Buscar en Orgullogamer

El E3 al caer - Un repaso a la saga "Halo"

Posted by John Sánchez On sábado, 31 de mayo de 2014 1 comentarios

   Repaso a la saga Halo



Orgullosos y orgullosas, tal y como vemos en el título del artículo, el E3 está a la vuelta de la esquina y en apenas un par de semanas nos toparemos con él retransmitiendo en directo desde Los Ángeles, al igual que cada año. Y ¿qué mejor que redactar un artículo de preparación en este maravillosos blog para ir calentando motores en lo referente a una de las más brillantes joyas de Microsoft?


"Imagen oficial de Halo 5: Guardians, publicada por 343 Industries hace un par de semanas"

   Hoy hablaremos sobre “Halo”, ese universo tan inexplorado para algunos y tan sabido para otros. Como fanático incondicional de la saga que soy desde que era un renacuajo cabezón babeando al frente de una pantalla con mi rifle de asalto, me veo obligado a dejar en un segundo plano las conferencias de las demás compañías y centrarme únicamente en la de Microsoft y el reciente destape de Halo 5: Guardians por parte de 343 Industries. No es discriminación hacia otros títulos, es pasión por éste en concreto. Empecemos por el inicio de los inicios:

HALO: COMBAT EVOLVED


   -“Cortana, solo quiero saber si siguen ahí”.
   -“Los dos sabemos la respuesta”.
   Con este diálogo daba comienzo una leyenda que perdura hasta hoy y seguirá viva durante mucho más tiempo. La leyenda del Jefe Maestro. La leyenda de John 117, el último Spartan II vivo. No voy a entrar en detalles sobre la historia, dado que más de uno no habrá jugado aún a esta reliquia y me lanzaría las manos al cuello si se me ocurre soltar el más mínimo spoiler. Solo diré que Halo CE sentó las bases del género del First Person Shooter en las consolas de sobremesa y eso nada ni nadie nunca lo va a cambiar. Con una trama de ciencia ficción que nos tuvo enganchados al televisor de principio a fin por su intensa acción (que para la época era la creme de la creme), sus gráficos, su celestial banda sonora, creada por el maestro Martin O’Donell y la posibilidad de ponernos en la piel de un supersoldado como es John, Halo tuvo una gran aceptación por parte de la comunidad gamer de la época y se alzó provisionalmente como uno de los reyes del género.


   Corría 2001 y la IA enemiga de algunos videojuegos aún no estaba desarrollada tan perfectamente como para darnos guerra a la hora de enfrentarla. Desde aquí y ahora, sentado en mi silla un 26 de Mayo de 2014 os puedo asegurar que Halo CE sigue dándome dolores de cabeza en su dificultad más avanzada: Legendario. Y es que los chicos de Bungie crearon el demonio personificado en un FPS. Los enemigos eran tremendamente hábiles a la hora de esquivar tus ataques y disparaban con tal puntería que a más de uno le haría coger el mando de su XBOX y desintegrarlo de un cebolletazo contra la pared. Halo era un juego muy exigente y, pese a que los títulos de nueva generación son más aptos para todos los públicos, sus entregas siguen manteniendo esa esencia de enemigos malditamente indestructibles en dificultades elevadas.

   La banda sonora del juego entró en el Top 10 mundial de mejores OST de videojuegos jamás creadas hasta eso de 2009 que fue cuando tuve la oportunidad de verlo en una revista de Hobby Consolas. Es simplemente sublime, maravillosa.
   Dado que no puede haber ser humano cuerdo en este mundo como para ponerle pegas a su campaña (quizás buscando y rebuscando mucho le sacaríais alguna, pero sería de tener mala leche), si nos ponemos a hablar de su multijugador, quizás este último no terminaba de enganchar tanto como debería. Con un total de 5 o 6 modos de juego y un repertorio de mapas no muy amplio, la acción se quedaba a medio camino. Esto hablando en la XBOX original. Cuando salió para PC y los jugadores empezaron a meterle mods, la cosa cambió.
   Resumiendo. Halo CE es ese juego del cual vas a jugar su campaña de más de 8 horas y pese a ser de 2001 vas a quedar más satisfecho que un enano con zancos. Si tienes la oportunidad de probarlo y aún no lo has hecho, realmente no sé a qué estás esperando. Si no puedes permitirte una copia del juego, utiliza la magia de Internet y bájalo para PC. No te estoy obligando, pero… te estarás perdiendo uno de esos shooter que no se olvidan.

HALO 2


   Como era de esperar a Bungie le salieron muy bien las cosas a partir de ese momento. 3 años más tarde lanzaron Halo 2, la continuación casi inmediata del primer juego, habiendo pasado tan solo unas semanas desde el final de CE hasta el inicio de esta segunda parte.
   
   Si he de destacar algo de Halo 2 es la introducción de una infinidad de novedades respecto al primer título, dando el mayor salto de la saga en cuanto a nuevos enemigos, nuevas armas, vehículos, personajes, multijugador y escenarios. Halo 2 supuso el despegue de la jugabilidad que nos encontraríamos en los próximos 2 títulos de la saga (Halo 3 y Halo 3: ODST).
   Aún con todo esto, y ahora voy a soltar una opinión personal con la que muchos no estarán de acuerdo, Halo 2 es para mí el peor Halo que se ha sacado hasta la fecha (amenazas, tomatazos, crucificadlo). Vale, puede que acabe de soltar una idiotez ya que he dicho un poco más atrás que fue la base que catapultó los siguientes Halo a la fama, pero es así. Halo 2 quizás no tenía una historia tan sorprendente como el original, ni mucho menos como su continuación. Otra buena razón para considerarlo el Halo más flojo es que con la introducción de tanta novedad perdió casi toda la esencia que caracterizaba al primer juego. ¿Enemigos finales en un Halo? ¿Vehículos como el Spectre y alguna arma innecesaria como la variación del rifle de plasma? ¿Jugar con alguien que no es el Jefe Maestro en un juego de la trama principal? Hay cosas que no me cuadran para crear un buen juego de Halo y son precisamente esas. Donde en todas las demás entregas solo veo virtudes, en Halo 2 distingo algunas pegas entre tanta genialidad y eso lo hace (muy ligeramente) inferior a sus hermanos.

   La banda sonora también entró en decadencia al cambiar los increíbles temas del juego original por otros quizás no tan impactantes y había algunos enemigos por ahí que sobraban y que, por suerte, Bungie decidió no volver a meter (concretamente los Centinelas gigantes).
   Pero ya está bien de hablar de sus pegas. Se introdujeron armas por doquier y esas armas se convirtieron en algo esencial con el paso del tiempo y la salida de nuevas entregas. ¿Quién no ha manejado nunca una espada de energía o uno de los temibles martillos gravitatorios? ¿Y qué hay de los enemigos? Esos malditos cabroncetes voladores llamados Drones o los legendarios Brutes fueron algo increíble, por no hablar de que entraron en juego los Profetas, líderes de la raza alienígena enemiga, el Covenant. Y si hablamos de momentos épicos dentro de su historia, debemos hablar de que el primer Scarab hizo su aparición en este juego y se convirtió en costumbre a partir de aquí. Una pena que los chicos de 343 hayan decidido eliminar este monstruo robótico, con lo chulo que era sentirse una cagadita de mosca a su lado incluso manejando un tanque.
   Y las armas a dos manos… cuesta creer que desapareciesen después de Halo 3, con lo bonito que era tener un aguijoneador doble y fumarte una docena de Brutes con los ojos cerrados. Aish…
   Bien, en definitiva: Halo 2 fue el juego de la saga que sentó las bases para futuras entregas introduciendo un porrón de novedades, pero de entre todas estas novedades, los “experimentos fallidos” le hicieron perder puntos visto desde mi perspectiva.
   Un último fallito a comentar: no nos vino doblado al castellano de aquí de España. O lo jugabas en inglés o te veías obligado a escuchar al Jefe Maestro decir:
   -“Nessessito un arma”.

HALO 3


   Y con Halo3 llegó la bestia del principio de la generación de Xbox360 y en general, la bestia de todos los Halo conocidos hasta la fecha. Estoy orgulloso de decir que este juego sigue siendo el que más me gusta de toda la saga y que fue el que más novedades introdujo después de Halo 2.
   A los chicos de Bungie se les ocurrió eliminar toda la basurilla que se había colado entre las novedades de su anterior entrega y revitalizar la saga con cosas que sabían que nos iban a gustar. Scarabs por doquier, explosiones no precisamente pequeñas, batallas aéreas, muchos tanques, escenas de vídeo de esas que no se olvidan fácilmente y la introducción del mejor repertorio de armas, vehículos y enemigos que nos hemos encontrado jamás en este universo. Toda una gozada para disfrute de nuestros sentidos y emociones. La mejor historia de toda la saga. El desenlace de la guerra, la muerte aquellos que nos habían acompañado hasta ese momento (matadme por el spoiler), reencuentros, etc. Toda una película en la que nosotros somos los héroes y protagonistas.
   El retorno de temas originales del primer juego, esos que tanto nos gustaban. Lo clásico de Halo CE, combinado con lo mejor de Halo 2 y rematado con las novedades (esta vez sin basurilla sobrante) de Halo 3.
   ¿Y de entre todo lo maravilloso hay algo más maravilloso aún que deba destacar para no hacer esto tan largo? Pues sí: los Easter Eggs, que no se cuentan precisamente con los dedos de una mano. Es uno de los juegos con más secretos (ojo, no hablo de coleccionables, sino de secretos de verdad) que he jugado en mi vida. Por poneros un ejemplo, hace una semana estaba jugando con un amigo a Halo 3 en mi casa y me explicó que había otra forma de afrontar la batalla final del capítulo 7, en la cual combatimos contra un Brute con martillo gravitatorio y sus 6 secuaces. Lo más lógico es entrar disparando como un loco, que es lo que había hecho yo siempre. Resulta que si no disparamos ni una bala al entrar en el campo de batalla, el enemigo del martillo se queda quieto y te reta a un duelo 1vs1, mientras los esbirros se quedan de brazos cruzados animando a su jefe. Toda una experiencia que, habiéndome pasado el juego más de 15 veces, aún no había descubierto. Y como esa, decenas de ellas en todo el juego.
   Nos detendremos a hablar del multijugador, sabiendo ya que la Campaña es de lo mejor que nos podemos echar en cara en el mundo de los First Person Shooter.


   Estaríamos hablando de un multijugador de los de antes. Ni muy viejo, ni muy actual. El online de Halo 3 no sabía exactamente por dónde tirar con su sistema de rangos y era algo confuso. Eso sí, a la hora de jugar enganchaba cosa mala. Los mapas eran una delicatesen marca de la casa. Los encuentros con otros jugadores eran casi instantáneos incluso en los mapas más grandes y la acción nunca se detenía. El punto débil fue la forma de desenvolver una batalla con otro jugador que, al tardar tanto en morir a veces se hacía pesado. Y me diréis “en Halo siempre se ha tardado en morir”. Ya, llamadme loco o manco, pero en Halo 3 era un verdadero agobio matar a otro jugador. La batalla podía alargarse minutos hasta que venía el gracioso del lanzamisiles y os hacía saltar a ambos por los aires en menos de dos segundos.
   En definitiva, el mejor juego de Halo hablando en el terreno del modo individual y cooperativo y el mejor también si nos íbamos a pegarnos guantas con otra gente en el online, al menos hasta la salida de Halo Reach. Esta tercera entrega lo tuvo todo y sigue siendo, indudablemente, mi preferida. Un imprescindible si tienes tu correspondiente 360.

HALO 4


   Pasamos directamente a la continuación del mítico Halo 3, dejando de lado grandes títulos como Halo 3: ODST, Halo Wars y Halo Reach, ya que nada tienen que ver con la historia principal de nuestro héroe, el Jefe Maestro y por lo tanto su relevancia en el futuro Halo 5: Guardians será menor, aunque probablemente, no será nula por razones que explicaré más adelante.
   De estos 3 títulos tan solo tengo que decir que, pese a no continuar la historia principal y dedicarse a rellenar las tramas que quedaron sin resolver en el universo Halo, son entregas más que notables, sobretodo Halo Reach, el último gran lanzamiento de Bungie antes de decir adiós a su saga número uno. Halo 3: ODST estuvo varios peldaños por debajo de Halo 3 en todos sus aspectos, debido a que se trataba de una especie de expansión que resultó finalmente ser un juego completo y no contenía todas las virtudes del juego en el que estaba basado. Halo Wars es un título de estrategia a cargo de Ensemble Studios que narra los eventos acaecidos en los inicios de la guerra. Cronológicamente es el primer juego de la saga y nada tiene que envidiarle a los demás por su excelente historia, que dejó misterios sin resolver, y su maravillosa jugabilidad, repleta de posibilidades estratégicas. Entró en los World Record Guinness como mejor juego de estrategia de todos los tiempos y ahí lo digo todo. Halo Reach se situaría justo antes de Halo CE y pese a eliminar gran parte de los elementos característicos de todas las entregas anteriores, supo introducir una nueva forma de jugar que no dejó a nadie descontento. Sin duda, el segundo mejor trabajo de Bungie siendo, como ya sabemos, Halo 3 el mejor.
   Continuando con la historia de nuestro Spartan favorito, Halo 4 se sitúa 4 años después de Halo 3 y nos relata una historia mucho más profunda y llena de sentimientos en la que descubrimos más a fondo la personalidad hasta el momento misteriosa del Jefe Maestro. Una trama que mezcla epicidad y heroicidad con momentos más sensibles, transformando el juego en una especie de película, como Halo 3 pero con un toque más profundo.


   Es innegable que, corriendo a cargo de un estudio diferente, Halo 4 hace notar sus cambios en la jugabilidad. ¿En algo más? No. Sigue siendo Halo, pero la forma de combatir ha cambiado debido a un cambio casi completo en nuestro arsenal e, igual que en Reach, la eliminación de elementos característicos de la saga por otros que los chicos de 343 Industries creyeron que eran mejores, como nuevos enemigos y habilidades y la dotación de más realismo a la hora de jugar. Nos sentimos más pesados, como si de verdad estuviésemos dentro de una armadura de media tonelada. Nos metemos más en el papel y eso afecta al juego, pero no necesariamente de forma negativa. Halo 4 es un título enorme, pero como “Halo” propiamente dicho, deja mucho que desear. Parece que estemos a los mandos de un juego que no pertenece a ese universo. Al principio se hace difícil digerirlo pero a medida que avanzamos se hace más pasajero.
   Otro punto a destacar es que, en mi opinión la banda sonora deja bastante que desear. Tiene algunos temas que ponen los pelos de punta, como “117”, pero poco más. El resto de pistas carecen del sentimiento que tenían las de los primeros juegos y no se nos van a quedar grabadas en la memoria como antaño.
   Punto positivo por la duración de la Campaña y su rejugabilidad, prácticamente infinita gracias a los multiplicadores de dificultad, el modo cooperativo y, esta vez sí, esa adicción misteriosa que siempre nos ha creado la saga. No cansa, señores. No cansa. Pero lo que sí cansa y además cansa muy rápido es el multijugador. Por poner un ejemplo, en Halo Reach podía pasarme una noche entera jugando y cada partida era diferente. En cada una me ocurría algo que me hacía saltar de la silla y gritar: “eso ha sido brutal”. Bien, pues mi máximo aguante en el online de Halo 4 han sido apenas dos horas antes de soltar el mando y gritar: “me estoy cansando de pegar tiros y matar a gente de la misma manera una y otra vez”. Y es que sintiendo decirlo, el multijugador de Halo 4 se queda en “basurilla”. ¿Recordáis la mierdecilla sobrante de Halo 2? Pues el online de Halo 4 es lo mismo. Conseguí llegar al máximo rango en un par de meses mal contados y luego… bueno, luego nada. Desinstalé el componente online porque no le encontraba sentido el seguir jugando si era algo que me aburría desde hacía tiempo.
   Cuando le echas unas cuantas horas, las partidas parecen una repetición de lo que has hecho hace 4 días.
   El modo de juego que nos queda por comentar son las Spartan Ops y lamento decir que esto también se queda a medio camino. Repetitivo y aburrido. Misiones cortas con acción frenética pero que se repiten más que un disco rayado a la tercera pasada.

   En resumen, los chicos de 343 hicieron un trabajo fenomenal en el modo Campaña, con una de las mejores historias de toda la saga por cómo está contada la trama y los detalles que aporta, aparte de por su maravillosa, aunque no característica jugabilidad y la consecuente rejugabilidad. Pero se quedaron flojos en todo lo demás por culpa de la repetición de situaciones que ya habíamos vivido, tanto en multi como en Spartan Ops.
   Para los fans de la saga que buscan la perfecta continuación a la historia del Jefe Maestro, Halo 4 es su sueño hecho realidad. Si buscas competir contra otros jugadores, mejor compra un Battlefield, que Halo 4 no puede darte lo que necesitas.

Puedes ver nuestro: Análisis de Halo 4

HALO 5: GUARDIANS


   El viaje del Jefe queda lejos de terminar. Aquí tenemos el siguiente título de la emblemática historia principal. El quinto juego donde encarnaremos a John, dispuesto a repartir plomo a diestro y siniestro una vez más a todo aquel que se cruce en su camino. 343 Industries aportará más información sobre el juego durante el trecho que nos queda hasta el tercer cuarto de 2015 y el E3 se nos viene encima (léase con cierto tono de emoción contenida). Pero ¿qué sabemos hasta ahora del nuevo Halo?


   Lo primero y empezamos mal, es que saldrá únicamente para Xbox One. Y digo que empezamos mal porque no soy en absoluto partidario de la nueva generación. Expresándolo con palabras claras: me parece una generación de consolas innecesaria y que el Jefe Maestro se nos vaya de 360 me parte el corazón latino. Me haréis comprarme una consola que no quiero, malditos.
   En segundo lugar tenemos que el motor gráfico está desarrollado desde 0 y es superior a lo que vimos en Halo 4. Vamos, que preparad las palomitas para el espectáculo y a ver como convencéis a vuestra abuela de que lo que está viendo en la pantalla del televisor no son personas reales y que es todo obra de un puñado de dibujantes y programadores.
   Nada han explicado sobre la jugabilidad. Si será parecida a Halo 4 o por el contrario y espero que esto sea de la siguiente manera, vuelvan a la época de Halo 3, con nuestras armas a dos manos, las armas clásicas y mmmmmmm Scarabs. Bien, si… ojalá pero me da a mí que no. Ya veremos, de todas formas. Quien sabe…
   La historia: esta es la parte que más me entusiasma. Si juego a Halo y soy fan desde hace tanto tiempo es mayoritariamente por su trama (ya he dicho lo genial que es demasiadas veces. Soy pesado, sí). Basándome en hechos que relataré en la segunda parte de este artículo (seguramente después del E3) me gustaría llegar a la conclusión de que la historia de Halo 5 no va a ser precisamente igual a ninguna de las anteriores. Van a suceder cosas que jamás habían sucedido en esta saga. Estoy seguro de que nos contarán una historia igual o más profunda que la de Halo 4 y eso es genial, pero el gran cambio vendrá cuando entren en juego los misterios que quedaron sin resolver en todas y cada una de las anteriores entregas. 
   En Halo Wars nos dejamos muchas cosas pendientes y estoy seguro que en Halo 5 van a volver antiguos personajes que le van a dar mucho peso a la trama. Al igual sucede con Halo 3: muchas cosas sin resolver de las que nada se habló en Halo 4. ¿Y Reach? ¿Y el equipo de ODST del que nunca más se supo? Puede que en la historia de Halo 5 nos llevemos más de una sorpresa y eso… eso me va a encantar. Y no solo a mí. Estoy seguro de que a vosotros también.


   Respecto al multijugador, las noticias vienen con cuentagotas, pero lo que nos ha llegado ha sido música para nuestros oídos. Allá va. Lo voy a decir. Lo suelto rápido. Venga:
-“Servidores dedicados”.
   Ya podéis aplaudir, gracias. Por fin. Por fin has aprendido la lección, Halo. Se terminó el “lag” en las partidas. Se terminaron las esperas de 30 segundos cada vez que un jugador se desconectaba de la sesión. Se terminó  el disparar a Galicia y darle a Murcia porque el juego te daba un parón de medio siglo. Y se terminó el esperar milenios para entrar en una partida porque los equipos tenían que estar llenos. Los servidores dedicados nos ahorran todo esto y nos dicen: “entra en la partida cuando te dé la gana y como te dé la gana, vete cuando quieras y disfruta de la fluidez sin lag”. De momento, puntazo positivo para el multi. Esperamos que no se repita tanto como el de Halo 4 y ya tendremos el multijugador definitivo.

   Y para terminar ya con esta planchada que os estoy pegando, deciros que seguramente regresen las Spartan Ops como modo de juego cooperativo (aparte de la Campaña). 343 Industries nos ha lanzado a la cara (aunque no lo ha confirmado del todo) la Segunda Temporada de Spartan Ops, inmediata continuación de la Primera Temporada. ¿El fallo? Pues obvio, ¿no? Hemos dicho antes que este modo de juego se volvía un tostón requemado después de jugar dos veces cada una de las 50 misiones. Rejugabilidad 0. Repetición 10. Esperemos que 343 Industries haya aprendido de sus errores de la T1 y nos brinde una T2 repleta de infinitas posibilidades para que cada partida sea diferente a la anterior. Si lo único que tienen que corregir es que no sea tan repetitivo y están recibiendo palos por ello de gran parte de la comunidad, deposito mi fe en que esta Segunda Temporada nos va a brindar más horas de diversión que su versión mediocre en Halo 4.
   
   Hasta aquí el artículo, orgullosos y orgullosas. Le hemos dado un buen repaso a los 5 juegos principales de la saga y espero haber convencido a aquel que no tuviese muy claro si merecía la pena comprar esta serie de juegos de que sí merece que le dé una oportunidad. Saludos y (para aquellos que les haya parecido pesado) recordad: dentro poco llega otro artículo sobre este universo, así que apretad vuestros culos.

   Redactado por Johnny para este genial blog de videojuegos. Un abrazo a todos los lectores y colaboradores. ¡Nos vemos!



1 comentarios:

Antonio Cordero dijo...

Yo conocí la saga Halo, con la tercera entrega en 360. Aunque luego eche para atras y acabe comprando, jugando y pasando cada uno de los halos anteriores y posteriores. Estoy deseando echarle el diente a este halo 5!.

Muy bueno el articulo por cierto. Felicidades al autor!!

Publicar un comentario en la entrada

Entrada Destacada

Etiquetas

007 (5) 16 bits (10) 2K Games (3) 3DS (10) 8 bits (20) Actores de doblaje (2) Aladdin (2) Alan Wake (2) Alien (7) Alone in the Dark (2) analisis (17) Análisis (72) analisis Flashback (2) analisis snow bros (2) años 80 (10) aplicaciones android (5) Apple (3) Arca perdida (4) Arcade (28) arte (10) artículo (36) articulos (23) Artículos - Especiales (173) aventura gráfica (15) Aventuras Gráficas (24) AVGN (1) Axl Rose (2) Batman (8) Bethesda (6) Bioshock Infinite (6) Blizzard (7) capcom (13) Carreras (8) ciencia ficción (3) Cine (101) Commodore 64 (3) consolas de nueva generación (4) Crysis (5) curiosidades videojuegos (4) David Hasselhoff (2) Desarrollo Independiente (16) Diablo (5) Diablo III (4) Double Dragon (2) Easter Eggs (3) El Señor de los Anillos (3) Emuladores (14) emuladores online (5) españoles en los videojuegos (1) Estrenos (1) experimento (2) F1 (6) facebook (5) Fernando Alonso (2) Fx Interactive (4) George Lucas (14) Golden Axe (4) Guns N' Roses (2) Halo (18) Harry Potter (3) hero quest (4) Hobbit (3) Humor (27) Id Software (4) Impresiones (7) Indiana Jones (13) juego de tronos (4) Juegos de mesa (8) Juegos de motos (4) Juguetes de Navidad (2) La Posada del Spectrum (14) Literatura (10) Los Recreativos de mi Pueblo (11) mass effect (9) Master System (6) megadrive (36) Michael Jackson (2) monkey island (16) Mortal Kombat (6) orgullofriki (2) Orgullogamer FM (3) Parecidos casi razonables (31) PC (74) Philip K Dick (3) PS3 (18) PS4 (48) Quien te ha visto y quien te ve (4) Rarezas (6) regalos (42) retro (159) retro games (46) Robert Downey jr (2) Ron Gilbert (7) salones recreativos (9) Shadow of the beast (3) Sherlock Holmes (3) Skynet (2) Star Wars (29) steam (17) Street fighter II (7) street of rage (3) Super Mario Bros (10) super nintendo (23) Templo Maldito (4) Toki (2) Última Cruzada (4) videojuego (112) Videojuegos de Indiana Jones (4) Videos que me traumatizaron (19) xbox 360 (30) Xbox One (40)

Entrada recomendada