Pokémon, ¿por qué no? Poqueno poqueuuaauauaua


Por si no lo sabéis, Nintendo acaba de erradicar el 50% (valor así a ojo, no hay que centrarse en esto) del sedentarismo y los malos hábitos de la sociedad moderna. Han sacado Pokémon Go, un juego Free to Play para móvil que consiste en andar por el mundo para conseguir pokémons, llegar a ser el mejor y hacerte con todos. Esto me da para tres temas que quizá no dan para artículo, pero se pueden meter en uno al estilo de los capítulos Halloween de Los Simpson.


Dawn of the nerds


El caso es que últimamente ha habido unos seres que han tomado las calles, llevan un móvil siempre en la mano y parecen no haber salido nunca a la calle. Son gente que está jugando a Pokémon Go.

Aún no está disponible en la store oficialmente, peeero hay una apk para descargarlo que ya permite jugar. El caso es que yo lo hice el día de lanzamiento y es fascinante, Nintendo ha ratificado su saber hacer con el juego móvil. Han aprovechado el funcionamiento de un juego de Pokémon y lo han llevado a un sistema móvil de forma maravillosa, haciéndote viajar y moverte, que es el espíritu que te hacía moverte en los juegos originales de Pokémon.

Básicamente es una beta, tiene fallos importantes y sus pegas (el tener que llevar el teléfono desbloqueado siempre con el consumo de batería que conlleva o que muchas veces caigan los servidores). Pero a pesar de esto ha enamorado a la comunidad, Twitter está incendiado y la gente está enganchadísima (yo entre ellos) para conseguir bichitos y ser líderes de gimnasio.


Child’s Free to Play


Al igual que este Pokémon Go no estaría en mi móvil si no fuese un juego de estilo Free to Play, ha habido un juego que me ha hecho plantearme jugar por pasar a este modelo de negocio. El juego es Evolve, que después de tiempo sin tener casi jugadores ha decidido poner gratis un juego que estaba a 70 euros.

El juego estaba bien, tenía una premisa interesante y un buen diseño, pero acababa siendo repetitivo, necesitabas a tus amigos y por 70 euros para la mayor parte del público, no era suficiente. En este momento el juego empieza a ser interesante para muchos jugadores que antes despreciaban totalmente lo que suponía. Hay quien le ha dado palos a la desarrolladora por esta decisión y a mí me parece lo mejor que podían hacer.

Queda por ver lo que harán para compensar lo que pagaron los jugadores de primer día, pero cambiar el modelo de negocio para atraer a potenciales jugadores, es una decisión inteligente. Quizá le acabe pasando a Overwatch, pero este Evolve no era tan carismático, ni su jugabilidad daba para situaciones tan cambiantes como el juego de Blizzard, el precio era mucho más alto y además Blizzard va a seguir trabajando en mejorar su juego y su comunidad.

Por tanto, Evolve nació para ser Free to Play y por fin lo es, y para jugar con amigos parece ser muy divertido. Yo le daré una oportunidad si encuentro un grupo para ello.


El silencio de los abuelos


Con este Pokémon Go ha vuelto a salir una generación a la que Pokémon ya le pilló tarde explicando que no entienden este fenómeno. Algunos de ellos explican de forma razonada la simpleza del juego como RPG y entienden que hay un salto generacional entre jugadores ahí.

El caso es que a una gran cantidad de jugadores nos ha pasado ahora, con la generación de youtube. Nos es difícil de comprender este fenómeno social, no nos gusta y creemos que los chavales no tienen ni idea de lo que hacen.  Nos quejamos sobre la juventud, los miramos extrañados, tratamos de enseñarle las maravillas de nuestra época e incluso les dedicamos artículos a esta nueva generación.

La comunidad de jugadores de Youtube es un fenómeno, que genera modas, que genera tendencias y que está conectada al resto de internet y redes sociales. Creemos que los chavales hoy en día están locos, pero no más que nosotros a su edad, sin embargo nosotros no podíamos expresar nuestra opinión en Twitter. En mi época no recuerdo año en el que en el patio no se vieran cromos o tazos de Pokémon o los chavales no estuvieran obsesionados con algo como moda.

El problema es que tendemos a despreciar las cosas que salen de aquí y las dejamos a un lado. Esto es el mayor error que cometemos los que no pertenecemos a esta generación y por lo tanto nos perdemos títulos que nos pueden interesar. Para ejemplificar esto, yo no había considerado bien Minecraft, hasta que lo he probado y he descubierto su gran profundidad y sus posibilidades.

Tratemos de no cerrarnos a pesar de hacernos viejos, que nuestra experiencia previa no nos haga perdernos cosas que nos pueden enseñar chavalines más jóvenes, pero tampoco hemos de dejar de enseñar a esos chavales lo que nosotros sabemos de este mundillo.





Share on Google Plus

About xupalagamba

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

The Dig