Filtro Retro

"Regreso al pasado"

Pongamos como ejemplo, uno de estos malditos días calurosos de verano que estamos pasando. Te encuentras en la calle, buscando desesperadamente una sombra tras la que cobijarte y que no te aleje demasiado de la ruta del camino de vuelta a casa, que rutinariamente realizas cuando sales del trabajo.

Esperando en la marquesina del Autobús, intentas no pensar demasiado en los chorretes de sudor que recorren tu espalda. Los pensamientos se alejan de la realidad y te imaginas en una terraza, tomándote una buena jarra de cerveza con la mejor de las compañías y no nos referimos a la tapa de tortilla de patata.
Pero en la parada del bus, tu única compañía son los cascos que llevas puestos, (escuchando un podcast de videojuegos) tu lectura (leyendo una revista de videojuegos) y el resto de gente que hace todo lo posible por intentar colarse.

De pronto, un DeLorean aparece tan cerca de ti, que casi puedes sentir en tus narices, el olor a motor caliente. Las puertas se abren y ante ti aparece, cuando el humo que sale de su interior ha desaparecido, el Doctor Emmelt L. Brown, o como le Lama Marty Mcfly, que también ha salido al mismo compás que el doctor de la otra puerta alzada, “Doc

Ambos comienzan a hablar al unísono moviendo alocadamente el cuerpo, como si obedeciera de alguna forma a cada palabra que sale de sus bocas. Tanto hablan y contonean, que no se percatan que tú, ya estás dentro del DeLorean cerrando puertas, marcando el tiempo a la década de los 80 y pisando fuerte el acelerador.

Marty y Doc, al sentir ese dulce y característico chirriar de las ruedas, como el rayo, de inmediato, terminan su conversación y  como si de una estudiada coreografía se tratara, giran rápidamente sus cabezas para marcar las miradas en su coche. Pero a estas alturas, lo único que han podido observar de la “máquina del tiempo”, es el reguero de fuego en perfecta simetría que ha dejado sus ruedas al partir.

¿Qué se te puede ocurrir hacer en el pasado? El almanaque deportivo no es posible, olvídalo.
¿Qué tal ir a las oficinas de Atari y dejarles unas cuantas ideas sobre algunos videojuegos a desarrollar?


Dicho y hecho:




"De este hay un Halo 2600"

"Este mejor no haberlo sugerido..."




.
Tenías pensado volver de inmediato, pero crees sinceramente que es mejor pasar el verano en los 80.

Abuelo Cebolleta - Orgullogamer. yo también me quedaría un rato!


Share on Google Plus

About Fernando Villa Lamas

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Primeras impresiones de Rime