De Tony Soprano a Pablo a Escobar: La influencia de Los Soprano al drama televisivo.

Probablemente estamos en la época del "boom" seriéfilo, y es que estas han pasado a ser uno de los temas más recurrentes con los que entablar conversación.


"Tony Soprano. Y con él faltan las palabras"

Esta entrada contiene spoilers de Los Soprano, The Shield, Breaking Bad, Sons of Anarchy y Narcos.


Series como Game of Thrones, Stranger Things, Narcos, Black Mirror o la mediocre pero archipopular The Walking Dead están en boca de todos. No obstante esto no es algo realmente nuevo. En menor medida, probablemente debido a lo limitado de las redes sociales de aquella época, hubo otra especie de "boom" con dos series que sin duda han marcado un antes y un después en el drama televisivo. Hablo, como no puede ser de otra forma de The Sopranos y The Wire, dos series que, sin ser mis favoritas, las catalogo de esenciales.
The Wire es una serie sobresaliente en todos y cada uno de sus aspectos y criticar algo de ella va en contra de todas las leyes naturales habidas y por haber. La menciono porque creo que es necesario, pero en el tema que quiero abordar no tiene cabida como sí la tiene The Soprano y, en especial, Tony Soprano.

Tony Soprano, interpretado por el magnifico y ya fallecido James Gandolfini, nos mete en la piel de las vivencias del jefe de la mafia de Nueva Jersey (o al menos actuando como tal) y a la vez de un cabeza de familia. Tony Soprano tiene dos caras bien diferenciadas. Por un lado tenemos al Tony jefe de la mafia, que es un completo psicópata y no duda en engañar, matar, traicionar o amenazar a sus seres más cercanos. Y por otro lado tenemos al Tony padre de familia, que se preocupa por mantenerla, alejarla de los problemas que derivan de su "oficio" y buscar siempre lo mejor para sus hijos. Pero como todo en la vida, es imposible mantener dos caras tan distintas separadas sin que haya algún punto en el que se unan, y ese punto se desarrolla en gran medida con Christopher Moltisanti, sobrino y protegido de Tony Soprano. La relación de Tony para con él es la que cabría esperar de alguien tan familiar y cruel como lo es el propio Tony. Chris se mete en la mafia de Nueva Jersey un poco por "hacer algo", es un chaval totalmente descarrilado que no sabe qué hacer con su vida, y sabe perfectamente que su querido tío Tony se ve un poco reflejado en él cuando era joven y sabe que le va a dar un trato especial. Pero conforme avanzan las temporadas y los demonios interiores de Tony se van haciendo más y más grandes, su faceta de familiar y mafioso se chocan constantemente contra Chris, que acaba desarrollando una especie de amor-odio por su tío. Sabemos que las cosas entre ellos no acaban bien, y el que hubiera sido el relevo de Tony en la mafia, acaba siendo asesinado a manos de este. Algo parecido también vemos en su relación con su primo Tony Blundetto, al cual también asesina. Por otro lado, vemos como con Carmela, su esposa, pasan unos momentos realmente jodidos, de llegar a separarse, pero cuando peor está Tony, hace lo imposible por volver con ella, aunque sabe que su relación se cimenta en la mentira y en el dinero. También vemos como aparta a su hijo de todo asunto relacionado con la mafia para protegerle. Y, ¿cual es la escena final de Los Soprano? Tony, Carmela y Anthony Jr. esperando a Meadow para cenar juntos en un restaurante, como cualquier familia feliz y reconciliada, mientras a su alrededor la cámara nos muestra a posibles candidatos a asesinar a Tony Soprano ahí mismo. Es un resumen perfecto de lo que sería la unión final de estas dos caras de Tony Soprano: la familiar y la criminal.



Ahora bien, este tocho a modo de leve resumen de The Sopranos, ¿a qué viene?. Viene a que me parecía importante desarrollar los puntos claves de Tony Soprano para hablar de las marcadas influencias que deja en Vic Mackey, Walter White, Jax Teller y el personaje televisivo de Pablo Escobar.

Vic Mackey es el protagonista de la poco conocida pero excelentísima serie "The Shield". Es el jefe de una brigada policial especial que se encarga de los asaltos a cuarteles de droga, prostitución y demás vicios ilegales con los que se lucran los malos en las series. El punto principal de este personaje es que, como no podía ser de otra forma, es un madero corrupto hasta la médula, además de ser uno de los mejores policías, por no decir el mejor. Al igual que Tony Soprano, separa lo que hace en el trabajo (la parte ilegal) de su familia. Vic Mackey termina metiéndose en un lío de proporciones épicas y acaba destrozando la vida de sus compañeros de equipo y la suya propia.



Walter White. El archiconocido Heisenberg. No conocer a estas alturas Breaking Bad está penado con 3 años de cárcel y una multa de 735.000 bolívares. Fuera coñas, creo que no merece presentación. Walter White es el más puro reflejo de Tony Soprano en la era post-Soprano. Un simple profesor al que le descubren cáncer y se mete a cocinar metanfetamina para generar todo el dinero posible para dejarselo a su familia antes de que la parca se reúna con él. Como es obvio el ego le termina pudiendo. El personaje que crea (Heisenberg) se como a su yo (Walter White) conforme van avanzando las temporadas. Lo que en un principio hacía por su familia, provoca que esta se vuelva en su contra y le acabe despreciando (y con razón). Al final tenemos a un Walter White que se da cuenta de lo lejos que ha llegado, de todo lo que ha apostado y todo lo que ha perdido. De que quizás todo aquello que creía tener bajo control no lo estaba, y su cáncer en lugar de acabar con él, se extendió por todo aquello que tocaba. Erving Goffman podía haber fundamentado su teoría en este personaje.



Jax Teller, protagonista de la infravalorada Sons of Anarchy. No os voy a engañar, Sons es mi serie preferida a sabiendas de que no es la mejor. Jax es el joven vicepresidente de la banda de moteros Sons of Anarchy. De primeras puede parecer algo bobo el chaval: es joven, guapo, tiene cierto poder y la vida le va bien. Coño, si hasta espera un hijo de la "ex" yonki de su novia. Pero vaya, todo se tuerce al nacerle el chaval más jodido que Naked Snake al ser tirado por The Boss puente abajo. Total, que se raya mucho y encuentra unos escritos de su padre en los que suspira por sacar a los Sons of Anarchy de la delincuencia y decide llevarlo a cabo. Se da cuenta de que no es tan fácil. Por el camino se casa con su novia de instituto, Tara, la cual no pega nada con la vida que lleva su marido. Volvemos a tener un personaje con dos caras el cual intenta separarlas a toda costa y esto termina por volverse en su contra. Tara es asesinada a manos de Gemma, la madre de Jax, lo que genera que este inicie una ola de extrema violencia que a punto está de terminar con los Sons of Anarchy. Jax termina remediando todo eliminando el factor causante: él mismo.



Pablo Escobar. Qué os voy a decir de este tipo que no sepáis. Es el antihéroe más conocido del momento. Seré breve. Al igual que muchos de los otros, es un personaje que empieza poco a poco y el ego le acaba consumiendo. Sus ansias de poder arrasan con todo. Pone a su país en jaque y a Estados Unidos en problemas. Intenta separar de todo esto a su familia, pero terminan pagando las consecuencias de sus actos. Hablamos de un psicópata que es capaz de estallar un avión de pasajeros solo por sus ansias de poder.



Si habéis llegado hasta aquí tenéis mi más sincera enhorabuena. Tras relatar el conflicto principal de Tony Soprano y pasar por encima las vivencias de los otros protagonistas, creo que la conclusión es obvia. Vic, Walter, Jax y Pablo beben del mismo termo que Tony. Son hombres malos, tipos que no deberían haber nacido. Todo lo que les rodea se termina pudriendo. Los cuatro protagonistas, al igual que Tony, tienen dos vidas completamente diferentes que tratan evitar a toda costa que colisionen, pero esa colisión se acaba produciendo tarde o temprano. Son personajes que infectan todo lo que está a su alrededor y para cuando quieren darse cuenta ya es demasiado tarde. Ya sea un policía corrupto, un cocinero de metanfetamina, un presidente de un club de moteros dedicados al tráfico de armas o un narcotraficante colombiano, todos ellos sin excepción, siguen la línea de Tony Soprano, al que el poder, el ego, la avaricia y, sobretodo, el conflicto latente entre sus dos personalidades, terminó arruinando la vida de sus más allegados y la suya propia.

¿Y repetir este patrón, como de bueno es?. Pues no sabría deciros. De las cinco series que trato, tres están en mi top 3 de series y las otras dos no se alejan de ellas. Al contrario de lo que muchos puedan pensar, Walter y Pablo no son personajes tan originales. Todos sus principales problemas ya los vimos en Tony Soprano. Pero joder, es bueno, es tremendamente bueno. La empatía que desarrollamos hacia el antihéroe es un vínculo fortísimo que nos empuja más y más a ver una serie. Puede que no sea una fórmula nueva ni original. Puede que esté más trillada de lo que quisiéramos. Puede que haya que ser un poco más exigentes a la hora de desarrollar un personaje. Pueden ser muchas cosas, pero no seré yo quién se oponga a la influencia de Los Soprano al mundo seriéfilo si gracias a ello, y a Tony, nos han llegado estas obras maestras. Larga vida a Tony Soprano.




"No se caga donde se come. Y mucho menos se caga donde como yo" - Tony Soprano.


La vida es muy dura y los juegos son muy caros, y para un estudiante ya ni os cuento. Dejo aquí esto, por si me queréis tirar unos dollars a la cara por mi trabajo. También dejo mi Twitter, por si me queréis insultar.

Paypal!

Twitter!


Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Semana de oro del Mega CD: Sonic CD