Entrenando a los lobos: Creando el equipo


¿Quién dijo que crear un equipo era fácil? 



Cualquiera que lo haya vivido, estará de acuerdo conmigo cuando digo que puede ser un gran reto y con complicaciones de lo mas curiosas.
Desde la organización del equipo Blind Wolf  (CSGO) queremos haceros vivir de cerca esta experiencia, así que semana tras semana, os iremos informando de como avanza el equipo y de sus pequeñas aventuras.
En el artículo de hoy os dejamos unos consejos generales basados en la creación del equipo. Esperamos que os sean útiles:

Creando a la manada

La importancia de escoger bien a los compañeros es vital. Si el equipo no se complementa ni es capaz de llevarse bien en los peores momentos, no funcionara.
Como parte del trabajo, es importante conocer a fondo a cada miembro. Desde el primer momento, te das cuenta que la compenetración entre ellos debe ser prioridad a cualquier otra habilidad ya que deben poder tener una comunicación fluida y amigable.

¿Pero entonces, como se escogen a los miembros? 

Muy fácil (o no), hay que encontrar a 5 personas en las que creas que su manera de ser, gustos y aficiones serán similares y fáciles de adaptar entre los demás. 
Otro de los factores influyentes es su capacidad de aprender y la tolerancia a los cambios. Está claro, no hay nada como encontrar a miembro que sea un crack jugando y conozca muchas tácticas, pero los cambios están a la orden del día y un jugador que no sea capaz de hacerlo o aprender a un ritmo constante, estará ralentizando al resto del equipo.
La tolerancia al error es otro factor muy importante e influyente. Esta capacidad debe tenerla todo el equipo, no echarse los fallos en cara y aprender de ellos es lo mejor manera para avanzar.

Hay que organizarse pequeños 

Ahora toca analizar a todos los miembros para ver como juega cada uno y poder convertirse en un equipo. No todos conocerán las mismas tácticas ni habrán jugado los mismo mapas, así que varias partidas y unas buenas conversaciones harán que el equipo empiece a conocerse y a trabajar. Probar distintos mapas o rotaciones puede ayudar a que los compañeros se acomoden y empiecen a sacar lo mejor de sí. 
Una vez adaptados los unos a los otros, lo mas importante es crear una rutina, un plan de trabajo. Establecer días de entrenamiento y objetivos semanales con el fin de avanzar y poder competir. Porque gusta jugar, pero lo que mas gusta es crecer y competir. Llegar a demostrar lo que valen es su pequeña motivación y lo que les da esas ganas de crecer día a día.


Share on Google Plus

About Igaryu

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Los vídeos de las revistas: Sega 32X