Videojuegos por capítulos

Recuerdo como si fuera ayer cuando me levantaba temprano para ir al colegio, desayunando frente al televisor enganchado a mis series favoritas, viendo como célula absorbía a sus enemigos uno a uno para llegar a su forma final, a Oliver jugando partidos interminables… Y así día tras día, siguiendo con entusiasmo mis series y esperando deseoso nuevos capítulos para así poder ver que sucedía. 


A día de hoy sigo la misma línea, esperando nuevas temporadas y disfrutándolas como un niño cuando las estrenan. Desgraciadamente este sistema también ha sido introducido por la “maravillosa e innovadora” industria de los videojuegos que tenemos actualmente. Hablo sobre algo que sinceramente no esperaba ver; los juegos por capítulos. 

Este método de sacar un videojuego por capítulos se sube al carro de la moda siguiendo siempre las mismas pautas; lanzan al mercado el primer capítulo a un precio y ya te ponen a la venta un pase de temporada a un precio más elevado, normalmente el precio suele ser la suma de todos los capítulos, o incluso a poco menos para que lo compres, teniendo así los capítulos automáticamente conforme salgan al mercado, todo esto en formato digital claramente. Posteriormente cuando han terminado de vender el producto por capítulos cual serie se tratase, sacan al mercado el formato físico a un precio más elevado que en formato digital. Este es el método que usan algunas empresas para sacar el producto al mercado, siendo cada vez más común.

No soy para nada partidario de esta forma de vender un videojuego, una de las razones es el tiempo que dura cada capítulo siendo relativamente corto, entre 2 y 3 horas de media cada uno e incluso algunos en menos de una hora los tienes terminados. Otra razón es que la idea de pagar por una porción de juego que me termino en nada y tener que esperar uno o dos meses para poder continuar jugando no me atrae para nada. 

Otra de las razones más importantes es que, como yo hay muchos jugadores tradicionales y coleccionistas que preferimos siempre el formato físico, teniendo este más valor simbólico y sentimental, a tenerlo en formato digital ocupando espacio extra en nuestro disco duro, que no nos sobra mucho que digamos. 
Debido a esto la solución a todo esto para muchos de nosotros es esperar a que salga en formato físico y si el juego realmente vale la pena, está a un precio razonable y no tiene contenido capado, lo compro y lo disfruto completo, sin esperas.


Todo esto que digo es expuesto desde mi opinión y punto de vista, siempre teniendo en cuenta que hay personas que están de acuerdo y personas en desacuerdo ya que hay gustos y opiniones distintas y todas son respetables. 

Share on Google Plus

About Sansa Tube

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Super Nintendo mini ¿Truco o Trato?