

Casi igualico que Paul Walker, pero en casa

Sí, ese momento en el que un prota de peli de carreras le da al turbo situado en el volante. Había cambiado el diseño del juego de una forma interesante. El turbo deja de ser (como en todos estos juegos) un botón del mando que se pulsa casi sin pensar y deja paso a la estrategia. El botón de turbo es una metáfora de ese botón en el volante, y hay que pensar bien cuando darle, ya que pierdes el control del volante. Habitualmente esto ya es algo estratégico, pues gastas energía que además hace de vida, y hay que aflojar para tomar ciertas curvas. El caso es que esto ha marcado totalmente la experiencia de juego que he tenido.

Ahora queda ya en tus manos, prueba a jugar con los juegos. Haz como aquel tío que se pasó Dark Souls con la guitarra de Guitar Hero, cambia el botón de disparo al joystick, el salto al gatillo… Igual descubres un nuevo sistema de juego que te da para explotar tu juego unas cuantas horas más. O quien sabe, igual inspiro a alguien a hacer un juego a alguien y de aquí a un tiempo alguien me agradece su éxito en videojuegos.


Share on Google Plus

About xupalagamba

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Profanation 2: Escape from Abu Simbel