Los Manny de Oro de 2016

Llegan los Manny de Oro, los premios de OrgulloGamer

Llega el último día del año, un día para estar con la familia y amigos y pasarlo bien, en OrgulloGamer todos nuestros lectores son como parte de la familia y por ello queremos ofrecer en este último día el juego del año para cada redactor, compartir con vosotros que videojuego ha sido el que más nos ha llegado a lo largo de estos doce últimos meses. Un año que pasará a la historia por su enorme calidad en cuanto a títulos, que además ha habido para todos los gustos. Un año donde la pelea por el GOTY ha llenado ríos de tinta virtuales en Internet, y eso no es nada malo, demuestra que la calidad de nuestro sector, por muchos nubarrones oscuros que parezca que hay en el horizonte, es más buena que nunca, sin más disfruten de las uvas, de la lectura... y feliz año 2017.
  • Mario Landflyer

  • Por circunstancias de la vida, lamentablemente no he podido disfrutar este año, ni el pasado y muy presumiblemente este próximo 2017, de ningún videojuego de ninguna plataforma consolera o pecera de la asentada nueva generación. Bueno miento, jugué al Uncharted 4 en casa de mi primo, por lo que no puedo decidir, cual ha sido para mí el mejor juego publicado este año y sería totalmente injusto adjudicárselo a este título por muy obra maestra que me haya parecido. 

    Pero tengo otro Goty más especial que sí puedo dar fe de él. Ha sido el mejor año que recuerdo en el blog. Mi Goty, es esta humilde página, orgullogamer. ¿Y qué es esta página al fin y al cabo? Pues toda la gente que está detrás de ella. En primer lugar nombrar a mis compañeros de blog, mis amigos en la distancia

    Ha sido un año donde las relaciones entre nosotros se ha fortalecido, ha trascendido de un mero intercambio de correos para decidir que publicar y sobre qué hablar en la página a tener conversaciones a veces durante horas en divertidas idas de olla en la oscura madrugada. 

    Y del otro lado quedáis vosotros. Todos vosotros, los que nos leen, los que nos siguen en twitter, youtube etc etc, los que leéis, veis y escucháis lo que os tenemos que contar. 

    Suena a tópico pero es la puta verdad, sin vosotros, esto no tendría sentido. Y este ha sido un año donde la legión de orgullosos se ha multiplicado y ha participado más que nunca. A todos vosotros, aquellos que de una u otra forma formáis parte de esto: GRACIAS MIL. Sois mi verdadero Goty.

  • Pepalex

www.twitter.com/pepalexx
Diez años no es toda una vida, pero si da para que la de uno cambie drásticamente, y es que si nos ponemos a pensar dónde estábamos cuando Final Fantasy Versus XIII fue anunciado a más de uno se le caería una lagrima de dónde estaba. Pero no, mi voto de confianza este año para Final Fantasy XV no va solo por pura nostalgia, que también.

Tras Final Fantasy XII y su sabor agridulce todos esperábamos la nueva generación de consolas HD para ver de qué eran capaces en Square-Enix, deseando que nos devolvieran a la magia de siempre. Por desgracia, el infame (para muchos, muchísimos) Final Fantasy XIII fue un jarro de agua fría y la despedida de la saga para muchos, otros aún teníamos esperanzas en ese otro proyecto denominado Versus XIII... y el tiempo pasó, spin-offls, otro proyecto online, otra generación de consolas y el juego de marras no llegaba. Con el director descabezado y con Nomura (Kingdom Hearts) a la cabeza para enderezar el proyecto por fin en el E3 de hace dos años las cosas se dejaron claras, a finales de 2016 lo tendríamos en PS4 y Xbox One.

Y llegamos al videojuego en si, ya está bien de tanta parafernalia, y que tenemos, un Final Fantasy en open-world, algo que ha sido muy criticado por muchos, un Final Fantasy que deja atrás los combates por turnos para dar paso a un sistema como en Kingdom Hearts, eso ha cabreado a otros tantos. Personalmente creo que el mundo pese a no estar recargado de cosas como en otros open-worlds es muy coherente con la historia de la franquicia, con ese toque de fantasía inspirado en la realidad que me ha encantado. El tan manido coche a veces e hace pesado, pero al final le pillas cariño y más con las bandas sonoras de toda la franquicia, aquí pararme a decir que se tarda tanto por el tamaño del mapa, enorme, y que los viajes rápidos tiene poco de ese debido a unos enorme tiempos de carga. El críticado combate personalmente me ha gustado, caótico por la camara con muchos enemigos, no podría volver a un sistema tradicional por turnos, aquí me paraba a pelear con todo lo que me encontraba por puro placer de combatir.

Y llegamos al complicado asunto del ritmo del juego, con una historia principal de 14 capítulos y un motón de secundarias, cacerías y mazmorras por hacer el ritmo se lo pone cada uno, si bien la historia está contada de manera abrupta, faltando trozos de la trama y donde se demuestra el tortuoso camino que ha recorrido el desarrollo del juego. Aún así el maravilloso vinculo que creas con el cuarteto protagonista, tan criticado en principio por parece los BackStreet Boys, hace que merezca la pena perderse en su mundo, su final hace que un Final Fantasy te vuelva a emocionar, y su banda sonora hace que la piel se te ponga de gallina.

En un año con títulos como Uncharted 4 u Overwatch, elijo a Final Fantasy XV porque si los videojuegos son algo más que divertir, si son un medio para transmitir sensaciones a los jugadores, Final Fantasy XV es el que más me ha llegado.

Final Fantasy XV, la última obra de Square-Enix

Hacía tiempo que no disfrutaba un shooter tantísimo. Esas partiditas online en Halo Reach con amigos, echaba de menos revivirlas con un producto parecido y tras años probando sucedáneos que no le llegaban a la suela de los zapatos, aparece ante mis ojos Titanfall 2, un shooter de Respawn y EA que me devuelve el gusto por el género de los disparos.

Una gran campaña fundamentada más en la jugabilidad que en darnos una experiencia cinemática, nutrida de un buen elemento afectivo entre el protagonista y su robot y que por si fuera poco, cuenta con un multijugador frenético y super completo donde la táctica y los reflejos priman a partes iguales.

Por todo esto, Titanfall 2 se lleva mi GOTY particular, todo un placer jugar shooters así.


Títulos que hayan salido este año y que haya jugado, solamente encuentro Pokemon Go. Que no era muy difícil encapsular la esencia de Pokemon en un juego móvil con funcionalidades gps. A pesar de eso, se equivocaron bastante. Un juego que desencantaba rápidamente y que le ha costado de recibir actualizaciones. Sin embargo, se ha mantenido en mi móvil hasta día de hoy, que he conseguido un Pikachu con gorrito de Papá Noel. No digo más. Aunque no me convence poner este juego como mi juego del año...

¡Coño! ¡Que Pony Island salió este año!

He estado dándole muchas vueltas a eso de poner a Dirt Rally como de este año, por su lanzamiento para consolas (ya que no me acordaba de jugar nada de 2016). Pero me quedo como juego del año con el único de PC que he jugado este año. Único, pero no por ello peor.
Pony Island es algo que hay que probar para juzgar. Todo es un engaño, todo es mentira y tu ordenador juega parte importante en una historia que no es lo que parece nunca. No creo que sea el juego del año para nadie más, ya que es una experiencia corta y no demasiado rimbombante. Pero es mi juego de este año, entretenido y llamativo. Lo recomiendo encarecidamente. Suele estar barato en steam...


Se cierra el año y si tengo que pensar cual ha sido para mí el videojuego de este 2016 la verdad es que lo veo como una tarea realmente difícil.

Podría ir a lo fácil y hablar de Uncharted 4 pero lo cierto es que aún no lo he jugado. Es el juego que con más ansias esperaba para este año y todo lo que he visto sobre él me indican que ha sido el mejor pero como decía antes, no lo he podido jugar aún.

Mi elección que no va a estar carente de polémica es para Overwatch, ese juego que tantas críticas ha generado a lo largo del año y que no deja indiferente a casi a nadie.

Para justificar mi decisión simplemente os daré un dato. 250 horas jugadas por el momento y sigue sin aburrirme. Si la función de un videojuego es entretener, puedo aseguraros que este lo ha cumplido de sobras para mí.

Si no lo habéis jugado es difícil explicaros porque he dedicado tantas horas de mi vida a este juego en concreto y más cuando hay gente que sin haberlo probado argumenta que su éxito es debido a campañas de videos pornográficos que lanzaron en su salida y otras conclusiones que están a ese nivel.

Me he frustrado, he reído con mis amigos, nos hemos gritado para intentar coordinarnos, me he cabreado cuando un pickup iba a su bola y perdíamos más posicionamiento del que conseguíamos ganar o he terminado sudando después de estar en tensión esos diez-quince minutos de la última ronda que tenían que decidir una partida tremendamente igualada.

Sí, no es un juego que haya inventado nada que no existiese ya pero lo cierto es que lo que hace, lo hace tremendamente bien y por ello lo he escogido como juego del año.

Pese a que le he dado muchos palos al juego por ser demasiado conservador, eso no quita que tenga una fórmula exquisita que pocos juegos logran. He dudado mucho entre meter a Dark Souls 3 o Dishonored 2, pero al final, en el arte y los videojuegos debes quedarte con aquello que te ha hecho sentir cosas, y en eso gana Dark Souls 3 de calle.

Ya sabemos como es la saga. Son juegos que destacan por su dificultad, por su diseño exquisito de niveles, por su lore y la manera de contar este, por los bosses que se graban en nuestra memoria... Dark Souls 3 no trae nada nuevo, absolutamente nada, pero es que no le hace falta. Por muy quemada que este la fórmula a día de hoy sigue siendo única y solo un juego en 2D (Salt & Sanctuary) ha conseguido repetir la fórmula con más o menos exito y, esperemos, que Ni-Oh también lo haga.

En definitiva, Dark Souls 3 es mi GOTY porque supone la perfección de unas caracteristicas jugables y de diseño que hoy en día se ven muy poco. Un juego que parece devolvernos a nuestra infancia, cuando los juegos eran difíciles y no un mero paseo. Por todo esto y por reconocimiento a la saga en general, Dark Souls 3 es mi GOTY de 2016.

Lo último de From Software es de lo mejor del año
Lara nos vuelve a enamorar con su última aventura


Rise of The Tomb Raider .



Llega el fin del 2016, un año bastante alegre en lo que a partidas y videojuegos se refiere. En cada fin de ciclo se intenta resumir lo mejor del mismo y en lo que se refiere a videojuegos no podía ser de otra forma . 

GOTY , GAME OF THE YEAR 2016 . Sinceramente hay que reconocer que resumir todo un gran año lleno de aventuras, en solo una ...  me resulta un poco injusto . Por un lado porque ha sido tal la calidad de las obras que hemos podido disfrutar que no entiendo que alguna quede por encima de las demás . Por otro lado , bien dice el refranero que para gustos colores y es tal la pluralidad que existe dentro de la comunidad jugona que todos los videojuegos estarían bien representados .

 En ocasiones así, a uno le da un poco de pena no poder alcanzar la totalidad de los títulos que han ido apareciendo a lo largo del año. Ojalá pudiera ser posible ir administrando nuestro tiempo y nuestra economía en dar amor pleno a este mundo que tanto nos apasiona . Pero las cosas son como son y como ya he dicho alguna que otra vez anterior ... Eso es totalmente imposible.

Aún así no quisiera perder la oportunidad de comentar un videojuego que a pesar de no ser 100% producto del 2016 ... Sí que ha sido este año cuando lo he podido catar. Y la verdad , la experiencia fue espectacular. 

¿Para qué sirve una exclusividad anual? Simple y llanamente para privarnos a aquellos que apostamos por otra plataforma de disfrutar de una joya enorme. Rise of The Tomb Raider apareció en exclusiva el año pasado para XBox One y habiéndolo probado un año después creo sinceramente que poco se habló de él . Virgen santísima , qué pedazo de aventura nos han vuelto a mostrar los equipos de Crystal Dynamics y Square Enix . 

Quiero recordar que particularmente tenía mis dudas. Dudas nacidas desde el desconocimiento . Dudas aparecidas tras leer erróneamente comentarios en redes sociales y en otros medios de comunicación. El año de espera y la aparición del fabuloso Uncharted 4 colocaba este Rise of The Tomb Raider en un escalón muy inferior en el momento de su aparición . Aún así, el cariño que se le tiene a Lara Croft, el hecho que se cumpliese el vigésimo aniversario desde el lanzamiento de su primera aventura y sobretodo la gran experiencia  que pudimos disfrutar en su último título para PS3 invitaba a realizar el esfuerzo económico que hiciese falta y llevarnos su última aventura para casa .


Efectivamente apostar por este titulo fue todo un acierto. A mi modo de ver el tema de la exclusividad temporal le hizo daño a este juego. Podría haberse convertido en todo un boom mundial . El verdadero resurgir de la saga. Porque no se si lo he comentado ya ... Pero es que estamos ante todo un JUEGAZO en mayúsculas . 

Su apartado gráfico es sublime . Su ambientación es espectacular . Su historia ... mejora con creces la que pudimos ver en el capítulo anterior. Una excelente jugabilidad que te mantiene pegado frente al monitor horas y horas de exploración diciéndote a ti mismo ... " consigo un trofeo más y lo dejo ya ..." Pero pasaban las horas y seguías acompañando a Lara en su aventura . 

Porque a pesar de tener un  estilo de juego pausado, que te invita a explorar cada rincón del mapa intentando no dejar nada de valor atrás ... En ocasiones se convierte en un videojuego de acción puro y duro donde es preferible no descansar un segundo si no quieres que Lara muera una y otra vez asesinada . 

A mi modo de ver esta mezcla de estilos jugables  es un plus en la aventura , permitiendo al jugador elegir qué tipo de jugabilidad prefiere para cada momento . Pudiendo apostar por una exploración pausada y sigilosa en busca de reliquias y objetos de una civilización anterior o avanzar en su modo historia dando rienda suelta a espectaculares momentos de acción , disparos y mucho uso del piolet reventando cabezas para continuar avanzando en la historia .

Su historia es igual de atractiva que su bella protagonista. Ayudar a Lara a continuar la búsqueda que su malogrado padre no pudo terminar es todo un placer . Su narrativa invita a seguir jugando para conocer más de la historia . Giros de guión inesperados, una civilización oculta a los ojos de la sociedad ,una organización maligna capaz de utilizar bienes y secretos de la humanidad para conseguir hacer el mal ... Por no hablar de los pasajes del pasado de Lara , la relación con su padre ,  conversaciones y situaciones que nos invitan a entender traumas y  preocupaciones que no la dejan vivir en paz . 

Lo dicho ... Tal y como comentaba al principio , muchos juegos merecen la valoración de Goty , por infinidad de cosas . Pero sobre todas ellas, hay que destacar aquellas obras que nos consiguen transmitir.  Y hay que reconocer que con esta última aventura de Lara han conseguido que acompañemos a nuestra querida protagonista a enfrentarse ya no solo a un ejército de soldados y criaturas sobrenaturales sino a algo aún más importante ...  su pasado.

Sin duda alguna estamos ante el nuevo resurgir de Lara Croft. Un personaje que ya conocimos en nuestra adolescencia y cuyo carisma era muy difícil de superar . Lo han conseguido , ya que sin ningún tipo de dudas , esta nueva Lara es capaz de enamorar
La vuelta del rey de los shooters

   Indiscutiblemente y pese a haber probado algunos títulos más este año, tales como Gears Of War 4, Battlefield 1 o Dishonored 2, DOOM se queda con el primer puesto en mi lista como mejor juego del año. ¿Las razones? Varias.

   La primera es que es salvaje como él solo y es una verdadera gozada para todos aquellos que buscamos desahogarnos reventando cráneos y destripando demonios en un videojuego. No veréis un juego en 2016 con tanta sangre, brutalidad y desmembramientos como este DOOM. Y eso mola, amigos.

   La segunda razón son sus gráficos y su excelente optimización en todas las plataformas (pulida en PC tras el lanzamiento). Un espectáculo visual para que todas y cada una de las partículas de sangre derramadas te salpiquen en la cara y, aparte de eso, jugar cómodamente sin miedo a bajones de fps o cierres inesperados del juego.

   ¿Queréis más? La banda sonora. ¿Su ingrediente mágico? Heavy metal por un tubo, música de combate que te incita a partir por la mitad a todo lo que se te cruce por delante... y calidad sonora, en todos los aspectos, tremenda.

   Otro elemento es la maldita nostalgia y es que si has jugado los dos primeros DOOM antes que este, pues que quieres que te diga... ¿cómo no va a ser tu juego del año? Los feelings, al ver que esto es como aquel juego de 1993 pero aumentado un millón de veces.

   No diré mucho más. Si queréis mi visión completa de este juego, podéis pasaros por mi análisis de DOOM 2016 y así descubriréis todas sus bondades y comprenderéis por qué lo he nominado.

Con solo oír sus primeras notas musicales, la piel de gallina… así arrancó mi último viaje a bordo del buque Nathan Drake.

Uncharted 4 llegó prometiendo un nivel técnico sin igual, y así fue. Pero no nos tenía preparados para un final tan lleno de lagrimilla.

La historia se había filtrado bien poco, solo esperábamos un final y podía ser muy trágico. También sabíamos que iríamos a Madagascar y que volvían los eternos piratas - personalmente no disfruté tanto del desierto de Uncharted 3 – que nos recordaban a esos inicios de la saga.

La verdad es que no iba yo falto de miedo con la historia y el guión del juego. La marcha de Amy Hennig con el proyecto ya arrancado y el reinicio desde cero por parte de los creadores de The Last of Us, no nos daban la estabilidad tan necesaria para esos fans ávidos de grandes azañas y epopeyas dignas de una de las mejores sagas de la historia. También es cierto que a su vez, la capitanía del proyecto por parte de Bruce Straley y Neil Druckmann nos daba esa confianza con la que los porteros afrontan un penalti. Lo fácil es que marque, pero si la paro seré Dios.

Llegó por fin esa banda sonora a mis oídos y los primeros planos de una buhardilla asomaron en mi televisor. Ya habían conseguido abrirme en canal, pero con dar solo tres pasos por la buhardilla, ya tenían todas mis entrañas esparcidas por sus oficinas de California. Esos objetos y fotografías de las tres primeras historias vividas con Nathan y compañía yacían ahí, en un desván, un museo de una vida llena de aventuras y pasión.

Ese inicio ya me indicó que estaba frente otra gran aventura y no me decepcionó. Recorrimos escenas del pasado con nuestro “querido” hermano, jugamos a Crash Bandicoot, y sentimos esa llamada a la aventura mientras nuestra vida actual nos encadenaba al sofá, ese maldito cuadro de una playa…


Piratas…esos grandes navegantes del siglo XVI, sin leyes y la calavera por bandera, volvieron a Uncharted y por la puerta grande. Descubrimos su ciudad idílica, su Valhalla… Libertália, que resultó ser su final. También descubrimos con gran alegría que un muchacho consiguió su objetivo de llegar a ser pirata y tomó como símbolo propio “el mono”. Sí señores, el Señor Threepwood llegó a ser pirata, y uno de los mejores.

Con toda esta historia familiar, reuniones de viejos amigos, persecuciones y grandes traiciones nos metimos de lleno en un juego con la buena combinación de acción, disparos, un buen plataformeo y puzles (un tanto fáciles). Todo ello en el cobijo de un despliegue técnico sin igual hasta la fecha. Para la memoria colectiva quedará ese gran nivel de conducción con un jeep todo terreno por las tierras salvajes de Madagascar. Barro y agua perfectamente recreados bajo las ruedas de un coche que respondía como un simulador; rodeados de flora y fauna vivas y de unos planos de paisajes sobrecogedores.


Cierto es que en todo momento veíamos la influencia de The Last of Us, sobre todo en los movimientos, pero también en el planteamiento de las escenas que íbamos a jugar y el ritmo en el que se nos iba contando la historia. Bueno, es algo comprensible, es su marca, su manera de contar las cosas. ¿A caso no tiene su estilo el señor Tarantino?

En resumen un juego que me devolvió a la selva y que termina con un epílogo excepcional, un capítulo que sin duda será recordado en la mente de los amantes de esta gran saga que no merecía un final menor que este. Sin duda una gran obra de nuestra época, por lo tanto y aunque tenía muchos competidores en mi mente como Titanfall 2 o Doom, tengo que decantarme por el Desenlace del Ladrón como GOTY del 2016.












Género Conducción:  Assetto Corsa.

Assetto Corsa, mejor juego de conducción del año

Para mí, con alguna duda que otra, otorgo el primer puesto a Assetto Corsa. El videojuego de Kunos Simulazioni ha conseguido evocar unas sensaciones a los volantes del mercado que no se asemeja a los títulos mostrados con anterioridad. La fidelidad con la que el pavimento transmite sus desniveles causa un hipnótico afán por superar la próxima curva, aprovechando al máximo el asfalto para perfeccionar una trazada óptima. Ese simple hecho tiene un peso fundamental para que sea mi elección en este género. Desgraciadamente, aun con meses en el mercado, tiene muchas cosas que pulir. Sus actualizaciones, a pesar de haber mejorado el ámbito gráfico, dejan bastante que desear. El retoque de los ángulos de giro predeterminados, intentando refinar la jugabilidad, ha causado auténticos descalabres a los usuarios con periféricos. Es una verdadera pena que antes de lanzar un parche para incluir los DLCs no se testee el producto para corroborar un funcionamiento óptimo. No posee un número extremadamente extenso de circuitos, ni vehículos con los que abordarlos, es un simulador en el que prima la calidad dando una prioridad secundaria a los demás ámbitos. Sin embargo nos podremos deleitar con las diferencias perceptibles entre diversas marcas como Ferrari, Lamborghini, Mercedes, BMW, Nissan, Alfa Romeo, Ruf, Ford, Audi, Mclaren, Chevrolet esculpidos de manera exquisita. El sonido de los vehículos, así como el rozamiento de las gomas o el golpe de volante cuando excedamos los límites interiores o exteriores de la pista, nos sumergirá en las dimensiones del habitáculo, lugar propenso a desdeñar cada curva.

Assetto Corsa, mejor juego de conducción para OG

Kunos Simulazioni propone un simulador de calibre, hecho por y para los fanáticos del motor. Su producto cumple con las expectativas por la optimización de sus recursos a la hora de analizar las trazadas, y la diferencia  en el rendimiento de cada vehículo que tendremos entre las manos. Sus carencias son cuantiosas, pero en lo que a jugabilidad se refiere, estamos hablando de uno de los mejores títulos que hay actualmente en el mercado, siempre y cuando seas un usuario con un volante en condiciones. 

  • Unas palabritas finales
Hemos elegido los títulos más importantes de este año según el criterio personal de cada uno.  La conclusión global entorno a la etapa de 2016 nos deja algunos juegos excelentes con un sabor agridulce. La razón de esa incomoda acidez se debe al tiempo que dedican las empresas para realizar una publicidad atractiva en vez de invertir un periodo más amplio en pulir de manera exhaustiva su producto. La llegada de esas consolas con hardware superior es otro de los motivos por los que nos mostramos reticentes ante el futuro del sector pero esas pesquisas no empañan nuestro porvenir. Eso se debe a un hecho tan simple como significativo, cada día somos más orgullosos dentro de esta página y lo consideramos un verdadero privilegio. Que nos tengáis en estima suficiente como para leer nuestros artículos con la finalidad de conocer el parecer de todos los redactores que formamos esta pequeña hueste nos reconforta. Así pues, permaneceremos al pie del cañón durante este nuevo año,  con el sano propósito de seguir aumentando la calidad de lo que hacemos. Gracias a vosotros, y a tod@s los que se inmiscuyen, eso será posible, por ello os estamos agradecidos. Desde las cuevas de OrgulloGamer deseamos un año lleno de lanzamientos que atesoren la calidad más exquisita, para poder resarcir nuestra más ansiosa pretensión.
Share on Google Plus

About José Alejandro Romero Torres

    Blogger Comment
    Facebook Comment

5 comentarios:

  1. Hace un año @orgullogamer se puso en contacto conmigo para ofrecerme la posibilidad de colaborar en este blog y aunque hasta hace poco no he tenido el tiempo material para poder empezar a escribir la verdad es que estoy contento de poder participar y haberos empezado a conocer a todos los que estabais detrás de esta gran comunidad.

    Para este año que viene espero poder implicarme un poco más con nuevos artículos y alguna que otra idea que debatir con el resto del equipo e intentar ayudar a que sigamos creciendo.

    Sobre los Goty mencionados en el artículo, no me podría imaginar planteamientos más diferentes por cada uno de los colaboradores que hemos participado y eso es genial.

    Se nota que Pepalex es un gran fan de la saga Final Fantasy y no lo digo solamente por el juego que ha escogido si no por algún otro artículo como El hype que mató al jugador.

    Me siento bastante identificado por la trayectoria que has marcado de los Final Fantasy. Conocí y me enamoré de la saga con la trilogía de PSX y para mí el declive comenzó después del FFX. Este FFXV no me parece mal juego aunque sí que es cierto que me chocan muchas cosas pero creo que merecerá la pena aunque sea darle una oportunidad más adelante.

    El juego escogido por Nero, ese nuevo Titanfall 2 creo que es una buena elección. La campaña me pareció muy buena a mí también.

    Chupalagamba habla de Pony Island que a priori puede echar para atrás pero es cierto que lo vi en un gameplay hace meses y me llamó la atención bastante. Me lo acabo de pillar en Steam que está a 1,64€ mientras duren las ofertas navideñas.. Ahora, eso sí.. Como juego del año no se si lo pondría yo xD

    Coincido totalmente con el que ha escogido Oscargeek.. Overwatch es un juegazo.. A, no, espera.. Si esa ha sido mi elección :P

    De Darksouls 3 escogido por DVinam no puedo hablar mucho. Nunca me han llamado la atención ese tipo de juegos pero sé que esta entrega ha gustado mucho a sus fans.

    Chunitin se ha decidido por Raise of the Tomb Raider y estoy totalmente de acuerdo en que ha sido un juegazo aunque sinceramente, me quedo con el del 2013 a nivel de historia. Me atrapó mucho y tal vez esperaba demasiado de esta secuela que mejora en muchas cosas pero en otras me ha parecido “más de lo mismo”.

    Johny ha elegido sabiamente cual Indiana Jones escogiendo santos griales. Si Overwatch no me hubiese “atrapado” tanto y siendo que aún no he podido jugar a Uncharted 4, yo también me habría decidido por el reboot de Doom como el mejor juego de mi 2016.

    Y por último y como no podía ser de otra forma, Uncharted 4 aparece en la lista de mano de Orivader. Solo puedo decir que este juego es un vende consolas y lo digo por mí mismo, no me ha urgido comprarme la PS4 hasta que ha salido este juegazo.

    Grandes titulos en general, a ver que nos depara este 2017 ^^

    ResponderEliminar
  2. Un placer compartir este año con vosotros. El año que viene mas y mejor!

    ResponderEliminar
  3. Un placer y un honor compartir pluma con los mejores. Hacéis que cada día me esfuerce más y más en ofrecer lo mejor para esta página porque ponéis los listones por las nubes caballeros ;)

    Un abrazo a todos camaradas.

    #meseta2017 el año del encuentro orgulloso

    ResponderEliminar

Entrada destacada

Stranger Things 2: El esfuerzo por reinventarse