Buscar en Orgullogamer

La Televisión y los Videojuegos

Posted by Mario Roda On lunes, 30 de julio de 2012 3 comentarios
 

 Una vez más volvemos a echar la vista atrás para rememorar alguno de los programas de televisión que hacían acto de presencia en la parrilla televisiva, con un aspecto en común en todos ellos, no es otro que sus pequeñas, o grandes pinceladas que embadurnan el asunto, resultando su tono y color bastante parejo al de los videojuegos.

Evidentemente resulta complicado comparar un programa o concurso con todo lo que rodea el ámbito de un juego. Pero vamos a detenernos en un aspecto más llevadero para realizar su comparación: la inspiración en la “mecánica del juego” en su ejecución, en ocasiones en su acción, y por su puesto en su ambientación, que recuerdan que pertenece a la soberanía del videojuego.

Programas y concursos en el que sus participantes perfectamente recuerdan a “videojugadores”, mejor dicho a personajes de videojuegos, esta vez de carne y hueso, dentro de en un escenario, digamos más “real”, cambiando los pixeles y polígonos por cartón-piedra en la mayoría de las ocasiones o tirando de virguería gráfica-pseudovirtual en otras, para gloria de nuestros ojos por aquel entonces.


En busca del Tesoro

O como un poco más tarde lo conoceríamos: “A la caza del tesoro” debido a problemas con la productora original y sus menudencias en las traducciones.

Programa de 1984 presentado por Isabel Tenaille en el que nuestro Indiana Jones patrio, Miguel de la Cuadra Salcedo era el encargado de ejecutar las órdenes de los concursantes, los cuales en vez de un control pad, usaban sus enciclopedias, órdenes radiofónicas y deducciones para guiar y conducir a Salcedo por todo el planeta.


Y decimos deducciones a modo de pistas, porque los concursantes no se movían del plato, la mecánica del concurso consistía en encontrar un tesoro oculto en cualquier parte del globo terráqueo. Para realizar la tarea, tenían la inestimable ayuda de Miguel de la Cuadra, que a lomos de su helicóptero se desplazaba por las localizaciones que los concursantes le indicaban, encontrando en aquellos lugares, nuevas pistas que los condujera a la captura del Tesoro.


Cuanto más se acercaban al tesoro final, más kilómetros acumulaban los concursantes. Kilómetros que luego podían emplear en un Viaje, siendo éste, el premio del concurso.

Aun recuerdo momentos de infarto, ya que, evidentemente, existía un límite de tiempo para agrupar todas las pistas y dar con la solución final. En algunas ocasiones he podido contemplar como “De la Cuadra” llegaba en el último segundo al encuentro y localización del tesoro.

Un programa mítico y de gratos recuerdos que luego evolucionaria en su extensión temporal a Aventura 92 o más tarde conocido como La Ruta Quetzal.

.

El Rescate del Talismán

Mítico concurso juvenil de principios de los noventa (más concretamente se emitió en la primera cadena de 1991 a 1994) patrocinado y producido por SEGA…más videojueguil el asunto, resulta casi imposible.


Basado en su homónimo británico Knightmare, el juego consistía en la búsqueda y captura por parte de los jóvenes aventureros, del Talismán mágico, robado por el Señor de la Maldad y depositado en su oscuro castillo. Los aventureros contaban en su travesía por las estancias  de la inestimable ayuda del Mago Blanco que los guiaba y presentaba cada estancia del castillo y la terea a desempeñar.

La mecánica del juego la tomamos un poco prestada de Wikipedia:

Uno de los concursantes lleva un casco, el cual le impide la visión. Este concursante entra en un castillo generado por ordenador (usando la técnica del “Croma”) Cada sala del castillo contenía un reto físico o mental, y el concursante dentro del castillo, guiado por sus compañeros de equipo y el mago, trataba de superarlo. Si el concursante fallaba, desaparecía, y era remplazado por otro compañero.

El juego terminaba si tres de los cuatro componentes eran capturados, ya que siempre debía quedarse uno de ellos junto al mago para guiar al compañero. La excepción era cuando se encontraran en la penúltima sala, cuando el mago en solitario podía guiar al cuarto y último concursante si los otros tres eran capturados.


A lo largo de su paso por las distintas pruebas, el equipo podía acumular objetos mágicos que les ayudaban o pistas para posteriores pruebas. Debían recordar muy bien lo que iban haciendo a lo largo del juego, ya que la penúltima prueba siempre consistía en cruzar un foso contestando tres preguntas que iban haciendo aparecer tres baldosas para cruzar y llegar hasta el trono del castillo, donde el rey les daría una contraseña. En la última sala se encontraba El Señor de la Maldad, y el concursante tenía que enfrentarse a él, sin el casco, pronunciando la contraseña que le derrotaría. Al hacerlo, recuperaría el talismán, los compañeros caídos en pruebas anteriores serían liberados y el equipo ganaría el juego”.

Más divertido de jugar que de ver, lo cierto es que el programa enganchaba, pero después de unos cuantos programas viendo una y otra vez las mismas pruebas, su mecánica se hacia un poco repetitiva y el interés iba decreciendo tras cada emisión. Aun así, nuestras más sentidas felicitaciones por arriesgar con un programa así.

El premio para los aguerridos y valientes concursantes, que conseguían derrotar al Señor de la Maldad, se llevaban a casa puestas, sendas Megadrive y Master System bajo el brazo, durante las primeras temporadas al menos, durante las últimas, los premios eran Ordenadores personales con los que el vicio estaba garantizado…bueno y para estudiar también…

.

La Noche de los Castillos

Si tuviéramos que definir en pocas palabras, en que consistía este concurso, podríamos decir que era una pseudo-versión, actualización o revisión de “El rescate del Talismán” paro para gente más “mayorcita”.

Cada programa cumplía la premisa de su título: Castillo y noche, ya que la acción siempre era a la hora de los vampiros y los programas se rodaban por toda la geografía española presentándose como escenario un auténtico Castillo, distinto en cada emisión.


Tres equipos, de tres personas para cumplir la misión dividida en tres fases. Como veis, aquí la numerología tiene algo que decir, por su obsesión al tres, digo…lástima que sólo duro el programa un año, si no la jugada hubiera quedado perfecta.

La misión, rescatar a la princesa que ha sido secuestrada por Torque, manteniéndola cautiva en su castillo (o sus castillos depende de como se mire…) y llevarla sana y salva al Rey Folof (interpretado nada más y nada menos que por Anthony Quinn)

Resumiendo las tres pruebas diremos que la primera consistía en llegar al castillo básicamente, encontrando sus sendas correctas, a bordo de un todoterreno…ahí, respetando la cronología y ambientación medieval a tope. Supongo que idearían llegar al castillo en lomos de caballos, pero por el tiempo de emisión, ya sabéis que en la tele “la vida no es importante, solo el tiempo es importante”

Llegados al castillo, podíamos contemplar en su interior unas ligeras y convincentes interpretaciones de actores que ponían la guinda a la ambientación. Los concursantes interactuaban con su entorno buscando básicamente oro, no autentico naturalmente, ya que debían conseguir reunir un mínimo de cantidad en peso equivalente a unos pocos kilogramos para poder fundirlo.


Una vez conseguida la cantidad, con el oro fundido se forjaba una valiosa llave que serviría para abrir la estancia donde cautiva se hallaba la Princesa.

Momento en el que comienza la tercera y última fase, precisamente con la liberación de su majestad la Princesa. Ahora tocaba llevarla sana, salva y virgen a su vetusto padre.

Pese a la gran factura que se gastaban los productores, el programa no cuajó lo que debería haber cuajado y como señalábamos al principio, La noche de los castillos solo pudo ver las lunas que componían la totalidad de un año en antena.

.

Scavengers

De mecánica, digamos semejante a sus hermanos mayores La Noche de los Castillos y El Rescate del Talismán pero con una ambientación futurista que tira de espaldas, por lo esperpéntico y ridículo que muestra el resultado final más que otra cosa, amen de las pintas que se gasta Bertín Osborne, que más bien parece sacado de los extras de “Starship troopers”


"Se lo recordaremos toda su vida"

El programa duró menos que una pompa de jabón. Lógicamente. El espectador, de vez en cuando muestra síntomas de ligera inteligencia, nos querían dar gato por liebre, vender la moto, pero no nos la colaron.

Sólo con ver a Bertín en plan “serio” la cosa resultaba aun más cómica y ridícula si cabe.

Aquí he logrado rescatar una nota de prensa recibida, a modo de presentación supongo del esperpento, en el que resalta su gran factura técnica y lo maravilloso que va a resultar su emisión. Un exitazo vamos!.

No recuerdo ahora de donde saqué esta nota, de modo que si a alguien le resulta familiar y lo tiene alojado en su blog, gustosamente citaré la fuente, siempre y cuando sea la original:

El programa, producido por la Fox, se ha grabado en Londres

MADRID.- Antena 3 TV estrena Scavengers, un concurso de carácter futurista grabado en los famosos estudios Pinewood de Londres.

El programa, que tendrá una periodicidad semanal, está producido por la Twentieth Century Fox y Julian Grant Television y cuenta con la participación de distintas cadenas de televisión americanas y europeas.

El presentador, Bertín Osborne, se encargará de conducir este peculiar juego junto a Olga Ojeda, que interpreta el papel de la androide E.V.A.



"Lo único que merecía de esta...cosa..."

Uno de los aspectos más innovadores de Scavengers es la combinación que hace de realidad virtual con una competición plagada de singulares pruebas.

El escenario reproduce el interior de una nave espacial de compleja arquitectura, diseñada por Quentin Chases, uno de los profesionales más prestigiosos en este campo.

Los efectos especiales corren a cargo de la empresa Image Animation, que los diseñó para las películas El imperio contraataca, El retorno del Jedi, Hellraiser y Candyman.

El programa comienza con cuatro concursantes, que se enfrentan a una serie de misiones, desarrolladas dentro de la nave espacial «Aries».

El interior de la nave sirve como pista de pruebas a los scavengers novatos que han de demostrar su pericia y grado de adiestramiento mediante un examen, en el que sólo uno de ellos «sobrevivirá», ganándose el derecho a regresar a la nave.

Scavengers está ambientado en el cuarto milenio de nuestra era y los competidores deberán llegar a Cíclope, una misteriosa estación espacial abandonada para recuperar los valiosos materiales allí depositados.

De los cuatro concursantes, sólo el «superviviente» se lleva la totalidad del premio, que asciende a un millón y medio de pesetas.

Los participantes actúan por parejas, individualmente o todos contra todos, y el formato de juego consta de tres fases entre las que se intercalan dos pruebas eliminatorias. En la primera fase, los cuatro concursantes forman dos parejas mixtas y cada una de ellas se enfrenta en una prueba distinta; en ambas cada pareja obtiene diferentes cantidades de dinero con las que forman la bolsa común.


"El equipo Noble al completo a punto para la defensa de Reach..."

Entre prueba y prueba, «el comandante» -papel interpretado por Bertín Osborne-, el «androide», al que da vida Olga Ojeda -un nuevo fichaje de la cadena- y los concursantes protagonizan, junto al resto de los personajes, breves «gags» y «sketches», relacionados con la aventura que están viviendo y en los que se incluye intriga, humor y sorpresas. Para que el concurso no pierda interés, Scavengers cuenta con un guion diferente en cada entrega.”
Impresionante. Efectos especiales de los mismísimos estudios que hicieron el Imperio Contrataca…pues los debieron pillar de resaca.

Para ir terminando, citaremos los dos últimos programas de esta entrada, que para variar, si cosecharon notable éxito en la televisión. Sobre todo uno de ellos que ha día de hoy sigue emitiéndose en Cuatro, sin ir más lejos.

.

Por un lado tenemos

El Gran Juego de la Oca

Presentado y conducido por el “showman” de la televisión de los noventa Emilio Aragón, en la que los concursantes tenían que jugar precisamente a eso mismo, a la oca, pero con un tablero bastante particular, plagado de pruebas físicas y alguna de esas de “preguntas y respuestas” facilonas, no sea que las neuronas estallen y pongan perdido el plato de gris cerebro.


En el recuerdo quedan las pruebas de “beso o bofetón” en que las azafatas comenzaban un ligero discurso y el concursante debía adivinar si la conclusión del mismo los obsequiaba con un beso o un hostión épico. Recuerdo sobre todo, que una de las azafatas no se cortaba ni un cachito y propinaba unas hostias como panes. O aquella prueba o casilla del tablero en el que un peluquero loco te dejaba la cabeza más lisa que un gusiluz. Amen de Maxtor

.

Y por el otro tenemos

Humor Amarillo.

Posiblemente el programa de televisión que de hacerse videojuego, más se le parecería, sobre todo enmarcado en su contexto, es decir para versiones de Megadrive o Super Nintendo.

Que podemos decir del programa, pues ya sabéis, las “zamburguesas” el “Laberinto del Chino Tauro” el Chino Cudeiro, al Turrón…


Concluyendo el tema, los videojuegos han sido fuente de inspiración para la realización de algunos programas que duda cabe. Algunos con más fortuna que otros. Poco a poco se fueron abriendo camino por las mentes y conciencias ciudadanas apartándolos poco a poco del diablo inventor en su averno, y mostrándolo como lo que son: puro entretenimiento.

.

Incluso algún que otro programa se tiró a la piscina y osó mostrar un videojuego tal cual. Un breve espacio que ocupaba en el programa Telecupón: Hugo.


Pero eso es otra historia…

By Baito100 para Orgullogamer. Desde la realización de esta entrada, un Bertin Osborne gigante me persigue en mis pesadillas…

Entrada Destacada

Etiquetas

007 (5) 16 bits (10) 2K Games (4) 3DS (10) 8 bits (20) Actores de doblaje (2) Aladdin (2) Alan Wake (2) Alien (7) Alone in the Dark (2) analisis (17) Análisis (72) analisis Flashback (2) analisis snow bros (2) años 80 (10) aplicaciones android (5) Apple (3) Arca perdida (4) Arcade (28) arte (10) artículo (36) articulos (22) Artículos - Especiales (172) aventura gráfica (15) Aventuras Gráficas (24) AVGN (1) Axl Rose (2) Batman (8) Bethesda (6) Bioshock Infinite (7) Blizzard (7) capcom (13) Carreras (8) ciencia ficción (3) Cine (101) Commodore 64 (3) consolas de nueva generación (4) Crysis (6) curiosidades videojuegos (4) David Hasselhoff (2) Desarrollo Independiente (15) Diablo (5) Diablo III (4) Double Dragon (2) Easter Eggs (3) El Señor de los Anillos (3) Emuladores (14) emuladores online (5) españoles en los videojuegos (1) Estrenos (1) experimento (2) F1 (6) facebook (5) Fernando Alonso (2) Fx Interactive (4) George Lucas (14) Golden Axe (4) Guns N' Roses (2) Halo (18) Harry Potter (3) hero quest (4) Hobbit (3) Humor (27) Id Software (4) Impresiones (7) Indiana Jones (13) juego de tronos (4) Juegos de mesa (8) Juegos de motos (4) Juguetes de Navidad (2) La Posada del Spectrum (14) Literatura (10) Los Recreativos de mi Pueblo (11) mass effect (9) Master System (6) megadrive (36) Michael Jackson (2) monkey island (16) Mortal Kombat (7) orgullofriki (2) Orgullogamer FM (3) Parecidos casi razonables (31) PC (76) Philip K Dick (3) PS3 (21) PS4 (48) Quien te ha visto y quien te ve (4) Rarezas (6) regalos (42) retro (159) retro games (46) Robert Downey jr (2) Ron Gilbert (7) salones recreativos (9) Shadow of the beast (3) Sherlock Holmes (3) Skynet (2) Star Wars (29) steam (17) Street fighter II (7) street of rage (3) Super Mario Bros (10) super nintendo (23) Templo Maldito (4) Toki (2) Última Cruzada (4) videojuego (113) Videojuegos de Indiana Jones (4) Videos que me traumatizaron (19) xbox 360 (33) Xbox One (40)

Entrada recomendada