Buscar en Orgullogamer

Funny Games

Posted by Mario Roda On miércoles, 28 de septiembre de 2011 5 comentarios


AVISO: El autor de la entrada se ha despachado a gusto, destripa y "spoilea" la película a base de bien. De modo que si no la habéis visto y tenéis intención de hacerlo no sigáis leyendo. Avisados quedáis.


Funny Games. (Austria) 1997. Michael Haneke


 Hoy os voy a hablar de una película que no deja indiferente a nadie, que causa en el espectador sentimientos enfrentados pero con un nexo común en todos ellos que deriva a lo desagradable, un manjar que todo amante del cine debe probar sabiendo de antemano que se le va a atragantar. Una temática difícil de encarar y llevar a la pantalla por su extraña rareza macabra, que no es del agrado de la mayoría, y me gustaría decir de la totalidad de sus espectadores, pero los psicópatas también ven cine, que le vamos a hacer, pero que sin lugar a dudas debe ocupar su sitio como manifestación artística: la violencia.



Como encarar uno semejante película. Empezaremos por su argumento, tomándolo prestado de filmaffinity y rematando la faena nosotros:


“Acaban de empezar las vacaciones. Anna, Georg y su joven hijo Georgie parten para su bonita casa a orillas del lago. Fred y Eva, sus vecinos, han llegado antes que ellos. Las dos parejas quedan para una partida de golf al día siguiente. Hace buen tiempo. Mientras padre e hijo tratan de colocar los aparejos del velero, Anna prepara la cena. De repente aparece Peter, un joven muy educado, huésped de los vecinos, que viene a pedir que le preste algunos huevos porque a Eva no le queda ninguno. Anna se apresura a dárselos, cuando de pronto se pregunta cómo ha podido entrar Peter en la casa. El joven le explica que Fred le ha enseñado un agujero que había en la cerca…”


A partir de aquí las cosas se van tornando extrañas. Lo que aparenta ser pura cordialidad y lógica de los actos se torna en pesadilla desquiciante, es aquí donde empieza el juego, ¿divertido?...


Los protagonistas de la cinta revelan poco a poco sus verdaderas intenciones, importa poco los huevos o cualquier otra maldita cosa que hubieran pedido a sus víctimas, simplemente formaba parte del plan, que no es otro que entrar en casa ajena y granjearse la confianza de sus huéspedes, al principio al menos, ya que poco pueden importar las formas cuando la cordialidad da paso al secuestro. Primera parte del juego.


Creando ansiedad en sus secuestrados, poco a poco Paul, uno de los macabros secuestradores de esta extraña pareja, va revelando a Anna, Georg e hijo que hoy es el último día de sus felices vidas. Segunda parte del juego.


Finalmente cumplen lo prometido y acaban con la familia. Tercera pero no última parte del juego, luego retomaremos el final del mismo.


Personajes: Paul y Peter.



De ellos sabemos que son dos amigos que durante su periodo vacacional se dedican a secuestrar a familias, torturarlas y asesinarlas en lo que ellos consideran divertimento veraniego. Supongo que no basta con ir a Ibiza en verano, o de viaje por América o Europa, eso es nivel pasado, de modo que deciden tener experiencias más fuertes. Supongo. ¿Por qué a todos los locos hijos de puta cuando se les va el cable, les da por dedicarse a la carnicería humana y no a…no se confeccionar catedrales con palillos?


Me decanto a pensar que los auténticos protagonistas de la película, no es  la familia “feliz”, personaje en sí con el que el espectador se identificará de seguro, sino más bien los psicópatas Paul y Peter. “Malos” de película más difícil (diría imposible) de sentirse identificado que por ejemplo otros “malos” con los que sí empatizamos como los Corleone. Con esto empiezas a poner nerviosa a la gente como director.


 Observando sus actos y título del filme, nos preguntamos, ¿cómo una mente racional llega a tener esos pensamientos? y peor aún llevarlos a la práctica. ¿Consideran realmente la situación de secuestro con tortura y asesinato, como algo Divertido?


Aparentemente y en sus formas se trata de unos individuos de los que podemos deducir que han tenido o tienen (por encontrarse en periodos de vacaciones y por su edad) una formación universitaria o al menos estudios superiores. Una buena, como se suele decir de forma coloquial, educación. Confirmada por su buen trato y su correcta expresión hacia sus víctimas en un principio.


 La educación formal o institucional ha podido cumplir con su papel de forma perfecta, ¿luego que ha fallado?


¿Quizás es la sociedad la culpable de crear individuos así? …


¿Los padres? Son los padres los responsables de no inculcar una mínima sensibilidad y condición moral a estos dos hijos de mala madre, socializarlos de forma medianamente correcta para formar parte del todo, sin caer en borreguísimos naturalmente, consiguiendo su individualización, su yo.


Creemos que éste no es el caso.



¿Son todos responsables menos ellos de la mala conducta que ellos llevan? De ser así los llevaría a una preocupante resolución: que son seres sin alma, conciencia, decisión y responsabilidad. Que no son dueños de sus actos porque todos y todo lo demás los han condicionado, y eso alguien con un mínimo de inteligencia no podría asumir.


En resumidas cuentas nos lleva a una actitud inmadura, infantil de “todos tenéis la culpa menos yo” para escurrir el bulto y justificarse.


Aún hay un caso peor, el no ser consciente o tener sentimiento de culpa por los actos, como el de nuestros amigos, caso ya de patología psíquica sin duda. A veces todo lo citado, sociedad, educación, familia o formación, han sido ejemplares y el resultado son nuestros protagonistas Paul y Peter.


¿Qué ocurre entonces? ¿Cuál es el porqué de su forma de actuar? Si yo tuviera la respuesta abriría un gabinete Psicológico, aunque en psicología si hay respuestas de las cuales ninguna me han convencido, ya que más que dar respuestas lo que hacen es describir el problema, de modo que me quedo con la metáfora del señor Sigmund:


Sus conductas están contagiadas por lo que Freud denominaba  “Thánatos” que resumiendo y citando otra película: “No hay explicación para determinadas conductas, hay gente que solo quiere ver arder el mundo”


De sociología y psicología podríamos estar hablando eones, pero esto es el análisis de una película, de modo que continuamos



Anna, Georg y su joven hijo.


La familia aparentemente feliz que va a su chalet de verano a pasar unas vacaciones, de camino hacia la casa se encuentran con sus vecinos y unos extraños invitados (nuestros amigos), perciben algo extraño cuando hablan con ellos pero no le dan mayor importancia. Una vez en su casa, aparece Peter, explicando que es amigo de sus vecinos y pide a Anna si por favor sería tan amable de prestarle unos huevos…la cosa se complica y acaba como ya sabemos, el marido herido junto a su mujer e hijo prisioneros de su casa, casa que también será su tumba.


Como se llega a esa situación de víctima con unos agresores aparentemente inofensivos, de hecho ninguno de los dos psicópatas hubiera supuesto problema alguno a los puños de Georg. Volviendo a la psicología podríamos decir que se trata de un caso de “Indefensión Aprendida” con la que, sea cual sea el caso al que nos enfrentemos, la mente va esperar siempre una mejora en su situación.


Viktor Emil Frankl(*), tiene ensayos al respecto en su estudio del holocausto judío en la II Guerra Mundial a la pregunta de ¿por qué no se revelaron? Ellos eran más podrían haber acabado con los soldados de los campamentos de prisioneros. Es algo complicada el desarrollo de la idea y como dije esto no es una clase de psicología, el opresor nunca revelará la intención de matarte, por lo que va minando tu ser poco a poco, y es la victima la que espera que eso último que han hecho con ella es el final y no van a llegar a más, lo que no sabe es que eso último puede ser el principio de la estrategia seguida por el criminal, nunca piensa en la muerte, ya que en toda esta macabra estrategia mortal, la víctima siempre piensa que es indispensable y por tanto innecesaria su muerte. Es algo más complejo que este ejemplo que voy a poner: Si metemos la mano en una olla de agua hirviendo nuestra reacción será muy clara: retirarla como el rayo, si por el contrario el agua está fría y poco a poco la van calentando pueden ocurrir dos situaciones, que te abrases vivo la mano o que cuando ya no aguantes más la retires y actúes con violencia al responsable de calentarla.


Y nuestra familia, ningún miembro de ella retiró la mano al abrasarse?...curiosamente el niño. El niño escapa a pedir ayuda a los otros vecinos, desafortunadamente para darse cuenta de que también están muertos. Peter se queda en casa con el marido, mientras que Paul sale con la mujer en busca del vástago. Con la casualidad que estando ambos al pie del rio otra familia de vecinos se acerca y entabla conversación con Anna, presentando a Paul como “amigo” previa amenaza por parte de él antes de llegar los nuevos vecinos. Anna comprende la situación en ese momento, hace escasas horas presenció esa escena pero aquella vez era ella la que se acercaba…Paul tiene pues nuevas víctimas…Cuarta parte del Juego.



El espectador


También es personaje de la película. Es el que observa y desespera, el que entona ¡¡si a mí me hiciera eso haría tal cosa!!. El que siente impotencia y miedo al pensar que puede ocurrirle a él, ya que “los malos” en esta ocasión no son lo que se dice estereotipos del mal, no están definidos por su apariencia como puede estarlo un uniforme Nazi o un Orco de Moria. No se los ve venir.


El espectador intenta racionalizar lo que ve, busca la lógica de lo que acontece, intenta clasificarlo para obtener un orden pero escapa a su control para su desesperación y solo le queda sentir ese leve escalofrió desde la cabeza a los pies.


El director pues no sólo dirige a sus actores, también a sus espectadores, rompiendo la cuarta pared en una escena en la que nos muestra como hubiéramos querido que acabara la película, de pronto Paul rebobina con su mando la escena, dándonos el director en ese momento una bofetada de irrealidad diciéndonos “tal vez así lo hubieras querido tú, un final más de Hollywood en la que el bueno aprovecha un despiste del malo y pone la balanza a su favor, pero no…de eso nada, ésta es mi historia y va acabar como yo diga te guste o no” De algún modo rompe los esquemas marcados por otras películas semejantes, haciendo ésta particularmente única en su género.


Hablábamos antes de la Violencia de la película como forma de expresión. Un aspecto del género humano que no todos pueden comprender cuando se manifiesta de forma artística y que sólo una mente “sana” sabrá observar, canalizar y reflexionar sin aplicarlo a la realidad ni confundiendo ambas dimensiones: “la ficción de la no ficción”. Cuando el arte trata la violencia se debe considerar de igual modo que cuando trata del amor, es una expresión, no un manual del ciudadano. Idiotas seríamos de no considerar que tratándose de violencia, la única reacción lógica es el rechazo absoluto, y cuando te obligan a verlo en forma de película es natural que el espectador se sienta incomodo, de no ser así insistiré en una revisión médica de sentimiento. Pero eso no es causa o motivo para repudiar la película por su violencia. Algo parecido opino de la Naranja Mecánica de Stanley Kubrick, supo manifestar de forma artística la violencia y que sin duda el director de Funny Games ha tomado buena nota de ella.


No es de extrañar que los personajes de Funny Games vayan ataviados con los mismos ropajes que los Drugos.


Para ir terminando


Versiones de la película.


La original data de 1997, pero en el 2007 Michael Haneke volvió a rodarla esta vez con actores Americanos como Tim Roth en el papel de Georg, en lo que se puede llamar, no remake si no calco plano por plano de la original Austríaca.


"Paul en su versión Yanqui...nos quedamos con Arno"


Mi recomendación: que veáis la original de 1997 y os olvidéis de la nueva. La fuerza en pantalla que tiene Arno Frisch, con ese tono y esa cara que pone de cretino, hijo de puta, universitario aburrido es inimitable por muy calcados que estén los planos en la nueva versión.


Como ya dijimos una película que como buen amante del cine, debéis de ver una vez al menos en vuestra vida.


(*)Nota. Puntualizar que Viktor E. Frankl no desarrolló la teoría de "Indefensión" yo, cito al autor como paralelismo entre las víctimas de los campos y la familia. Evidentemente no se puede comparar los millones de muertos en los campos con tres personas, pero en estadística siempre se toma una muestra que en este caso son los tres


By Mr Hyde - Orgullogamer. Desde el oscuro sótano de mi mansión.

5 comentarios:

sabika dijo...

Muy acertado el comentario sociológico. Además Haneke destruye con esta película el costumbrismo de las películas de terror y suspense de Hollywood de a partir de los 70-80-90. Rompe todas sus premisas y recursos repetitivos en su narrativa.
La película es muy dura, hay que verla en días en los que uno esté fuerte. Ya es posible que, pasen meses antes de querer si quiera contar el argumento a algún amigo. Pero al verla una segunda vez (varios años más tarde de la primera) se valora mucho más su calidad argumental. Por cierto: magníficos actores todos.

baito100 dijo...

Muy cierto. Yo cuando la vi me quedé bastante mal, eso si no podía dejar de mirar la pantalla, no me perdía ni un solo plano pero es así. La he visto una vez como tu sabes, y de momento creo que la segunda revisión la dejare para más adelante, ya que como marca tanto, no he olvidado ni una sola de las tomas que tiene la película. Por cierto. Yo también recomiendo la original.

sone dijo...

Yo dejo constancia de que veré la peli. He leído poco, hasta las sensaciones desagradables, y ese morbo masoquista de pasar un mal rato que, a todos, como espectadores, nos atrae. No he leído más (que se agradece el aviso de spoiler) para ver por mí mismo qué me encontraré.

Si no tardo mucho en verla volveré aquí a valorar esas impresiones.

baito100 dijo...

Yo la he visto. Pero sólo una vez y no quiero volver a verla. Aunque estoy bastante de acuerdo con lo que dice el señor Hyde

Funny Games | El sótano de Mr Hyde dijo...

[...] Mr Hyde – Desde el oscuro sótano de mi mansión. También publicado en orgullogamer [...]

Publicar un comentario en la entrada

Entrada Destacada

Etiquetas

007 (5) 16 bits (10) 2K Games (4) 3DS (10) 8 bits (20) Actores de doblaje (2) Aladdin (2) Alan Wake (2) Alien (7) Alone in the Dark (2) analisis (17) Análisis (72) analisis Flashback (2) analisis snow bros (2) años 80 (10) aplicaciones android (5) Apple (3) Arca perdida (4) Arcade (28) arte (10) artículo (36) articulos (22) Artículos - Especiales (172) aventura gráfica (15) Aventuras Gráficas (24) AVGN (1) Axl Rose (2) Batman (8) Bethesda (6) Bioshock Infinite (7) Blizzard (7) capcom (13) Carreras (8) ciencia ficción (3) Cine (101) Commodore 64 (3) consolas de nueva generación (4) Crysis (6) curiosidades videojuegos (4) David Hasselhoff (2) Desarrollo Independiente (15) Diablo (5) Diablo III (4) Double Dragon (2) Easter Eggs (3) El Señor de los Anillos (3) Emuladores (14) emuladores online (5) españoles en los videojuegos (1) Estrenos (1) experimento (2) F1 (6) facebook (5) Fernando Alonso (2) Fx Interactive (4) George Lucas (14) Golden Axe (4) Guns N' Roses (2) Halo (18) Harry Potter (3) hero quest (4) Hobbit (3) Humor (27) Id Software (4) Impresiones (7) Indiana Jones (13) juego de tronos (4) Juegos de mesa (8) Juegos de motos (4) Juguetes de Navidad (2) La Posada del Spectrum (14) Literatura (10) Los Recreativos de mi Pueblo (11) mass effect (9) Master System (6) megadrive (36) Michael Jackson (2) monkey island (16) Mortal Kombat (7) orgullofriki (2) Orgullogamer FM (3) Parecidos casi razonables (31) PC (76) Philip K Dick (3) PS3 (21) PS4 (48) Quien te ha visto y quien te ve (4) Rarezas (6) regalos (42) retro (159) retro games (46) Robert Downey jr (2) Ron Gilbert (7) salones recreativos (9) Shadow of the beast (3) Sherlock Holmes (3) Skynet (2) Star Wars (29) steam (17) Street fighter II (7) street of rage (3) Super Mario Bros (10) super nintendo (23) Templo Maldito (4) Toki (2) Última Cruzada (4) videojuego (113) Videojuegos de Indiana Jones (4) Videos que me traumatizaron (19) xbox 360 (33) Xbox One (40)

Entrada recomendada