Buscar en Orgullogamer

Los Recreativos de mi pueblo: Análisis Snow Bros

Posted by Mario Roda On miércoles, 29 de febrero de 2012 6 comentarios

Análisis del Videojuego Snow Bros versión Arcade



"Snow Bros"

 Retomo la serie sobre “los recreativos”, que antaño ocuparon los bares de aquel lugar de la Mancha, para analizar un juego que se llevó mis ahorros de invierno, y parte de los de verano en forma de monedas de 25 pesetas, que no paraban de introducirse en la máquina con ansias de créditos, para desgracia de mis poco holgados bolsillos en aquellas épocas de recreativa y chuchería. Hoy toca “Snow Bros


No sé que tendrá este juego, pero desde el momento en que lo pruebas, caes en sus redes por siempre jamás. Tiene un encanto característico afín al vicio. Primero hasta acabártelo junto con un compañero, después a terminarlo con un solo crédito, después a sacar los máximos billetes posibles, después a acabarlo sólo, después…después…y así hasta el infinito, hasta la extinción de la vida conocida en el mundo. Hasta hoy se podría decir, ya que de vez en cuando aprovecho cuando estoy indeciso de juego, cuando en esas tardes tontas contemplas tu videojuegoteca y dices…¡a que coño juego!… pues al “Snow” para darle un repaso, comprobando con asombro, que no ha perdido ni un ápice de su vitalidad como juego.

Desde 1990, culpo a Toaplan, de la disminución de mi fondo de inversión, del “Banco de Crédito Paterno”. Banco, en el que todos somos clientes hasta los 30 años…que es cuando empiezas a traer algunos durillos a casa. Toaplan naturalmente son los padres de la criatura que hoy tenemos el gusto de comentar, y su año de publicación en todos los salones recreativos o de tasca de esquina;  principios de los maravillosos 90.


.

A Toaplan, se le recuerda en el mundillo del videojuego, a parte de por Snow Bros, por una anécdota muy relevante y a la vez friki. Un patinazo en forma de “traducción” que los veteranos del “videojuego” sabrán muy de sobra a lo que me refiero. Y como en el “Un, dos, tres”…hasta ahí puedo leer...ya que algo haremos en Orgullogamer al respecto… Pero no podía pasar por la entrada, sin mencionarlo o mejor dicho insinuarlo.

Bien, entremos ya en harina, o mejor dicho en nieve, y no me refiero a esa nieve que llevas a las fiestas.

Argumento de Snow Bros


La primera vez que termine el juego, me di cuenta, que mi cometido como muñeco de nieve y por ende el argumento de este despropósito,  era la de rescatar a mi novia y la de mi hermano, de las garras de una cara gigante de piedra que escupía fuego por la boca y burbujas por el culo. Me dije, Si un puto muñeco de nieve ha conseguido mujer…no todo está perdido para mí. Colgadas con cuerda de felpa, permanecen las princesas hasta nuestra llegada, la llegada de los héroes, dos muñecos de nieve que han abrazado el Corán, si no dime tú a mí, que coño hace un muñeco de nieve con un Fez, que se abrirán paso a base de bolazo de nieve, entre los territorios enemigos bajo el amparo y las ordenes del malvado dos Caras de piedra.

Donde se desarrolla la historia de Snow Bros


Como toda aventura de muerte y rescate, la historia se desarrolla en un reino. Un paraíso psicodélico nacido de las pesadillas multicolores, de una mente afectada por el LSD. Coloridas estancias, como sus coloridos enemigos, todo es color en el reino de las “Caras”. Un reino bastante frio también a juzgar por los héroes que encarnamos, lo que me hace pensar que en verdad, la historia se desarrolla en una nevera corriente, como la que tienes en casa.


.

Algún japonés hasta el culo de “mierda” tras una noche loca, iría a buscar algo de comer a su frigorífico, empezaría como todo el mundo, por abajo, e iría subiendo rastreando con su mirada drogada cada balda de la nevera para encontrar algún trozo de tofu, pescado crudo, o fruta mohosa que llevarse a la boca. No pudo encontrar nada satisfactorio, pero de aquella experiencia salió la base para desarrollar un juego, un “plataformas” ascendente. Un par de hielos para el Sake con “Coca cola” fueron la base para diseñar a los protagonistas, para el resto de fauna enemiga…no quiero ni imaginar lo que tendría el buen nipón en su frigorífico. Lo que nos lleva a cambiar de tercio:

.

Los personajes: los buenos


Nick & Tom. Son los nombres de los que serán nuestros compañeros, nuestros personajes, nuestros héroes, hasta terminar la espiral psicodélica. Dos muñecos de nieve enfundados en un mono azul el uno, y rojo el otro, con un Fez por montera. Para acabar con las hordas demoníacas contarán con la inestimable ayuda del poder de la nieve. Un Arma Rara,  si, pero letal en el mundo Nevera.


.

Los Personajes: Los malos


Demonios rojos, demonios amarillos, sapos verdes, luchadores de sumo, pájaros embutidos en crema de afeitar, caras amorfas con bracitos, duendes azules que disparan dagas…variedad al gusto del consumidor. Y estos son los que nos encontraremos por el camino hasta llegar a los “Jefes Finales”. Un toque, un solo roce con alguno de estos esbirros listados y tenemos la muerte asegurada. Bueno en este juego no mueres, te deshaces, como cuando escuchas a Belen Esteban, solo que aquí los demonios y sapos son más guapos.

Brevemente nos detendremos en alguno de los enemigos de a pie:

 Los demonios, los rojos y amarillos, corretean felices (porque eso es otra, aquí todos los personajes, del primero al último, sonríen por doquier presumiendo de dentadura Profident) por las plataformas, con su patrón de movimiento establecido naturalmente, te buscarán para destruirte, como Metallica con su primer Álbum, bueno para deshacerte y seguir deambulando por la estancia que se le ha asignado.

.

 Los sapos, van y vienen por su parcela de plataforma, algunas veces se animan a cambiar de lado, y son especialistas en borrarte del mapa gracias a los escupitajos de fuego que sueltan por la boca gracias a su afición por el gazpacho Andaluz aderezado con “Chile Habanero”, bien en la vertical, bien en la horizontal.

.

 Los duendes azules, son especialmente cabrones. Para desplazarse suelen entrar en modo “tornado” para ir a tu encuentro. La jodienda es que mientras están en ese estado deseable, tus bolas de nieve serán más inútiles que un televisor en noche de bodas. También pueden lanzarte una especie de dagas ninja, que harán que tu cuerpo, se evapore como un lapo en una plancha.

.

 Los luchadores de Sumo. Son especialmente asquerosos. Sus almorranas deben ser de ¡órdago! ya que para acabar contigo, las ventosidades que salen de su sucio agujero negro, es puro fuego.

.

Naturalmente que a lo largo de las fases, encontraremos a otros seres vivos de interés culinario para “El Bulli”, pero como todavía nos quedan los jefes finales, para no alargarlo en exceso, lo mejor es que os paséis el juego para ver el resto.

.

Los Personajes: Los malos “Jefes finales”

Al llegar a la décima pantalla de cada fase, nos enfrentaremos al “Final Boss” de turno. Y en esta Nevera, los jefes son para echarlos de comer a parte.

El Hermano Yonki de Espinete:

Una especie de Dragón con mezcla de erizo, sin ningún tipo de escrúpulos. Y a juzgar por el resto de jefes, parece ser la tónica dominante, lo de los escrúpulos digo,  ya que todos y cada uno de ellos te lanzan a sus hijos recién paridos para aniquilarte.

En este caso pequeños Dragones-Erizos, sobrinos de Espinete.


"Espinete diseñado por Marilyn Manson"

2º Sapo Chochomona, con hipertrofia en sus venas salientes, que reproducen bombas con patas y con ojos…pero que aberración es esta!!!


"Sapo Trapo"

3º Los pajarracos con manta hecha de espuma de afeitar. Estos, salvo su plumaje, son normalitos, bueno normalitas, son buenas madres, es decir, que lo que ponen son huevos y extrañamente de ellos no salen grapadoras con tres ojos que escupen lejía, no. Salen, más pajaritos. Debe ser que cuando diseñaron estos jefes finales, los pillaron en periodo de escasez de suministros lisérgicos.


"Los pajarracos con albornoz"

4ª Los cabezones. Sin duda, los enemigos finales más difíciles de todo el juego. Bueno, más que difíciles, tediosos ya que exigen una perfecta concentración en la sincronización y conocimiento de sus movimientos por la pantalla. Si permanecemos constantemente la atención al límite, solo será cuestión de largo tiempo acabar con ellos.

 

"Cabezones"

5º Las dos Caras de piedra. El enemigo final del juego, tremendamente fácil. Lo único molesto son las putas burbujas que te alzan a lo más alto de la pantalla para acabar incrustado en unos mortales pinchos…me alegra saber que al final del desarrollo del juego, la “mierda lisérgica” regresó en abundancia por las oficinas.


"Final boss. En Arcade al menos"

.

¿Y como se juega a esto?


Su mecánica, en pocas palabras: Limpia la pantalla. El juego es una sucesión de pantallas estáticas, donde se distribuyen las plataformas donde deambulan los bichos. Cuando acabamos con todos, ascendemos a la siguiente pantalla, hacia la siguiente balda de la nevera.

Los demonios y sapos intentarán acabar contigo, y tu con ellos, y para eso necesitamos arrojarles bolas de nieve hasta convertirlos en grandes bolas, para después moverla a nuestro antojo y sacudirle una senda patada que acabará con el huésped de la bola y con todo aquel que se interponga en su camino. Lo mejor es ascender por la pantalla con el salto (indicar que no hay salto hacia abajo y para bajar tendremos que hacerlo por los bordes de la plataforma) hasta lo más arriba posible, hacer una bola con un enemigo y arrojarla hacia abajo mientras observamos a cuantos enemigos se lleva consigo.

Eso es lo básico. Pero nos podemos complicar más si queremos.

Este juego está pensado para jugarlo a dobles. Es posiblemente que “Snow Bros” sea uno de los mejores juegos para potenciar la ayuda de un compañero, por lo tanto, la complicidad y compenetración con tu amigo, debe ser perfecta para que la armonía del juego suene a música celestial.

Es un juego fácil de jugar y también fácil de dominar y ahí entra la complicación a la que antes hacíamos referencia, a la estrategia. Ya que si de un solo bolazo, acabamos con todos los enemigos de la pantalla, el juego nos recompensará con una lluvia de “billetes” que siempre vienen bien a la hora de engordar marcador y ego. El cómo idear la forma de hacer perecer a todos, de un bolazo, en todas las pantallas, se convierte en todo un desafío. Por ahí anda un video en “Youtube” de un japonés que ha logrado hacer tal proeza…yo, personalmente en algunas pantallas de los niveles iniciales, me saco los billetitos, ahora, en las fases finales tras derrotar a los Cabezones…eso es otro cantar.


"Billetes caídos del cielo"

Ni que decir tiene que no es necesario hacerlo de esta forma para acabar el juego.

La muerte de un enemigo, implica un premio, deja huella, un presente para nosotros. Pueden ser helados, rico sushi, parentescos de chucherías u otras cosas*, pero lo que todo jugador espera que aparezca y te darás de hostias con tu compañero de juego por conseguirlas primero son: Las pócimas.

Potenciadores para los muñecos de nieve que nos facilitarán la fría vida de cara a los enemigos, y “Boses” finales.

Roja, amarilla, azul y verde. Esta última muy escasa. Sus efectos en nuestros gélidos cuerpos son:

Pócima Roja: La mejor de todas las pócimas. Incrementa nuestra velocidad

Pócima Amarilla: Aumenta el alcance de nuestro lanzamiento de bola de nieve

Pócima Azul: Aumenta el tamaño de la bola de nieve y por tanto su efectividad, un par o tres bolazos y el enemigo se “abola” antes

Pócima Verde: Es mejor que la roja, pero como es escasa y se agota al terminar la pantalla…con ella nuestro muñeco de nieve aumentará de tamaño y podrá levitar a su antojo por la pantalla, buscando enemigos para matarlos con tan solo el roce de su cuerpo serrano.


.

Las pócimas aumentan el ya de por si perfecto y rápido ritmo de juego. Incita a ser ágil y prueba de ello es que si nos dormimos en los laureles, una calabaza con túnica negra hará acto de presencia y soltará fantasmas por los ojos (aquí ya el consumo de droga era patológico), unos fantasmillas que no podemos matar, naturalmente, solo esquivar y saltar. Prueba y toque de atención que nos dice, ¡venga! Rapidito chaval!

*otras cosas que sueltan los enemigos al morir, y esta de forma aleatoria y más escasa aun, son lo que llamábamos el icono del “Acid House”. La cara de nuestros muñecos de nieve en forma de icono, que al ser recogidos, hacía aparecer una especie de albóndigas con ojos, cuatro para ser más exactos, que al convertir en bolas al matarlas una a una, cada una de ellas, nos daba una letra como recompensa, letra que componía la palabra "SNOW", recompensándonos  con una vida extra.

.

Para ir terminando

Aun me queda algo que comentar al respecto. Como las versiones aparecidas para las plataformas de la época, así como las secuelas que tuvo este fantástico juego: Snow bros 2 y Snow Bros 3…no igual de brillantes, pero necesaria su presencia.

Pero para no extenderme más en la de ya por si extensa entrada, lo dejaré para una segunda parte que completará a ésta.

De modo que hasta la segunda parte.


"¿Game over? aun no..."

.



Quizás te interesen estos análisis de Arcade:





By Baito100 – Orgullogamer. Desde 1990, hacienda bolas de nieve a mansalva.

Entrada Destacada

Etiquetas

007 (5) 16 bits (10) 2K Games (4) 3DS (10) 8 bits (20) Actores de doblaje (2) Aladdin (2) Alan Wake (2) Alien (7) Alone in the Dark (2) analisis (17) Análisis (72) analisis Flashback (2) analisis snow bros (2) años 80 (10) aplicaciones android (5) Apple (3) Arca perdida (4) Arcade (28) arte (10) artículo (36) articulos (22) Artículos - Especiales (172) aventura gráfica (15) Aventuras Gráficas (24) AVGN (1) Axl Rose (2) Batman (8) Bethesda (6) Bioshock Infinite (7) Blizzard (7) capcom (13) Carreras (8) ciencia ficción (3) Cine (101) Commodore 64 (3) consolas de nueva generación (4) Crysis (6) curiosidades videojuegos (4) David Hasselhoff (2) Desarrollo Independiente (15) Diablo (5) Diablo III (4) Double Dragon (2) Easter Eggs (3) El Señor de los Anillos (3) Emuladores (14) emuladores online (5) españoles en los videojuegos (1) Estrenos (1) experimento (2) F1 (6) facebook (5) Fernando Alonso (2) Fx Interactive (4) George Lucas (14) Golden Axe (4) Guns N' Roses (2) Halo (18) Harry Potter (3) hero quest (4) Hobbit (3) Humor (27) Id Software (4) Impresiones (7) Indiana Jones (13) juego de tronos (4) Juegos de mesa (8) Juegos de motos (4) Juguetes de Navidad (2) La Posada del Spectrum (14) Literatura (10) Los Recreativos de mi Pueblo (11) mass effect (9) Master System (6) megadrive (36) Michael Jackson (2) monkey island (16) Mortal Kombat (7) orgullofriki (2) Orgullogamer FM (3) Parecidos casi razonables (31) PC (76) Philip K Dick (3) PS3 (21) PS4 (48) Quien te ha visto y quien te ve (4) Rarezas (6) regalos (42) retro (159) retro games (46) Robert Downey jr (2) Ron Gilbert (7) salones recreativos (9) Shadow of the beast (3) Sherlock Holmes (3) Skynet (2) Star Wars (29) steam (17) Street fighter II (7) street of rage (3) Super Mario Bros (10) super nintendo (23) Templo Maldito (4) Toki (2) Última Cruzada (4) videojuego (113) Videojuegos de Indiana Jones (4) Videos que me traumatizaron (19) xbox 360 (33) Xbox One (40)

Entrada recomendada