Raspberry Pi: un nuevo nivel de posibilidades.

A lo mejor conocéis las Raspberry Pi. A lo mejor no tenéis ni pajolera idea de qué estoy hablando...

Una Raspberry Pi (léase ráspberri pái en inglés. Pastel de frambuesa en español. Raspi para los amigos) es un juguete tecnológico para todas las edades: sólo requiere de voluntad para aprender cosas nuevas (y quizás ser un poco manitas, pero hablaremos de ello un poco más adelante).

Quizás su imagen de buenas a primeras sea un tanto acongojante: muchos cables de por medio, aparatos desconocidos, ondas, soldadores...

Un cluster de Raspis :D
Y uno pensará: "y qué hago yo con esto, jaja saludos. No tengo ni los conocimientos ni el tiempo ni sé qué es."

Pues aquí vengo a iluminaros el camino. Se me ocurren algunos proyectos que ya he investigado por mi cuenta: estaciones meteorológicas, centros de información de tráfico aéreo, reproductores de música, media centers,..

Si habéis llegado hasta aquí, entonces estaréis deseando leer estas palabras: SÍ. UNA CONSOLA DE VIDEOJUEGOS.

Con una simple tarjeta microSD, un cable HDMI y un mando podéis montar una consola que es capaz de ejecutar juegos de casi cualquier cosa entre 1977 y 2004. Esto comprende desde la Apple II hasta la NDS/PSP. Existen varias formas de hacerlo, pero la más cómoda es instalar RetroPie (https://retropie.org.uk/). Esto no se limita al mundo de la Raspberry: es válido para casi cualquier ordenador o "cosa con pantalla y procesador".

Esta emulationstation (así se ejecuta desde una terminal de Linux) funciona como una biblioteca y proporciona información sobre los sistemas que emula, así como los juegos que tengas cargados y es compatible con teclados, ratones o mandos.

Una Raspi en un cartucho de NES. Diría que es una Raspi Zero.
Muchos son los atrevidos que van más allá de la consola de sobremesa y modifican su Raspi para hacerla portátil: añadirle botones, una pantalla y una batería. O incluso van más allá y hacen su sueño realidad: una máquina arcade en su salón.

Un mod de Raspi. Un tanto casero, pero seguro que es un buen apaño.
Otro mod de Raspi. He visto algunos que incluso funciona al echar monedas.
No digo que todos estos proyectos sean rápidamente realizables (ni baratos), pero lo que es seguro es que hay una gran variedad de modelos de Raspis y de varios tamaños (https://www.raspberrypi.org). El precio según el modelo es de 5 a 40€ si lo compras por sus distribuidores oficiales, siendo su modelo Zero el más barato (y más pequeño, pero no menos potente).

Esto cabe en cualquier lado. Hasta en tu cartera.
Os animo a que os suméis a este mundillo, porque la verdad es que engancha 😉
Share on Google Plus

About Vinnie Taufner

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Resident Evil VII , una aventura que tenéis que experimentar .